Nicaragua

Montaña y vegetación en El Cuá

Los amantes de la naturaleza y las vacaciones en activo adoran lugares como El Cuá, entre montañas y con la vegetación perfecta

Cerro Kilambé
Cerro Kilambé |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

En los viajes por Nicaragua uno de los puntos fuertes precisamente está en los trayectos de naturaleza, con largas caminatas que adoran los amantes de las vacaciones en activo, algo que podemos cumplir a la perfección en El Cuá.

El Cuá es un municipio del departamento de Jinotega y tiene una población que sobrepasa los 60 mil habitantes, y una superficie de 637 kilómetros cuadrados.

Por demás, es la cabecera municipal con una población urbana de nueve mil personas, poco más. Su altitud es de 600 metros sobre el nivel del mar- msnm y dista 255 kilómetros de la capital de Managua .

Limita al norte con Wiwilí y San José de Bocay, al sur con El Tuma – La Dalia y Rancho Grande, al este con Waslala y Siuna, y al oeste con Santa María de Pantasma y Jinotega.

Presenta un relieve accidentado con áreas montañosas de abundante vegetación, alturas muy variables que van de los 300 metros sobre el nivel del mar-msnm (río Coco), hasta superiores a los mil 745 msnm en el macizo de Peñas Blancas y el cerro de Kilambé.

Posee numerosos ríos de caudal permanente, con alto potencial para la generación de energía hidroeléctrica, abundantes especies de peces y crustáceos que forman parte de la dieta alimenticia de la población.

Por su caudal y longitud se destacan los ríos Cuá, Gusanera, Bocay (navegable), Lakus y el río Coco o Segovia en su cuenca alta, que sirve de línea fronteriza internacional entre Nicaragua y Honduras.

El área tiene un clima de sabana tropical, con temperaturas que oscilan entre los 24º y 25ºC y precipitaciones abundantes entre mil 600 a dos mil milímetros- mm anuales, la estación en el periodo de invierno dura aproximadamente unos ocho meses y el resto es estación seca.

La actividad económica y productiva más importante del municipio es la agricultura; existen alrededor de cuatro mil propietarios de tierras, la mayoría son pequeños productores.

Inicialmente se conoció al municipio con el nombre de Distrito de Bocay y tuvo sus primeros pobladores indígenas procedentes de un tronco racial antiquísimo, los caribiés, conocidos siglos después como Chontales o Pueblo Extranjero.

Por todo ello, el lugar es atractivo para los viajeros que además pueden enriquecer su conocimiento sobre Nicaragua mediante el diálogo con los pobladores y apreciar sobre todo la naturaleza del entorno.
mem/rfc

también te puede interesar