Nicaragua

La mujer es un factor determinante en miles y miles de familias, destacó el Presidente Daniel Ortega

El Presidente-Comandante Daniel Ortega resaltó el papel de la mujer nicaragüense en todas las actividades productivas y económicas del país

acto de conmemoración por el Día Internacional de la Mujer
Acto de conmemoración por el Día Internacional de la Mujer |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, y la Vice Presidenta, Compañera Rosario Murillo, encabezaron este lunes 8 de marzo el acto de conmemoración por el Día Internacional de la Mujer.

Durante su alocución, el Comandante Daniel resaltó el papel de la mujer nicaragüense en todas las actividades productivas y económicas del país, así como los logros alcanzados con el apoyo de ellas desde el año 2007.

«Miles y miles de familias en que la mujer es un factor determinante y luego la mujer en estas actividades; es cierto, las muchachas acompañando esas actividades productivas con las familias, incluso en las ciudades (…), pero a la vez estudiando, hay que reconocer el esfuerzo de las familias y de los jóvenes que vienen de esos hogares humildes, con ingresos que son realmente ajustados (…) pero de ahí salen jóvenes que llegan de la escuela a la secundaria, y de la secundaria a la universidad», destacó.

El Presidente de Nicaragua recordó cómo antes se cerraban las puertas del estadio a las familias más pobres, porque los «gobiernos neoliberales, que son los mismos que trajeron a William Walker, a los invasores yanquis, son los mismos; basta leer un poquito de historia y vamos a ver ahí los nombres de los partidos, liberales y conservadores, y en manos de quién, en manos de una oligarquía, partidos al servicio de los ricos, en tiempos en que los pobres no tenían derechos ni a la educación ni a la salud».

Y en todas esas luchas por esos derechos, dijo, ahí estaban las mujeres, «que no alcanzaban todavía en los derechos, que ni siquiera existían tampoco esos derechos en los países desarrollados, en los países ricos, lo que le costó a las mujeres en los Estados Unidos de Norteamérica, que dicen ser la mayor democracia de la historia, lo que les costó a las mujeres el derecho de trabajar en las fábricas».

«Y al final lograron, luchando, ganarse el derecho de laborar junto con los hombres. No tenían derecho a votar, en todos estos países no tenían derecho a votar las mujeres y se presentan como los grandes demócratas. Y lo que tuvieron que luchar las mujeres por alcanzar ese derecho al voto», agregó Daniel.

El Presidente de la República rememoró el colonialismo y la esclavitud que promovían en Estados Unidos, país que «no es más que Europa robando territorio en Nuestra América, asesinando a nuestros antepasados, a los verdaderos dueños de este territorio».

Aseveró que Estados Unidos tiene una sociedad en que el racismo sigue vivo todavía y que las mujeres son víctimas de ese sistema, y que esta potencia a como países de Europa que se dicen ser demócratas y transparentes, no tienen ninguna moral para juzgar a las naciones de América Latina.

«De qué les sirve tanta riqueza y tanta cultura si ahí se cometen los mayores crímenes contra las mujeres, contra los niños, igual en Europa, todos los días asesinan mujeres ahí. Pero claro, como es Europa o Estados Unidos, no se rasgan las vestiduras, ahí se cometen más crímenes de los que se cometen en Nicaragua por ejemplo», indicó el Presidente.

«Y estos crímenes (…) que tienen que ver con esa cultura dominante, prepotente, machista no ha logrado ser todavía arrancada de raíz», prosiguió.

A la mujer no hay que maltratarla ni con el pétalo de una rosa, pero hay conductas machistas en nuestra patria que debemos erradicarlas, y no haciendo una guerra, la idea es hacer conciencia y no olvidar que somos hijos de la mujer, que existimos gracias a la mujer, manifestó.

En esa línea, habló del feminicidio y de cómo Nicaragua amplió sus condenas para castigar todo acto de crimen horrendo contra cualquier ser humano, en busca de una convivencia más pacífica.

Hay casos en los que se aplica la pena máxima, más allá de los 30 años, para quienes han cometido crímenes horrendos, aseguró el Presidente Daniel antes de advertir que “solo tomando conciencia entre hombres y mujeres” se pondrá erradicar la violencia de género.

«Crímenes horrendos, como torturar a una persona en la vía pública, y luego quemarla, y antes de quemarla, quitarle la ropa, pintarlo y hacerlo correr desnudo (…) y todo eso filmarlo; solamente los cobardes y criminales, eso se llama terrorismo en el mundo, por eso también se han hecho reformas para que se castiguen con penas mayores ese tipo de crímenes», indicó el Presidente.

Daniel señaló también sobre cómo en los países desarrollados existe una represión contra quienes buscan hacer valer sus derechos, atropellando a quienes quieren expresar su voz en contra del sistema que existe en su país, como cantantes en países europeos.

«Aquí no caemos en eso, aquí hay libertad de expresión, pero vienen los yanquis y dicen que no hay libertad de expresión y sacan comunicados diciendo que no hay libertad de expresión, aquí cualquiera dice lo que quiere, en sus redes, en sus páginas, cualquier barbaridad dicen; allá los meten presos», refirió Ortega.

Más adelante se refirió al trabajo de la Policía Nacional en su misión de proteger a la ciudadanía, especialmente a las mujeres. «Queremos llenar el país de delegaciones de policías, encabezadas por compañeras policías, para que esas Comisarías de la Mujer contribuyan, antes que se produzca la desgracia, a evitarla», subrayó.

Nicaragua, en medio del terrorismo golpista de abril, en medio de la pandemia de la Covid-19, siguió en la ruta del desarrollo gracias a la mujer nicaragüense, eje en el hogar y pieza fundamental en el orden económico y social, refirió.

Justo por ello resaltó que esta es una fecha (el 8 de marzo) que se conmemora en el mundo. Un homenaje bien merecido para quien es madre y padre, trabaja sin cesar y conoce las realidades de nuestro país.

En su discurso, el Comandante Daniel se refirió a los programas sociales ejecutados a lo largo de estos años en beneficio de las familias, como las reformas agraria y urbana, así como la entrega de viviendas a los pobres “que es lo que merece el pueblo”.

Igualmente, destacó cómo el desarrollo de Nicaragua no cesó en medio del bloqueo, en medio de la guerra, de los combates recientes.

Asimismo, destacó los esfuerzos para mejorar la seguridad del país, tanto en fronteras, como zonas en rurales y urbanas, reforzando la infraestructura policial, mejorando las condiciones del ejército e implementando estrategias que aseguran a las personas y los bienes en todo momento.

Hay que seguir luchando, apuntó el Presidente Daniel, en tanto señaló el despliegue de delegaciones de policías, comisarías de la mujer y entidades para defender los derechos del pueblo, de las mujeres, de los campesinos, los pobres, de todos.

En el Día Internacional de la Mujer, Daniel elogió a esas madres que han asumido la tarea de ambos progenitores para sacar a sus hijos adelante, a las trabajadoras que han marcado cada sector de nuestra sociedad y que actualmente ostentan una alta representatividad desde los altos puestos de gobierno hasta las diversas esferas de desarrollo.

La comunidad internacional reconoce el trabajo que se ha logrado en Nicaragua en favor de los derechos de la mujer, pues de estar en los últimos lugares nuestro país figura en el quinto lugar a nivel mundial en cuestiones de equidad y los espacios de participación de las mujeres, expresó.

En tal sentido detalló que en el Gabinete de Gobierno existen 9 mujeres ministras, de un total de 16 ministros, lo que representa el 56.25%, «un poco más que los varones», en el área de la educación el 73% son compañeras y en el sector salud representan el 64%.

Asimismo, apuntó que el 34.3% son mujeres en la institución de la Policía y en la Contraloría General de la República de 8 miembros, 4 son mujeres, lo que representa el 50%, lo cual demuestra que este es un Gobierno que apuesta por la equidad y los cargos los ocupan mujeres y hombres no proceden de la oligarquía.

En otro momento de su mensaje, el Presidente Comandante Daniel recordó cómo con espíritu democrático, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional abogó siempre por el proceso eleccionario, y a la cuarta oportunidad alcanzó el poder, recordó Daniel, en tanto destacó la dignidad de nuestra fuerza política «que no le gusta someterse a los que digan los imperialistas”.

“Llegamos al 2007, ganamos las elecciones, pero eso no fue del agrado ni de los yanquis ni de los europeos, que siempre apuestan por la fuerza oligárquica, ¡pero no pudieron evitarlo!», evocó el dignatario.

Aquí estamos, recorriendo el último año del tercer período de elecciones que hemos ganado de forma consecutiva, y las obras están a la vista, apuntó Daniel, quien resaltó el arduo trabajo defendiendo los derechos de la juventud, la niñez, los discapacitados, las mujeres y el pueblo en general, entregando sillas de ruedas, alimentos, casas, títulos de propiedad o llevando la salud a las comunidades.

“El Ministerio de Salud lleva el hospital al barrio con equipos modernos, y la gente está contenta, porque le miden la vista, atienden a los niños”, es una opción que a la par de los centros hospitalarios nacionales y departamentales, garantiza el bienestar de la población con las clínicas móviles, explicó.

“No hemos dejado de construir viviendas en medio de la pandemia, no hemos dejado de desarrollar iniciativas de todo tipo, capacitaciones, construir calles y casas”, apuntó el Presidente de la República.

En el acto participaron la Ministra de la Mujer, compañera Jessica Padilla; la Ministra de Educación, compañera Miriam Ráudez; la Presidenta de Inifom, compañera Guiomar Irías; la Ministra de Salud, doctora Martha Reyes; la Vicepresidenta de la Asamblea Nacional, compañera Maritza Espinales y la Procuradora General de la República, compañera Wendy Morales.

ale/niv/lab/jos

también te puede interesar