Nicaragua

Daniel: El honor y el amor son nuestra enseña triunfal

Hoy continuamos la batalla defendiendo nuestras raíces, nuestra historia, resaltó el Presidente-Comandante

daniel y rosario
El Presidente-Comandante Daniel Ortega, acompañado de la Vice Presidenta, Compañera Rosario Murillo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente-Comandante Daniel Ortega afirmó que el honor y el amor son nuestra enseña triunfal y hoy, cuando celebramos los 199 años de la independencia centroamericana, nos abrazamos con todas las familias con patriotismo, nunca arrodillados. Hoy “continuamos la batalla defendiendo nuestras raíces, nuestra historia”.

Al dirigirse a los pueblos de Nicaragua y de Centroamérica por la efemérides de la región, acompañado de la Vice Presidenta, Compañera Rosario Murillo, el Comandante hizo un breve recuento sobre la historia regional y recordó que los cinco países que conforman Centroamérica, éramos una colonia de España, hasta que se decretó  la independencia un día como hoy, 15 septiembre, pero de 1821.

Rememoró que la emancipación se decretó en medio de contradicciones, discusiones y debates entre los que querían realmente la autonomía y los que anhelaban continuar bajo el colonialismo.

Pero los primeros, recordó, levantaron su voz, se manifestaron y presionaron a quienes tenían en sus manos la decisión. Al final no les quedó más camino que buscar una declaración que abrió el espacio para lograr una victoria que no estuvo exenta de batallas y sangre.

“No desapareció el espíritu rebelde, sino que se reprodujo en esa nueva mezcla y las luchas se fueron multiplicando y para estos días del año 1821, ya la lucha era tan grande y fuerte en la región que resultaba imposible darle continuidad al colonialismo”.

Resaltó que la historia regional no es diferente a la que vivimos en Nicaragua. En 1979 muchos querían darle continuidad al somocismo y que hasta última hora intentaron neutralizar y negar el triunfo del pueblo.

“Se fueron a negociar a Caracas los vendepatrias, los hijos del imperio, del colonialismo. Los que no pueden celebrar la independencia porque no pertenecen a Nicaragua, le vendieron su alma al diablo, al imperialismo. Se fueron a negociar y sacaron una propuesta para buscar que el pueblo se rindiera ante su fórmula”, afirmó.

Pero el triunfo fue del pueblo y lo celebramos aquí en esta plaza el 20 de julio de 1979. “Esa victoria sigue viva”, subrayó.

En otra parte de su intervención, Daniel destacó que lo logrado hace 199 años, significó un paso decisivo hacia la independencia. “Treinta años después, en los años 50, ya teníamos a los invasores yanquis en Nicaragua y habían llegado las empresas norteamericanas a buscar como apoderarse de la zona del río San Juan y con ellos estaban los vendepatrias, los que no celebran la independencia”.

El plan yanqui era apoderarse primero de Nicaragua y luego de Centroamérica. Pero obtuvimos otra gran victoria frente al yanqui invasor, que fue posible porque ya teníamos la independencia alcanzada en 1821. Y luego vinieron otras batallas que hemos librado en la región centroamericana y en Nicaragua defendiendo nuestra identidad y soberanía.

Luego la Revolución les dio la oportunidad, de acuerdo con la Constitución, para que llegaran al Gobierno y estuvieron tres periodos en los que le arrebataron al pueblo las conquistas que habían logrado con el triunfo de la revolución. “Pero no le arrebataron el orgullo ni la capacidad de lucha y por eso el pueblo retomó al Frente Sandinista de Liberación Nacional”.

El Comandante recordó el penoso momento de guerra, destrucción, muerte y prácticas terroristas que vivimos en Nicaragua entre abril y julio de 2018 cuando un grupo de apátridas quemaban, torturaban y asesinaban a nuestros hermanos, trabajadores, mujeres, estudiantes. “Querían incendiar Nicaragua”, remarcó.

Son cobardes y asesinos que quieren repetir la historia y se sienten poderosos porque tienen el espíritu de servidumbre frente al yanqui y se sienten orgullos de que les pidan unirse. “No tienen alma, no tienen corazón, son hijos del demonio y están cargados de odio, criminales, cobardes. Se sienten intocables porque se les dio una amnistía”, afirmó.

Pero, remarcó, ya se les dio una oportunidad. El pueblo pedirá cuentas en el marco de las leyes, de las regulaciones que tiene el estado nicaragüense. “Para eso están las leyes para castigar y sancionar, no por lo que digan, sino por lo que hacen. No hay indulto ni amnistía que valga cuando asesinan a una familia completa”.

En ese sentido destacó la necesidad de fortalecer el sistema judicial e instalar penas mayores para crímenes de odio.

Nicaragua, subrayó, es parte de un convenio internacional donde estamos comprometidos a no aplicar la pena de muerte en Nicaragua, “pero sí podemos aplicar cadena perpetua para los criminales”, resaltó.

niv/ybb

también te puede interesar