Nicaragua

Un nuevo miembro llega a la familia del Zoológico de Nicaragua

Se trata de una cachorra de tigre blanco. La primera de su tipo en nuestro país

cachorra-de-tigre
Cachorra de tigre blanco |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Zoológico Nacional de Nicaragua ha dado la bienvenida a un nuevo miembro: una cachorra de tigre blanco, de padres amarillos, pero con abuelo materno blanco.

En el ahora llamado Zoo Nicaragua, nunca se había registrado un caso igual en felinos en cautiverio. De hecho, la madre de la pequeña Nieves, tuvo otros embarazos, que desafortunadamente no pudieron lograrse.

Nació el pasado 29 de diciembre con buen estado de salud y un peso razonable. Se espera que en su etapa adulta alcance aproximadamente 273 kilos.

Dalila, una tigre de Bengala amarilla y madre de Nieves, estuvo en tratamiento para poder dar a luz, sin embargo, no pudo generar leche, por tanto, rechazó a la cría desde el nacimiento.

La cachorra por el momento, es alimentada cada tres horas con leche tibia de cabra, se le alivian los cólicos y se le hacen arrullos. Sus cuidos son similares a los de cualquier bebé humano recién nacido.

El Zoológico ya cuenta con otros dos tigres blancos que llegaron como donación cuando tenían un año. Nieve es la primera en nacer en Nicaragua.

Los tigres blancos son hijos de tigres de Bengala. Son ejemplares de tigre con una condición genética que casi elimina el pigmento de su coloración normalmente anaranjada, aunque las rayas negras no se ven afectadas. Esto ocurre cuando un tigre hereda dos copias del gen recesivo para la coloración pálida: nariz rosa, ojos color azul, y piel de color blanca crema con rayas negras, grises o de color café claro.

Son una especie en peligro de extinción. Se estima hay unos 300 en el mundo. Son considerados criaturas mitológicas y la probabilidad de que nazcan de forma natural es de una entre diez mil.

Existe la creencia de que si una persona nace en el año chino del tigre será extraordinariamente afortunada. En la mitología japonesa, el tigre blanco, Byakko, simboliza el rayo o aire y su rugido es capaz de provocar abrumadoras tormentas eléctricas.

Mel/

también te puede interesar