Nicaragua

Pasteles Alvir, un emprendimiento familiar de más de un siglo de existencia

La premisa de este negocio es cuidar la calidad de los productos como garantía del regreso del cliente

Emprendimiento familiar que data más de un siglo de existencia
Emprendimiento familiar que data más de un siglo de existencia |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Pasteles Alvir es un emprendimiento familiar de más de un siglo de existencia. La abuela y la mamá de doña Yadira Azucena Alvir Dumas, le enseñaron desde los cinco años el oficio de hacer pasteles, churros de queso, rosquillas y otros dulces a base de maíz.

Desde las 4:00 de la mañana prepara el horno mientras el resto de la familia se encarga de alistar la masa y los ingredientes para la elaboración de las rosquillas y las viejitas, de gran aceptación en la ciudad de Nandaime.

Doña Alvir Muñoz, maestra retirada, también ha inculcado a sus sobrinas el amor por la pastelería para que sean el relevo generacional de una tradición que perdura en la familia. Juntas elaboran rosquillas, viejitas, pasteles de queso, piña, pollo, así como churros de queso y otros bocadillos que les encargan para eventos especiales.

Una de las sobrinas, Yadira Azucena Alvir Guevara, de 21 años de edad, estudia una carrera universitaria en el área mercantil con el objetivo de aprovechar sus conocimientos para expandir el negocio.

De toda Nicaragua llegan a buscar los productos de Pasteles Alvir, que también han llegado a países como España, Suiza, Francia, Venezuela, Alemania y Arabia Saudita.

La premisa de este emprendimiento es cuidar la calidad de los productos como garantía del regreso del cliente.
mem/ana

también te puede interesar