Nicaragua

ETA deja algunas afectaciones en municipios segovianos

Las autoridades mantienen vigilancia permanente y ya se trabaja en la recuperación

Caminos y carreteras afectados tras el paso de ETA
Caminos y carreteras afectados tras el paso de ETA |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Ya degradada a tormenta tropical y antes de abandonar el territorio nicaragüense, ETA causó algunos daños en los 12 municipios de Nueva Segovia, al norte de Nicaragua.

Las lluvias y las rachas de vientos dejaron caminos y carreteras afectados por el colapso de árboles, deslaves en laderas, crecidas de ríos, quebradas y cauces, además de la humedad de paredes de viviendas y techos en riesgo, según un recuento de las autoridades del Comité Departamental de Emergencia para la Prevención de Desastres (Codepred) que brindaron acompañamiento a las familias en zonas de riesgo.

El Teniente Coronel Roberto José Ticay Morales, Jefe del Ejército de Nicaragua en Nueva Segovia, expresó que bomberos, Cruz Roja, Policía Nacional, Ejército de Nicaragua, tendido político y líderes de barrio, realizan recorridos por zonas de riesgo, despejando las carreteras y caminos para garantizar el tránsito seguro y atender a las familias más vulnerables.

Informó que se vigila el cerro El Balastre, ubicado en la zona protegida de la cordillera Dipilto, que presenta escorrentías poniendo en riesgo a una familia a la que brindaron orientaciones en función de garantizar su seguridad.

“Objetivo fundamental es cuidar y preservar la vida de nuestras familias, esa es una responsabilidad y estamos trabajando en ello. La población tiene que estar preparada ante cualquier situación, sin entrar en alarma a fin de reducir el riesgo”, dijo Ayessa Valladares, secretaria política del departamento.

Once familias evacuadas

Karla Meléndez, alcaldesa y coordinadora del Comupred en Dipilto informó que siete familias del asentamiento Las Manos fueron evacuadas de manera preventiva a la casa comunal, pues sus viviendas sufrían el riesgo de colapsar por la humedad.

En Santa María otras tres familias, 13 personas en total, se pusieron a buen resguardo por el Comupred, brindándoles toda la logística necesaria y atención permanente en albergues y casas solidarias, debido a los riesgos que tiene el Cerro Azul catalogado sitio vulnerable por las lluvias.

Otros tres núcleos de las comunidades de El Caracol y Quisulí Arriba fueron evacuadas en Mozonte. Todos fueron atendidos por las autoridades del Comupred con asistencia médica, alimentación, abrigos y luego trasladados a la Iglesia evangélica Monte Sinaí que funciona como albergue durante la emergencia.

Las familias atendidas mostraron su agradecimiento por la asistencia que las autoridades les brinda en estos momentos difíciles garantizando su seguridad.

«Lo material se repone, pero la vida no y por eso damos gracias a este Gobierno que ha estado atento no solo con este fenómeno, sino desde antes con capacitaciones, los simulacros con los que hemos aprendido mucho”, dijo la señora Lucia Sánchez, habitante del asentamiento Las Manos.

mel/ybb

también te puede interesar