Nicaragua

Prevén un 2021 con mayores avances en sector agropecuario de Nicaragua

Este año la meta es entregar 400 mil bonos tecnológicos, así como la puesta en marcha de programas y proyectos que van de la mano con los agricultores

Co-Directa del INTA, Claudia Cárdenas
Co-Directa del INTA, Claudia Cárdenas |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) culminó el 2020 con un amplio avance en la atención a las familias productoras, sobre todo después de las afectaciones de los huracanes Eta e Iota en la región caribeña de nuestro país, y prevé para los próximos doce meses un incremento sustancial del trabajo con el sector agropecuario de nuestro país.

Autoridades del Inta detallaron durante la Revista en Vivo de Canal 4 este miércoles, lo logrado en 2020 y los planes para 2021 que incluyen avances en la entrega de 400 mil bonos tecnológicos, así como la puesta en marcha de programas y proyectos que van de la mano con nuestros agricultores.

El Inta tiene la tarea de atender a los hermanos que se dedican a la producción agrícola, así como todo lo relacionado con el desarrollo de semillas mejoradas, nuevas tecnologías agropecuarias y asume las coordinaciones interinstitucionales que se establecen en el Sistema Nacional de Producción Consumo y Comercio.

Claudia Cárdenas, co-directora de la institución, explicó que 2020, a pesar de todas las dificultades, cerró con muy buenos resultados en el sector agropecuario, sobre todo al final de año, cuando se hizo un trabajo excelente para responder a la población y se puso a prueba la capacidad para reactivar la producción agrícola después de hacer sufrido los embates de los dos potentes huracanes.

Todo el trabajo en la institución ha sido coordinado y aterrizado a las necesidades y demandas de los productores con talleres y capacitaciones. Durante el año, se atendió a 150 mil trabajadores en los diferentes eventos de capacitación en medio de una pandemia y, a pesar de esa situación, tuvimos un mayor alcance que en años anteriores pues utilizamos todos los implementos tecnológicos posibles para llegar hasta cada uno de nuestros productores.

Incluso, dijo, se establecieron intercambios de conocimientos y capacitaciones con hermanos de otros países a través de videoconferencias, grupos de Whatsapp, entre otras plataformas. Recientemente, para cerrar el 2020, tuvimos un evento internacional de mejoramiento genético del ganado bovino, en el que 10 expertos de América Latina intercambiaron con más de 500 productores nacionales.

Se pudieron a disposición de las familias 212 tecnologías y prácticas nuevas u otras mejoradas, entre ellas 14 nuevas variedades y avanzamos en los 14 centros de desarrollo tecnológico, donde estamos estableciendo las validaciones de las nuevas investigaciones que se ponen en marcha, aseguró Cárdenas.

Ello, añadió, aporta más del 50 por ciento al éxito de las producciones.  “Nuestro principal objetivo que las familias diversifiquen la producción y masifiquen la potencialidad que tienen en cada una de las unidades de producción”.

El trabajo del Inta es permanente, todo el año entregamos material genético y bonos tecnológicos, ya sea semillas de granos básicos, tubérculos, gramíneas, entre todos. Esto para que las familias tengan segura una mayor oportunidad de incrementar la producción.

Un aspecto relevante durante 2020 fue la entrega de los 100 mil bonos tecnológicos a raíz de los huracanes y por ello, dijo, donde nos enfocamos en la zona de mayor afectación. Se entregaron semillas de frijol de calidad adaptada a cada una de las zonas donde se entregaron desde los más de 650 bancos de semillas que existen a nivel nacional.

Estos bonos estuvieron acompañados de un paquete de herramientas, machetes, limas, botas, entre otras, las cuales les permitían de manera rápida reiniciar las labores del campo.

Al respecto explicó que esos 100 mil bonos contemplaban la entrega de semillas, que se derivan en 15 mil manzanas y constituyen un empuje enorme a la producción de apante. Se espera una cosecha de 300 mil quintales de frijol, lo cual es un avance sin precedentes, destacó.

“Muchas familias están utilizando estas semillas sin afectación de plagas y con un resultado vegetativo muy bueno.  La ayuda del bono llegó en un momento oportuno”, aseguró.

Este año tuvimos ante el reto de la pandemia tuvimos que recurrir a los Telecentros, instituciones que nuestro Buen Gobierno impulsa, a través de programa de banda ancha donde los productores pueden hacer yuso de medios tecnológicos y obtener información científica que les permita mejorar su producción.

Se incorporaron cultivos como la pitaya, muy fructífero en el Corredor Seco y es altamente demandado en el mercado internacional. “En Nicaragua estamos libres del cultivo de una plaga que existe en otros lugares y que afecta este cultivo”.

En ese sentido, el Insta también puso a disposición de las familias nuevos insumos en armonía con la naturaleza y libres de químicos.

UN 2021 SIN PRECEDENTES

Para este 2021 las metas que se propone el Inta no tienen precedentes, tomando en consideración las experiencias del año anterior, nos permite fortalecernos y saber hacia dónde dirigirnos, afirmaron los expertos.

Ya se avanza en el incremento de las acciones a raíz de la demanda de los productores y se prevé la entrega de 400 mil bonos tecnológicos programados para otorgar en todos los rubros, granos básicos, frutales, gramíneas. Todo lo que el productor necesita para avanzar en su producción.

Están disponibles también las áreas de pasto que se establecieron en los centros de desarrollo tecnológico para la distribución de los bonos y garantizar la alimentación del ganado.

Por otra parte, y basados en el éxito que la inseminación artificial bovina y porcina por encima del 90 por ciento con excelentes resultados, este año la meta es inseminar a 35 mil cerdas y 100 mil vacas.

También, informaron, se prevé la inauguración 37 centros tecnológicos a nivel nacional y otras 17 granjas nuevas de mejoramiento genético porcino.
mem/ybb

también te puede interesar