Nicaragua

Inversión en obras sociales garantiza bienestar de pueblo nicaragüense

Nicaragua tiene las mayores exportaciones de América Latina y el Caribe para el año 2020

Reparación de viales
Reparación de viales |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Con el firme propósito de reactivar su economía, sacudida por el intento de golpe de estado de abril de 2018, la pandemia de la Covid-19 y los huracanes ETA e IOTA, el Gobierno de Nicaragua vislumbra un 2021 plagado de inversiones en los diferentes sectores.

Los planes anuales detallan la necesidad del manejo prudente y responsable de las finanzas públicas, para aportar de manera concreta al crecimiento y desarrollo con un presupuesto general de más de 81 mil 500 millones de córdobas, del cual el 57.1% está destinado a programas sociales, 24.6% para el sector educativo y 21.1 para la salud.

De acuerdo con el ministro de Hacienda y Crédito Público Iván Acosta, el plan brinda atención a asuntos como el empleo, las meriendas, las mochilas, la enseñanza del inglés, los pupitres, así como otros temas que garanticen la retención, matrícula y promoción de la educación.

Igualmente, está asegurado el presupuesto para la vacuna de anti-Covid-19, cuyo monto asciende a más de 140 millones de dólares, gestionados con los organismos internacionales para asegurar el 100 por ciento de la población inoculada.

Las prioridades de este año están dirigidas, además, al fortalecimiento del sector productivo y de las exportaciones, así como las estrategias de lucha contra la pobreza, compuesta por valores que consisten en la inclusión de la población históricamente excluida.

“Este año en Nicaragua se dará continuidad a los programas y proyectos de dinamización del sector productivo, se garantizarán los derechos jurídicos y la defensa de la paz, a fin de asegurar el bienestar de las familias del país y el desarrollo económico”, explicó Paul Oquist, secretario privado para políticas nacionales.

Durante la reunión efectuada con representantes de diferentes ONG’s, los funcionarios nicaragüenses detallaron las pérdidas económicas ocasionadas por el intento fallido de Golpe de Estado, que dejaron un saldo de 27 mil 828.61 millones de dólares, así como los costos de la pandemia que acumula 2 mil 421.41 millones de dólares.

No obstante, a través de las gestiones del Gobierno de Nicaragua se ha garantizado el bienestar de la población, realizando diferentes acciones, lo cual fue posible porque “contábamos con las condiciones que se habían construido desde antes, no fue un esfuerzo de última hora, eran acciones ante un inminente desastre», señaló Acosta.

«Gracias a esto se logró tener en pie 77 hospitales ,19 nuevos y ocho en construcción,143 centros de salud, 179 casas maternas, 11 mil 732 camas, 562 unidades de cuidados intensivos con 450 ventiladores, esas eran las condiciones primarias para enfrentar la pandemia”, aseguró el ministro de Hacienda.

Mientras Oquist destacó que Nicaragua cuenta con un 94% de casos de recuperación, el porcentaje más alto de la región, un logro alcanzado sin “cerrar la economía o las escuelas o encerrar a la población”.

Nicaragua tiene las mayores exportaciones de América Latina y el Caribe para el año 2020, a pesar de que el paso de los huracanes ETA e IOTA provocó daños de 76.1% en el sector público y 23.9% en el privado.

niv/lab

también te puede interesar