Nicaragua

Bancada Sandinista rinde homenaje al Compañero Jacinto Suárez en primer aniversario del paso a otro plano de vida

En el acto se develó una pintura con el retrato del legislador desaparecido físicamente y al finalizar se colocó una ofrenda floral

Bancada Sandinista
Bancada Sandinista |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) rindió homenaje este miércoles al diputado Compañero Jacinto Suárez en ocasión del primer aniversario de su paso a otro plano de vida desde las oficinas de la Comisión de Asuntos Exteriores.

En la ceremonia su viuda Jilma Pérez Cassar comenzó su intervención parafraseando al poeta cubano José Martí cuando expresara “la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”.

De igual modo, agradeció a la bancada por organizar la conmemoración “a un año de la partida de Jacinto y no hay duda de que él estaría muy contento de vernos en esta actividad con ustedes y sus compañeros de lucha, con la que él se comprometió y trabajó incansablemente a lo largo de más de 50 años de su vida”.

Pasó un año de su desaparición física “y aun cuando me embarga la tristeza y nostalgia después de compartir con él toda una vida, me lleno de fortaleza y siento orgullo y satisfacción de su legado por el deber cumplido”.

“Con él terminé de aprender la importancia de la lealtad”, manifestó Jilma quien resaltó la fidelidad de su esposo con el pueblo de Nicaragua y sus ideales sandinistas.

“Jacinto fue un hombre de gran corazón y solidario, defendió con valentía y tesón todas las causas nobles de la humanidad, fue siempre un revolucionario en el mejor sentido de la palabra”, dijo.

Recordó, a su vez, que su esposo vivió siempre para la Revolución Sandinista resistiendo con entereza todas las pruebas a que son sometidos los combatientes revolucionarios como él.

Tras su alocución, el jefe de la bancada sandinista Edwin Castro recordó que Jacinto “con sus enseñanzas y su ejemplo de lucha, su legado revolucionario sigue y seguirá presente” al tiempo que destacó que pertenecía a la generación de los 60 la cual tuvo una marcada presencia histórica en un proceso de lucha contra la dictadura somocista.

Rememoró que a la edad de 15 años, Jacinto entró a militar en el Frente Sandinista de Liberación Nacional y como él mismo diría (cita de escritos del legislador): “¿Quién nos reclutó?, nosotros, anduvimos buscando al FSLN hasta que lo encontramos y empezamos a trabajar con él”.

Recordó que a partir de ese momento (cuando contacta al FSLN) desarrolla luchas estudiantiles, gremiales, políticas de la época hasta 1977 año en que es capturado.

Esa captura tuvo lugar después del fracasado asalto a la pasteurizadora La Perfecta donde perdió la vida el militante Selim Shible Sandoval.

Como consecuencia de esa acción Suárez pasó siete años en la cárcel en la que fue sometido a constantes torturas, compartiendo cárcel en ese entonces con Daniel Ortega, Manuel Vallecillo, Lenin Cerna, entre otros.

Precisó Castro que la cárcel, lejos de hacerlo claudicar, desarrolló en él un espíritu de optimismo sobre la victoria contra el somocismo y después de su liberación en 1978 ejerció como representante oficial del FSLN en La Habana.

En 1979 desempeñó tareas de logística en Costa Rica y Panamá y a partir del triunfo de la revolución y hasta su muerte “fue un trabajador constante, permanente y sin descanso”.

Suárez se desempeñó como oficial ayudante de la Comandancia General del Ejército Popular Sandinista, viceministro de Relaciones Exteriores, Embajador en la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), Comandante del Ministerio del Interior desempeñándose como Segundo Jefe de Contrainteligencia y Jefe de Inteligencia Nacional.

Ejerció, además, el cargo de Presidente y Vicepresidente del Parlamento Centroamericano (Parlacen) así como de Secretario de la Junta Directiva de ese foro regional y hasta el día en que dio el paso a otro plano de vida se desempeñó como Secretario del Departamento de Relaciones Internacionales del FSLN.

Fue diputado propietario y Presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional.

Edwin también rememoró que en los tiempos que estuvo en el Ministerio del Interior conoció a quien fue su compañera de vida Jilma Pérez Cassar.

“Jacinto siempre fue leal con el ideario y líneas de trabajo del FSLN, Jacinto el locutor, el laboratorista y sobre todo revolucionario nos dejó un legado de práctica revolucionaria que nos guía en nuestro trabajo diario”, puntualizó el ingeniero.

En el acto se develó una pintura con el retrato del legislador desaparecido físicamente y al finalizar la bancada sandinista junto a miembros de la estructura partidaria en la Asamblea Nacional colocaron una ofrenda floral en Sierras de Paz donde descansa.
mem/lvr

también te puede interesar