Nicaragua

Presupuesto General de la República 2021 priorizará gasto social y la inversión pública

Presentan ante la Asamblea Nacional iniciativa de Ley de Presupuesto

ley del Proyecto del Presupuesto General de la Republica
Presupuesto General de la República 2021 |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Asamblea Nacional presentó a debate y aprobación del hemiciclo la iniciativa de Ley Anual del Presupuesto General de la República 2021 (PGR 2021) que prioriza el gasto social y la inversión pública, para lograr una estabilidad macroeconómica.

Iván Acosta, ministro de Hacienda y Crédito Público explicó a los legisladores los datos centrales del presupuesto para el próximo año, cuyos ingresos totales rondan los 80 mil 671.2 millones de córdobas, el cual presenta un aumento del 6,5 por ciento con respecto al 2020.

Para el gasto total se destinan 81 mil 528.8 millones de córdobas, lo que representa un 57.1 del total. Ese monto se divide en 24.6 por ciento (14 mil 613.4 millones de córdobas) dirigidos a educación y 21.1 por ciento (16 mil 852.4 millones de córdobas) a la salud.

Esa inversión en salud significa un incremento de 829.5 millones de córdobas y está dirigido a fortalecer la red hospitalaria más grande de Centroamérica a través de construcción de nuevos hospitales, mejoras en 20 centros de salud, nuevas casas maternas, laboratorios epidemiológicos, bodega nacional de insumos, laboratorios vacunales y servicios médicos, y se aumentará la cantidad de personal médico.

Para 2021 en el Presupuesto se plantea alcanzar en inversión pública de 25 mil millones de córdobas, para lo cual se invertirán más de nueve mil millones en infraestructura vial y más de cuatro mil millones al sectores de la energía.

El Presupuesto General de la República 2021 contempla los efectos de la historia reciente que han afectado el crecimiento económico, ante lo cual el Gobierno ha defendido el gasto social y la inversión pública para el bienestar de las familias nicaragüenses.

Entre los impactos negativos define el intento del golpe fallido de Estado en 2018 y también agrega los efectos provocados por la pandemia, aunque, se precisó, el Gobierno ha preparado al país para enfrentar situaciones epidemiológicas.

Las pérdidas y daños a la economía nacional es 23 mil millones de dólares, impacto que se sentirá hasta el 2023, precisó el funcionario.

El titular detalló el entorno económico mundial que está en decadencia producto de la pandemia global que, según el Fondo Monetario Internacional, está en su peor caída la crisis de los años 30 del siglo pasado.

La economía global está decreciendo un 4.4, según las proyecciones de octubre que se vislumbran un poco mejor con respecto a lo que se había proyectado en marzo, abril y junio. “Pero al final de cuentas casi todos los países están en posición de pérdida y los principales países todos van a perder a excepción de China, que va a crecer. La inflación y la tasa de interés como se ve en esa gráfica ha tenido a la baja», detalló.

El otro elemento central es lo que provoca la pandemia de la COVID-19 en las economías de Centroamérica y toda Latinoamérica.

Ante esta situación de la pandemia el Gobierno tomó responsablemente la decisión de seguir una estrategia singular preventiva y proactiva. Esta estrategia está soportada en el crecimiento sostenido de la inversión en salud entre 2007-2020.

Apenas en el 2006 el gasto de salud era tres mil millones de córdobas, rumbo a la privatización de los servicios. Con este Gobierno pasó a más de 14 mil 850.8 millones hasta el 2019 con una proyección de cierre del 2020 de 16 mil 675 millones, es decir 5.4 veces con respecto a 2006.

«Nosotros hemos establecido que el decrecimiento del 2020 para Nicaragua puede ser del 4.5 por ciento, aunque si vemos cómo funciona la calle que es el indicador más importante en la economía, las exportaciones, sector productivo puede ser mejor», agregó Acosta.

Nicaragua es el país que ha tenido el mejor desempeño ante el impacto de la Covid-19. Es el país de mayor recuperación, de menor tasa de contagio y con una letalidad promedio de buen desempeño, por lo tanto, son elementos que se toman en cuenta para saber cómo vamos estar en el 2021.

Los pronósticos son que en el 2021 la economía vuelva a crecer. Los sectores que empujan ese crecimiento son la agricultura (9.7 por ciento), el comercio (5.5 por ciento), el sector pecuario (4.6 por ciento).

Se ha mejorado la administración pública en salud y hay sectores que han absorbido el fuerte impacto en el 2020 de la pandemia, fundamentalmente hoteles y restaurantes con una caída acumulada de menos 51.2 por ciento.

La inflación la tendencia es 2.81 por ciento influenciado por tres variables importantes, entre esos la producción de los productos alimenticios.

Además, las reservas internacionales se han recuperado y es un elemento muy importante del desempeño de la economía.

Acosta también detalló los propósitos del PGR 2021 que son, fundamentalmente, recuperar y asegurar la sostenibilidad fiscal, la reactivación económica a través de un manejo prudente y responsable de las cuentas fiscales, para apoyar la estabilidad macroeconómica y la recuperación del crecimiento económico.

Precisó que los cuatro ejes de las finanzas públicas son el manejo responsable, el déficit fiscal sostenible, financiamiento externo con sostenibilidad de la deuda pública y gasto social más inversión pública.

Se espera crecimiento y desarrollo de la economía a largo plazo, con transformación socioeconómica. No es un presupuesto sin déficit, es bajo y controlado.

«Porque el Gobierno lo que hace es administrar los recursos públicos y restituir derechos y devolverles el esfuerzo y ahí van en esa inversión pública, igual en agua potable y saneamiento, en la mayoría de los municipios apenas están en la fase de gestión, construcción, por lo tanto es importante el gasto social y la inversión pública es la primera prioridad expresada en el Presupuesto y en la voluntad política del Presidente de la República», puntualizó el ministro.

El presupuesto es para apoyar la estabilidad macroeconómica y la recuperación del crecimiento económico sostenible e inclusivo.

Se protege al empleo público para asegurar la cobertura de los servicios básicos. Se priorizan inversiones que impacten en el comercio. Se fortalece el financiamiento del gasto en el mediano plazo con estabilidad del déficit fiscal, se garantiza la gestión eficiente y austera del gasto público, se va a fortalecer las finanzas de la seguridad social, se continúa con el proceso de racionalización del gasto tributario y focalización de subsidios y se cumple oportunamente con los compromisos de la deuda pública.

Prioridades del 2021

Provisión eficiente de servicios públicos vitales en educación, salud, vivienda, entre otras.
Continuar ampliando el sistema de infraestructura logística, como carreteras, puentes, energía, puertos y pasos de fronteras.
Seguridad Ciudadana.
Protección del empleo público para garantizar los servicios públicos.
Se protegen los ingresos de las familias como subsidios del transporte urbano colectivo.
Sostenibilidad de la seguridad social.
Se continúan financiando los programas de alta incidencia en la reducción de la pobreza.
Se garantiza el cumplimiento oportuno del compromiso de pago de la deuda pública.
Agregó que están los recursos disponibles para financiar las elecciones generales de 2021. «Hay un consenso nacional y está presupuestado en este momento. Son mil 108 millones de córdobas para la gran fiesta cívica y patriótica del pueblo nicaragüense», finalizó el ministro.

Presupuesto General de la República 2021
Presupuesto General de la República 2021
Presupuesto General de la República 2021

mem/ybb

también te puede interesar