Nicaragua

Compañera Rosario Murillo: La humanidad clama por la paz, por un mundo sin armas, donde reinen la concordia y el entendimiento

La Vice Presidenta de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo, recordó los 75 años del horror causado por el lanzamiento de la bomba atómica en la ciudad japonesa de Hiroshima

Hiroshima
75 años del ataque atómico que sufrió la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945 |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vice Presidenta de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo recordó que hoy 6 de agosto se conmemoran 75 años del ataque atómico que sufrió la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945, tres días antes de que otro artefacto de ese tipo destrozara a la vecina Nagasaki.

Estados Unidos lanzó la bomba atómica sobre esa ciudad japonesa provocando que 140 mil hermanos inocentes fueran aniquilados de manera instantánea. La radiación mortal del artefacto alcanzó 1,2 kilómetros y la bola de fuego que provocó se extendió por 180 metros de radio, recordó la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Estructuras fueron completamente destruidas y el incendio tardó tres días en sofocarse. La gran mayoría de las víctimas falleció sin ningún tipo de ayuda, pues el 90 por ciento de los trabajadores de la salud también murieron o resultaron heridos y 42 de los 45 hospitales de la ciudad quedaron devastados.

La Vice Presidenta comentó que durante días lo único que se pudo hacer en la ciudad fue incinerar los miles de muertos.

Hiroshima fue volatizada y tres días después una segunda bomba cayó sobre Nagasaki generando una onda explosiva mucho mayor, pero cayó en un barrio periférico industrial y las montañas circundantes frenaron un poco la extensión.

No obstante murieron 40 mil hermanos y 30 mil antes de que acabara el año 1947. Otros 75 mil seres humanos quedaron heridos y decenas de miles con secuelas que hoy todavía arrastran.

Esa bomba no solo quebró vidas y causó cuantiosas destrucciones, sino que dejó profundas heridas en las mentes y almas de quienes sobrevivieron, remarco.

“Ese es el horror de la guerra, de las bombas, el horror que sembraron allá en esas hermanas poblaciones de Japón en  1945, hace 75 años. Por eso luchamos tanto por la paz y en todos los foros y organismos donde nuestro Presidente habla, resalta lo imprescindible de alcanzar la paz para los pueblos, el mundo y la humanidad”, refirió.

Comentó que hasta Nicaragua ha llegado en varias ocasiones el Barco de la Paz que recorre el mundo con sobrevivientes de estas masacres promoviendo la concordia entre los pueblos.

“La humanidad clama por la paz, por un mundo sin armas, donde reinen la concordia y el entendimiento. Nuestro abrazo fraternal a nuestros hermanos sobrevivientes en esta conmemoración que nos exige reflexiones profundas. Sin paz no hay vida, seguridad, estabilidad, trabajo. Sin paz solo nos agredimos unos a otros”, dijo.

La Compañera Rosario llamó a unirnos todos en un solo clamor de paz y bien, sobre todo en estos tiempos de pandemia donde los pueblos hacemos mayores esfuerzos. “Un país como el nuestro, pequeño, agredido y con recursos limitados seguimos trabajando día a día para fortalecer un modelo de salud que nos permite enfrentar estas situaciones difíciles con mucha dedicación, compromiso y esmero de cumplirle a nuestro pueblo”, afirmó.
mem/ybb

también te puede interesar