Nicaragua

La salud del pueblo es prioridad para el Gobierno Sandinista

El Presidente-Comandante Daniel Ortega ofreció detalles de los avances en materia de salud durante el Gobierno Sandinista

salud
Salud |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Nicaragua vivió su 41 aniversario de la Revolución Popular Sandinista de una manera diferente. Sin dejar de mostrar nuestro fervor revolucionario, se tomaron todas las medidas de seguridad para prevenir la Covid-19.

Nuestro país, junto al resto del mundo, lucha contra esta mortal pandemia que ha puesto en planeta alerta máxima. Pero en Nicaragua su incidencia está siendo controlada, sobre todo, gracias a un sistema de salud que fortalece la atención a las familias nicaragüenses donde se prioriza desde la atención primaria hasta la incorporación de equipos de alta tecnología en cada uno de los hospitales del país.

Sobre los avances en materia de salud nacional y el crecimiento de la partida presupuestaria destinada a este sector, prioridad para el Gobierno Sandinista, se refirió el Presidente-Comandante Daniel Ortega durante el acto de celebración por el 41 Aniversario de la Revolución Popular Sandinista.

De acuerdo con los datos ofrecidos por el Comandante Daniel, en 2006 el presupuesto del Ministerio de Salud era de tres mil 280 millones de córdobas, que equivalían al 13 por ciento del presupuesto. Hoy, en 2020 es de 16 mil millones 100 mil córdobas, que equivale al 20 por ciento al Presupuesto General de la República, es decir cinco veces más que el del año 2006, dijo.

El Gobierno Sandinista ha construido 19 hospitales, de ellos 16 hospitales primarios, además de 18 centros de salud, más de 450 puestos de salud, más de 120 casas maternas, un Instituto de Medicina Natural, más de 180 clínicas de medicina natural y 70 clínicas para atención del dolor.

Además están en construcción siete nuevos hospitales, una casa materna y un laboratorio epidemiológico, destacó. Es decir, seguimos construyendo a pesar de las adversidades actuales.

El Presidente Daniel informó que se han incorporado a la red nacional de hospitales 33 nuevos equipos de endoscopía y 30 de laparoscopia para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades respiratorias y digestivas.

Al respecto recordó para el año 2006 para llegar al diagnóstico de cáncer de mama eran insuficientes los mamográfos. En 2020 ya hay 28, es decir se han incorporado 27 mamografos más, entre otros equipos adquiridos.

Se suman también equipos para la atención de diálisis renal, para cáncer y equipos que son de gran costo y que gracias al modelo de salud se hace de forma gratuita para los nicaragüenses.

En este apartado mencionó del acelerador lineal donado por Japón y otro que es con recursos del Estado.

«El trabajo del sector salud ha sido intenso», refirió el presidente agregando que se han aplicado más de dos millones 20 mil dosis de vacunas para proteger a niños, niñas, embarazadas, adultos mayores contra 16 enfermedades.

«Medicina para los pobres, medicina para los humildes, medicina para los trabajadores, medicina para el pueblo», indicó Daniel Ortega.

Las más de ocho mil ferias de salud son bien acogidas por las más de 14 mil comunidades que visitan cada semana. Las clínicas móviles están perfectamente equipadas para realizar distintos tipos de exámenes y ofrecen las consultas y los medicamentos de manera gratuita.

Igualmente cada semana tocan la puerta de nuestros hogares las brigadas de salud para fumigar, aplicar BTI y concientizar a la población sobre la importancia de eliminar criaderos que proliferen los zancudos que transmiten enfermedades como el dengue, zika o chikunguya.

Así mismo indicó la cantidad de trabajadores de la salud que hay en la actualidad, con más de 36 mil que atienden con dedicación al pueblo nicaragüense.

El Comandante Daniel expresó que gracias a todo lo que se ha avanzado, hemos podido enfrentar con éxito esta pandemia y acatando las indicaciones dadas por las autoridades de salud que son especialistas en la materia.

Sin salud, dijo, el ser humano “pierde las capacidades para trabajar, se enferman continuamente, que hacen los niños y los jóvenes sin salud, pierden las capacidades para ir a la escuela, se enferman y que hacen los trabajadores sin salud, los obreros de la construcción, los pescadores, los comerciantes, todos los nicaragüenses, que hacen sin salud».

«La peor epidemia es la que provoca el hambre, la del capitalismo salvaje», dijo, enfatizando que la naturaleza está demostrando que ese no es el camino para un equilibrio en este mundo.

mem/ybb

también te puede interesar