Nicaragua

La unidad es baluarte de la Revolución Sandinista

La unidad nos ha permitido avanzar y debemos como militantes fortalecer la cohesión

doris-tijerino-haslam
Comandante Doris Tijerino Haslam |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La comandante Doris Tejerino resaltó la importancia de resguardar la unidad como baluarte de la Revolución Sandinista.

En entrevista con el programa Revista en Vivo del Canal 4 destacó que durante la lucha se supo el momento del triunfo cuando se produjo la unidad entre las corrientes que existían dentro del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Hay que cuidar la unidad como a la niña de los ojos, es una unidad consciente y nos da la oportunidad de que todos tengamos el espacio político partidista donde todos debatamos, aseveró.

La unidad nos ha permitido avanzar y debemos como militantes fortalecer la cohesión y ser más beligerantes en la divulgación de nuestros logros, recomendó la luchadora guerrillera.

Asimismo, subrayó la importancia del trabajo con la juventud. Creo que los que representamos una generación desangrada, donde más muertes hubo de gente valiosa, tenemos la responsabilidad de preparar la juventud para que la revolución avance, hay que seguir en la lucha en otro orden en la formación de las ideas.

En su consideración el FSLN se diferencia de otras fuerzas políticas en que fue la primera organización que le reconoció a la mujer el derecho a participar, a tener los mismos derechos y responsabilidades.

Los avances son extraordinarios pesar de que los retos son muchos, apuntó.

El éxito del FSLN está en que pese a estar 16 años fuera del poder tuvimos la capacidad de continuar y recuperar el poder por la via electoral, después del 2018 sale fortalecido y dispuesto a defender su democracia.

Resaltó las obras de la Revolución en infraestructura como carreteras y puentes, las mujeres hoy somos mayoría tenemos el 50 por ciento reconocido no solo en documentos sino puesto en marcha.

Las mujeres están presente siempre en manifestaciones, ferias son  protagonistas de muchos programas revolucionarios, una de las primeras medidas que se tomaron fue el derecho de la mujer a la tierra.

Al concluir hizo un llamado a cuidar a nuestra juventud, hay que conducirlos por el camino de la revolución y la juventud nos da vitalidad, alegría y fuerza.
mem/nda

también te puede interesar