Nicaragua

Cinco cascadas naturalmente vírgenes adornan la geografía capitalina

Son saltos escondidos entre las montañas y bosques de Managua

cascada
|

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Managua, un vocablo náhuatl: Mainahuac que quiere decir “puñado de agua”. Su nombre responde a que en el centro político y habitacional más importante de Nicaragua, se hospeda el segundo lago más grande de Centroamérica, el Xolotlán, además de cinco hermosas cascadas naturalmente vírgenes, escondidas entre las montañas y bosques de su misteriosa geografía.

La Poza Azul, está ubicada en el municipio de San Francisco Libre. Se localiza en un pequeño cañón al pie del cerro Buena Vista. Es un pequeño complejo de cuatro piscinas naturales distribuidas en tres niveles de suelo.

Eventualmente se pueden apreciar especies de animales silvestres como: monos cara blanca, pizotes, comadrejas, iguanas, cusucos y venados.

Para poder disfrutar de este hermoso entorno debemos llegar hasta la comunidad Los Pochotillos ubicada a 20 kilómetros al noreste de San Francisco Libre, luego se recorren dos kilómetros hacia el caserío Cerro Colorado y posteriormente se hace un recorrido a pie de 378 metros sobre la ribera del río en donde se encuentra el sitio.

Existe transporte público, sin embargo, éste solamente ingresa a la comunidad por la tarde, saliendo hacia el Casco Urbano en la mañana del día siguiente.

El Salto de los Jarquines es una cascada de 15 metros de altura se encuentra en el municipio de Tipitapa, específicamente en la comunidad de Los Jarquines, denominada así por la familia numerosa de apellidos Jarquín y está ubicada a 70 kilómetros de Managua. Cascada Los Jarquines, es una belleza natural, que nos ofrece una hermosa panorámica, ya que se forma una cascada que da origen a una refrescante posa de agua.

Para llegar en transporte público, se toma la unidad de bus que sale del mercado Mayoreo en Managua con destino a la comunidad de Las Mesas de Asicaya, y luego se debe caminar cuatro kilómetros en senderismo.

En tercer lugar, la cascada El Brujo, se ubica en la Reserva Natural el Chocoyero – El Brujo, en Ticuantepe. También conocida como Chocoyero, el sitio ofrece un recorrido por senderos pocos visitados.

Cuentan las familias fundadoras del municipio que El Brujo debe su nombre a una leyenda popular que le atribuía propiedades encantadas al lugar, ya que el agua que se precipita por el salto, al llegar al suelo, no forma un caudal sino que desaparece sobre la superficie.

Si bien es claro que el caudal se vuelve subterráneo para nuestros antepasados este hecho era algo inexplicable, y pensando más bien que el lugar estaba embrujado fueron así dando origen a la leyenda y el nombre con que quedó bautizado.

Si quiere visitarlo puede tomar un bus en el mercado Roberto Huembes, en Managua que vaya hasta el municipio de Ticuantepe. Un viaje de aproximadamente de una hora hasta la comunidad La Borgoña, kilómetro 20.5 de la carretera al municipio de la Concepción. Desde ahí se toman moto hasta la comunidad Los Ríos en la cual se encuentra la Reserva Silvestre el Chocoyero – el Brujo.

En vehículo particular el viaje desde Managua se realiza en un tiempo aproximado de 40 minutos.

Una vez en la recepción de la reserva se realiza caminata de 1.2 kilómetros hacia la cascada, invirtiendo 20 minutos del recorrido.

Históricamente la cascada El Salto ha sido un hito de referencia como el balneario de agua dulce más visitado por los pobladores de San Rafael del Sur y en tiempo de Semana Santa como tradición miles de turistas pasan de tránsito de Masachapa o Pochomil hacia Managua.

En la ribera del río la municipalidad instaló bancas y mesas, fogones de concreto para promover el esparcimiento al aire libre.

La salto es de uso público se encuentra en propiedad de la municipalidad y las familias se bañan en todo tiempo por su accesibilidad a solo cinco minutos de la vía principal, es uno de los lugares o destinos turísticos locales más frecuentados de tradición popular.

En transporte público se utilizan los buses interurbanos que se desplazan Managua-Pochomil sobre la carretera principal. Debe caminar desde donde lo deja el bus al lugar de la torrente unos cinco minutos recorriendo unos 150 metros desde la carretera.

Por último, la cascada Los Córdobas, también en el municipio de San Rafael del Sur, es históricamente poco frecuentado debido al acceso un poco accidentado, lo que lo convierte en un mejor atractivo para los que gustan del senderismo de aventura.

Al acceder al sitio se puede visualizar el entorno natural y rústico casi virgen del área de acceso a la cascada, es un lugar limpio y se puede escuchar claramente el sonido de las aves, ver monos y gatos de monte.

Se accede al lugar con vehículo sencillo y se deja a 200 metros de la cascada. Se accede por propiedad privada en terreno baldío a pie a través de un sendero rústico.

En transporte público se llega transportándose en moto taxi desde la comunidad de San Pablo hasta la comunidad Los Córdobas.

Si se visita desde Managua el bus de transporte colectivo hace su estación en el km 45 de entrada a San Rafael del Sur de ahí se toma taxi o mototaxi para poder llegar hasta la zona de la cascada.

mem/ybb

también te puede interesar