Nicaragua

Presidente-Comandante Daniel y Vice Presidenta Compañera Rosario conmemoran el 199 Aniversario de la Independencia de Centroamérica (Texto íntegro) (15/9/2020)

La Patria de Diriangén, de Nicarao, resistiendo y enfrentando la Colonización... La Patria de Tomás Ruiz, luchando por la Independencia

acto
Aniversario de la Independencia de Centroamérica |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Querid@s Herman@s nicaragüenses; Queridas Familias de esta Patria Libre… La Patria de Diriangén, de Nicarao, resistiendo y enfrentando la Colonización… La Patria de Tomás Ruiz, luchando por la Independencia. O sea, llegaron los colonizadores, Resistencia Indígena, se impusieron los colonizadores, y la Resistencia Popular. 

Y ahí Tomás Ruiz, un Fraile de extracción muy humilde, popular, enfrentando al régimen colonial, junto con otros Patriotas Centroamericanos, participando en levantamientos a Nivel Regional, como el de 1811, que fue un levantamiento a Nivel Regional y que tenía como centro a El Salvador, que era parte de esa, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Honduras. Ahí estaban los Luchadores, oprimidos, reprimidos, perseguidos, y a Tomás Ruiz lo encarcelaron, y lo encadenaron, que era lo típico en esos Tiempos, y asesinaron a otros Patriotas Centroamericanos, que desde antes querían ya la Independencia de Centroamérica. 

Y como resultado de las luchas que se libraban en toda Nuestramérica, desde el Norte hasta el Sur, por la Independencia de nuestros Pueblos, por la Independencia de Nuestramérica, de esa América que nació en todo ese período de Colonización, la mezcla de nuestra Raíz Indígena, con los españoles, dio lugar a que ahí surgiera y se reprodujera el Espíritu y el Amor por esta Tierra que ya habían manifestado con toda firmeza nuestros antepasados indígenas, encabezados por Diriangén y por Nicarao. No desapareció el Espíritu Rebelde, sino que se reprodujo en esa Nueva Mezcla, en ese Mestizaje se reprodujo. 

Las luchas se fueron multiplicando y cuando para estos días del Año 1821 ya la lucha era tan grande en la Región, tan fuerte, que ya resultaba imposible sostener el Régimen Colonial en la Región. Y en medio de contradicciones en ese momento, todo lo sabemos, en medio de contradicciones, porque estaban los que querían darle continuidad al Colonialismo. Ahí mismo, en esos debates, en esas reuniones, en Guatemala, como Cabecera Capital de la Región de la Provincia de Centroamérica, ahí en esos debates, el debate era de los que querían darle continuidad.

Lo mismo que ocurrió aquí en 1979, los que querían darle continuidad a un Somocismo, sin Somoza, pero sí con la Guardia, sí con todo el poder económico del Somocismo, sí con todo el poder que tenía el Somocismo en el campo político, sí con todo el poder institucional que tenía el Somocismo, y que hasta última hora intentaron neutralizar y negar el Triunfo del Pueblo, aquí en el 79. Y se fueron a negociar a Caracas los vendepatrias, ahí se fueron a negociar los hijos del Imperio, los hijos del Colonialismo, los que no pueden celebrar la Independencia, porque no son independientes, no pertenecen a Nicaragua, le vendieron su Alma al diablo, al Imperialismo. 

Se fueron allá a negociar y sacaron una Propuesta para buscar que el Pueblo se rindiera frente a esa fórmula que buscaban, del Somocismo sin Somoza. Pero el Pueblo no se rindió. Y el Triunfo fue del Pueblo, y ese Triunfó lo celebramos aquí en esta Plaza el 20 de Julio del año 1979. Y esa Victoria sigue viva. 

Y hoy, como les decía, estamos celebrando en Centroamérica, en Guatemala, en Honduras, en el Salvador, en Costa Rica y en Nicaragua, los 5 Países que éramos una Colonia de España, estamos conmemorando la Independencia que se decretó un día como hoy 15 de Septiembre del Año 1821… ¡199 Años! 

Y les decía, se decretó en medio de esas contradicciones, incluso a la hora que estaba la discusión, que estaban los debates, los que querían realmente Independencia y no darle continuidad bajo otra modalidad al Colonialismo, se levantaron, y levantaron su voz, se manifestaron, y presionaron a los Notables que tenían en sus manos la decisión, que al final no les quedó más camino que buscar ahí una Declaración, que, sin ser contundente, abrió el espacio para que luego, con las futuras batallas que se libraron aquí en Nicaragua para consolidar esa Independencia.

Los levantamientos contra la Oligarquía y contra los remanentes de las Autoridades Coloniales, que se produjeron aquí en Nicaragua después de 1821, explican cómo esta fue una lucha que costó, costó sangre. Hubieron combates, batallas, levantamientos, todavía hasta el año 1823, donde ahí surge un Soldado que había estado al servicio de la Corona, pero que tenía Espíritu y Raíz Nacional, que venía de extracción humilde, de extracción popular, Cleto Ordóñez, y se pone al frente de los levantamientos. Y enfrentan a la Oligarquía que estaba posicionada todavía de las Ciudades más emblemáticas de nuestro País: De Granada y de León.

Y fue cuando se gritó y se ordenó que desaparecían los Títulos de Nobleza, porque aquí como parte del Reinado estaban los Títulos de Nobleza, y la rebelión se manifestó también votando los Títulos de Nobleza que tenían en sus casas los colonizadores, pero sobre todo avanzando en lo que era el Proceso de Independencia de Nicaragua, y así en cada País Centroamericano. 

Hoy estamos Conmemorando 199 Años de ese paso a la Independencia, y los celebramos con los Pueblos Hermanos de Centroamérica, y saludamos a los Pueblos Hermanos de la Región Centroamericana, saludamos a sus Gobernantes, y constituidos, como estamos, en el Sistema de Integración Centroamericana, aceptamos las palabras del Presidente de Guatemala, que hoy se decía y nos decía, se retaba y nos retaba para que avanzáramos hacia la Unidad de los Pueblos Centroamericanos. 

Sí, nosotros estamos dispuestos a avanzar hacia la Unidad de los Pueblos Centroamericanos, Señor Presidente Giammattei, de Guatemala. Y que desaparezcan las fronteras, y que seamos una sola Nación, con un poco más de 50 millones de habitantes. Fíjense, ya unida Centroamérica se multiplica la Población, se multiplica la Economía, se multiplican los recursos, se multiplican las condiciones para el crecimiento económico, se multiplican las condiciones para la lucha contra la Pobreza, ya no es solo cada País haciendo su esfuerzo, sino que somos todos juntos haciendo un esfuerzo conjunto, para acabar con la Pobreza, y para defender la Soberanía y la Autodeterminación de nuestros Pueblos, sobre todo. 

199 Años, 1821, fíjense lo que significó ese paso, porque mucho se debate, y con toda razón, sobre esta Fecha, que si fue realmente Independencia o no fue Independencia. Bueno, el tiempo nos dirá que si efectivamente fue un paso hacia la Independencia, un paso decisivo hacia la Independencia. Porque ahí mismo, de 1821 al 31, al 41, al 51, 30 años después, en los años 50 ya teníamos a los invasores yanquis en Nicaragua, ya estaba Walker, ya habían llegado las Empresas norteamericanas, las Empresas del Tránsito, a buscar cómo apoderarse de la Zona del Río San Juan, y con ello,  los vendepatrias, los que no celebran la Independencia, y que trajeron a Walker y trajeron a Byron Cole.

Y porque había una raíz ya de Independencia entonces fue posible enfrentar a los invasores, aun cuando ya el yanqui invasor se había nombrado Presidente, aun cuando el yanqui invasor había nombrado Embajador, a un Cura lo nombró de Embajador, de su Representante ante el Gobierno de los Estados Unidos; aun cuando el yanqui invasor era reconocido por el Gobierno de los Estados Unidos, que cuando hizo su Declaración de Presidente fue reconocido por la Embajada yanqui. 

Pero ya el paso de la Independencia estaba dado, y ahí estaba el empuje, la fuerza, el Espíritu de Resistencia de nuestros Antepasados Indígenas, de los que lucharon por la Independencia durante el período posterior, hasta el año 1821, y fue lo que permitió que al final surgiera un Andrés Castro, un José Dolores Estrada; los Indígenas de Matagalpa dando la Batalla en diferentes sitios, dando la Batalla en San Jacinto, y derrotando al yanqui invasor en San Jacinto. En esa Batalla, encabezada por el yanqui Byron Cole, un Coronel, ahí cayó en combate Byron Cole, y ahí Andrés alzó la Piedra contra el yanqui invasor. 

Pero siguieron los combates, y el yanqui invasor en su locura, incendiando la Ciudad de Granada, creyendo que de esa manera iba a desmoralizar a los Combatientes nicaragüenses, y a los Combatientes Centroamericanos que se unieron, porque fue una Batalla donde se unió Centroamérica. Porque estaban claros los otros Pueblos Centroamericanos, que la Independencia que se había logrado ganar en 1821, se perdía con la invasión del yanqui, porque el yanqui se hacía Presidente de Nicaragua y después se hacía Presidente de todo Centroamérica. Ese era su plan. 

Entonces la Unidad, y la Lucha y el Combate de Centroamérica, hasta derrotar al yanqui invasor. Fue derrotado. Hubo una gran Victoria. Por eso digo que, esa Victoria frente al yanqui invasor fue posible porque ya teníamos la Independencia alcanzada, con esas contradicciones, en el año 1821. 

Luego, las otras Batallas que hemos librado en la Región Centroamericana, y en el caso particular en Nicaragua, defendiendo nuestra Identidad, nuestra Soberanía, lo hizo el General Zeledón en 1912, frente a las tropas norteamericanas que invadieron Nicaragua, después de derrocar al Presidente José Santos Zelaya; lo hizo el General de Hombres Libres, nuestro General Augusto Calderón Sandino, enfrentando a las tropas invasoras, a las tropas yanquis que ocupaban Nicaragua, llamados y traídos también por los vendepatrias, por los “peleles”. 

Miren, si a Cristo que era Cristo, el Hijo de Dios hecho Hombre, le salió un traidor, que menos a nosotros en nuestros Pueblos; siempre aparecen los traidores, los vendepatrias, los “peleles”, los que dicen que no hay nada que celebrar. Sí, así dicen, no hay nada que celebrar, porque aquí no hay Independencia. Para ellos Independencia significa tener aquí gobernando a William Walker, tener aquí gobernando a los invasores. 

¿Y quiénes trajeron, quiénes invitaron a las tropas yanquis? Los “peleles”, los vendepatrias, los invitaron para 1912 que invadieran Nicaragua, y los invitaron para que continuaran la intervención, cuando Sandino se alzó contra la invasión yanqui, que al final no pudieron derrotar a Sandino y tuvieron que retirarse de Nicaragua, ¡derrotados! 

Ese Espíritu Rebelde, esa capacidad de Lucha, esa Fortaleza de la Dignidad, del Sentimiento de Amor a la Patria, de Conciencia de Soberanía, se venía consolidando con el paso del tiempo. A pesar de que Nicaragua no era un País con un gran Desarrollo Económico, Social, ni Cultural, en el Alma de la mayoría de los nicaragüenses había un Espíritu de Dignidad, y donde hay Dignidad hay Patriotismo, y donde hay Patriotismo se defiende la Soberanía, se defiende la Patria. 

Luego vino el otro gran desafío que ya les hablaba, el derrocamiento de la Dictadura impuesta por los yanquis aquí en Nicaragua, la Dictadura de Somoza. Fíjense cuántos desafíos después de la Independencia, cuántas luchas, cuánto dolor, cuánta prepotencia, y cuántas muestras también de traición, de los traidores, de los que llamaba Sandino “peleles” y “vendepatrias”. Siempre aparecía más de un “pelele” y de un vendepatria ofreciéndosele al yanqui invasor. 

Y después de esa Gran Victoria de Julio del 79 continuamos la Batalla, defendiendo nuestras Raíces, defendiendo nuestra Historia. No queríamos guerra, queríamos Paz, y nos impusieron otra guerra después del 79. Luego, les dimos la oportunidad, la Revolución dio la oportunidad, de acuerdo con las Leyes, con la Constitución que surgió de la Revolución, que llegaran al Gobierno los que son a última hora impuestos por el Imperio, porque ellos se sienten siervos del Imperio, no le tienen Amor a la Patria, sino que le tienen Amor al Imperio. 

Pero bueno, llegaron al Gobierno y tuvieron tres períodos para poder hacer todo lo bueno que habían prometido, y no lo hicieron; lo que hicieron fue arrebatarle al Pueblo las Conquistas que había logrado con el Triunfo de la Revolución. Pero no le pudieron arrebatar al Pueblo la Conquista del Orgullo, de la Dignidad, de la Capacidad de Lucha, y por eso el Pueblo nicaragüense retomó el Gobierno en el año 2007, con el Frente Sandinista de Liberación Nacional. 

Y estamos librando otra Gran Batalla, que pasó por un momento de guerra, de destrucción, de muerte, sí, de prácticas terroristas que no podemos olvidar… ¡No podemos olvidar! No podemos olvidar cómo quemaban, cómo torturaban y cómo quemaban, en Abril, Mayo, Junio del 2018, cómo desaparecían a nuestros Hermanos y los martirizaban y los torturaban, cómo asesinaban Trabajadores, cómo asesinaban Mujeres, Estudiantes. Ellos, los asesinos, que por mucho que lo quieran ocultar, ellos mismos se encargaron de presentarse como lo que son, como asesinos, porque ellos se encargaron de filmar los momentos en que torturaban a nuestr@s Herman@s; cuando secuestraban a un Policía también y lo torturaban y luego le pegaban fuego. 

¡Cuántos muertos! ¡Cuántos asesinados! Y la destrucción de Escuelas, y la destrucción de Puestos de Salud, y la destrucción de viviendas, y la destrucción de Medios de Comunicación. Ellos, así como Walker había incendiado Granada, querían incendiar Nicaragua, e incendiaron, estos asesinos, incendiaron Escuelas, Puestos de Salud, Medios de Comunicación… ¡Sí, los incendiaron! 

Cobardes, asesinos, que quieren repetir la Historia, y se sienten poderosos porque siempre tienen el espíritu de servidumbre frente al yanqui, y se sienten orgullosos cuando van allá y se reúnen con el yanqui  y le piden que le apliquen a Nicaragua Sanciones, como llaman, que no son más que agresiones, y se toman la foto y se sienten orgullosos. Y viene el yanqui que se ha convertido, como lo ha sido siempre, en una amenaza para la Humanidad entera, y les dice que sí, que busquen cómo unirse, para derrocar en las Elecciones de Noviembre de 2021, derrocar al Gobierno Sandinista. 

Y otros de ellos quieren ya seguir cometiendo asesinatos, colocar bombas, provocar destrucción, más destrucción que la que provocaron ya en Abril de 2018, agregado a esto, el daño que ha provocado la Pandemia. O sea, no tienen Alma, no tienen Corazón, no son nicaragüenses, son hijos del demonio, son hijos del diablo, y están llenos de odio, cargados de odio están. Eso es lo que resumen, odio, odio, odio, nada más. Son criminales, cobardes, y se sienten intocables porque se les dio una Amnistía, fíjense bien. 

Bueno, ya se les dio la oportunidad, una Amnistía, pero ya no habrá otra Amnistía, ¡el Pueblo pedirá cuentas! El Pueblo pedirá cuentas y pide cuentas, en el marco de las Leyes, en el marco de las Regulaciones que tiene el Estado nicaragüense. Para eso están las Leyes, para castigar, para sancionar, no por lo que digan, sino por lo que hacen. Y hacerle daño a una Familia, asesinar a una Familia, como han asesinado a Familias, eso es imperdonable, no hay Indulto, no hay Amnistía que valga. 

Más bien, como hemos anunciado, hay que fortalecer el Sistema Judicial, y hay que instalar penas mayores para crímenes de odio, para crímenes mayores, como estos que se han cometido contra estas Niñas allá en el Norte de nuestro País. Los crímenes de odio están siendo sancionados en todas partes ahora, y aquí no vamos a ser la excepción. 

Por eso hemos hablado que, si bien es cierto muchas Familias nos han dicho y con toda razón, que habría que aplicarles la Pena de Muerte a estos criminales, nosotros tenemos un compromiso, somos parte de un Convenio Internacional donde estamos comprometidos a no aplicar la Pena de Muerte en Nicaragua, pero, no estamos comprometidos a no aplicar Cadena Perpetua para los criminales. 

Y que el Pueblo pueda seguir, y las Familias puedan seguir trabajando en Paz, en Seguridad, librando ahora la Batalla contra esta Epidemia, y librando la Batalla para producir, para tomar iniciativas en los diferentes Campos, tanto en el Campo de la Producción Alimentaria, como en el Campo del Turismo, en todos los Campos, en el Pequeño Comercio, en el Mediano Comercio, ir avanzando, ir recuperando la Economía, que le fue arrebatada la estabilidad económica, el crecimiento económico a este Pueblo por los vendepatrias, terroristas, criminales, cobardes, asesinos. 

¡Eso no volverá a suceder! ¡Eso no volverá a suceder! Ahora tenemos la firmeza y la convicción de que vamos recuperando la Economía, vamos garantizando la Estabilidad y la Seguridad, y que hay que reforzar el trabajo de cara a la Economía, y hay que reforzar el trabajo

de cara a la Seguridad Ciudadana, unir más los esfuerzos de las Instituciones creadas para la Seguridad Ciudadana, con la Población, con las Comisarías de la Mujer, para buscar la protección de los Niños, de las Niñas, en las Comarcas, en las Comunidades. Comisarías de la Mujer que se están multiplicando por todo el País, y que puedan enlazar una relación fraterna para defender a las Familias, de los crímenes que se cometen, asesinando, robando, quemando… Sí, todavía en estos días quemaron las casas de unas Familias allá en el Norte de nuestro País.

Ese es nuestro compromiso, hoy en el 199 Aniversario de la Independencia de Nicaragua, y 164 Aniversario de la Gran Batalla de Nicaragua contra el expansionismo yanqui, que lo conmemoramos con la fecha de la Batalla de San Jacinto, 14 de Septiembre de 1856. 

Y ratificando nuestra disposición de Unidad Centroamericana, pero más allá de Unidad Centroamericana y Caribeña, Mesoamericana, de Unidad Latinoamericana y Caribeña, de Unidad Revolucionaria, en la Alianza Bolivariana de los Pueblos con el Heroico Pueblo Venezolano, con el Presidente Hugo Chávez, con el Heroico Pueblo Cubano, con el Presidente Miguel Díaz-Canel y el Comandante Raúl Castro, con todos los Hermanos del Caribe que somos parte de esta Gran Alianza que se mantiene a pesar de los ataques, las agresiones que ha sufrido; una Alianza de Pueblos que está hecha para el Bienestar de los Pueblos, no para hacerle daño a los Pueblos, y todos lo sabemos perfectamente bien. 

En este día nuestro compromiso es seguir desarrollando, con los Jóvenes, ese Espíritu Solidario que lo llevan ustedes bien adentro ahí y que saben manifestarlo, y multiplicar el Conocimiento, la Cultura, que son herramientas poderosas para fortalecer la Conciencia, que es lo que más que tenemos que fortalecer en estas circunstancias históricas para alcanzar Nuevas Victorias. 

¡Que Viva el 199 Aniversario de la Independencia de Centroamérica! 

¡Que Viva el 164 Aniversario de la Batalla de San Jacinto! 

¡Que Viva Nicaragua, Bendita y Siempre Libre! 

¡Sandino Vive, la Lucha Sigue! 

¡Patria Libre o Morir!

también te puede interesar