Nicaragua

Enacal concentra esfuerzos en redes principales de agua potable tras paso de IOTA

Ervin Barreda, presidente de Enacal, afirma que están sin servicio alrededor de 88 mil familias a nivel nacional

Ervin Barreda, presidente de la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillado (Enacal)
Ervin Barreda, presidente de la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillado (Enacal) |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Los embates del poderoso huracán IOTA mantienen sin servicios de agua potable y alcantarillado a aproximadamente 88 mil familias a nivel nacional, principalmente en la ruta por donde pasó el fenómeno y prácticamente el 70 por ciento de las afectaciones se debe a fallas de energía eléctrica y a la turbidez de las aguas debido a las crecidas de los ríos.

Ervin Barreda, presidente de la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillado (Enacal), informó este miércoles durante la Revista en Vivo de Canal 4, que tomando la experiencia de los embates del huracán ETA, se acataron todas las medidas para enfrentar a IOTA y de manera preventiva se protegieron los equipos para evitar el contacto del agua con los sistemas electrónicos de bombeo, sobre todo en la zona de Bilwi.

Explicó que, luego de establecidas las comunicaciones con los compañeros que laboran allí se supo que los equipos protegidos se salvaron y ya las brigadas se disponen hoy a volver a instalarlos para comenzar a bombear agua a la ciudad de Bilwi, donde está el mayor número de personas albergadas.

Destalló que hasta el momento se reportan afectaciones en el tanque madre que almacena el vital líquido y algunos daños en las tuberías. Pero, dijo, son problemas leves que se pueden reparar rápidamente.

Sobre el resto del país, Barreda destacó que es necesario esperar a que baje el agua de los ríos para evaluar la situación. Se refirió específicamente al sector de Molino Norte, en Matagalpa, una zona bastante propensa a dañarse, pero que hasta el momento no se puede evaluar.

También se refirió a Juigalpa donde 14 mil familias no tienen acceso al agua, pues un puente obstruido por caída de árboles y postes de electricidad, impide que las cuadrillas de Enatrel y Enacal pasen a evaluar. “Se espera en el transcurso del día resolver esta situación”.

En la medida en que los hermanos de Enatrel puedan restablecer la energía, las crecidas de los ríos bajen, los números de afectaciones disminuirán.
mem/ybb

también te puede interesar