Nicaragua

En Japón, Furuya; en Nicaragua, “furuyero”

El apellido del excepcional pitcher del 72 derivó en un “nicaraguanismo”, causado por la enorme admiración a ese gran lanzador japonés del siglo pasado

Hideo Furuya
Hideo Furuya. Foto tomada de Ecured (Nuestro agradecimiento) |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Lejos estaba aquel especialista en lanzamientos “submarinos”, integrante del equipo nacional de Japón, Hideo Furuya, que participaba en el Campeonato Mundial Amateur de 1972 en Managua, de imaginar siquiera que su apellido seguiría sonando y resonando en la tan lejana Nicaragua.

En el mundial del 72 cautivó a la afición con cada lanzamiento; con su forma de hacerlo, y con la manera de dejar en el camino a muchos, muchísimos, bateadores; Hideo Furuya podía parecer único; deslumbraba. La fanaticada lo aplaudía, lo mentaba; los niños y los no tanto trataban de imitarlo. Y allí pudo quedar un apellido japonés. Solo eso.

Pero ya no sería igual, en el corazón de Centroamérica, el apellido Furuya; aunque se tratara de aquel pelotero famoso, Hideo Furuya. Casi 50 años después, su apellido se escucha en muchos lugares de nuestro país. Pero como decimos, ya no es lo mismo; porque derivó, en el habla popular, en furuyero; ¿y qué es un furuyero?; nada más y nada menos que alguien que “hace furuya”. ¿Cómo será entonces hacer furuya?; hacer como el lanzador japonés: que crean que lanzará de una manera, pero engañará, legalmente, y lo hará de otra. En el habla popular tan creativa del nica, solemos decir también, “cuidado me jugás furuya”, para dar a entender lo mismo.

De allí también deriva eso de “cuidado con este, que es furuyero”; o “con vos, que sos pura furuya”. Y debe tener otras acepciones; perdón, otras decisiones ajenas al pensar y decir popular. Y no es cuento. Porque la Real Academia Española se interpuso en el camino y decidió que la palabra furuya, para este caso, no existe. Y decidió que, en Nicaragua es “furulla”. Si, no se asombren, hasta en esto opinan los ilustrados lingüistas académicos. Así está escrito:

“furulla Nic. f. Nic. (‖ engaño, mentira).”; lo que traducido es: f.:femenino, Nic.: Nicaragua. Y la palabra “furulla” que es enredo, y equivale a “engaño, mentira”.

Y tan lindo que veníamos, pero… no importa, igual seguiremos homenajeando a ese gran pitcher japonés, y a su generoso y hermano país, Japón.

Mientras, a mi no me digás nada. Quejate a la Academia Española. No te metás a clavos, ni andés claviando; si crees que los de la Academia son “pura furuya” escribiles y se lo decís; no te van a contestar, porque no juegan, ni saben de beisbol y lo peor, parque sepás, es que nunca practicaron jaibol.

también te puede interesar