Nicaragua

Más nicaragüenses le ganan la lucha al coronavirus gracias al personal de salud

Todos agradecen a Dios, así como los médicos y enfermeras que luchan por la vida

Nicaragüense-ante-el-COVID-19
Personal de salud |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Las redes sociales de la plataforma Sin Filtro siguen llenas de historias de pacientes que en Nicaragua han logrado vencer y de miles de agradecimientos al personal de salud que libra una dura batalla contra la muerte.

Néstor Palma Figueroa salió recientemente de los cuidados de un centro hospitalario para regresar nuevamente a su hogar. «Gracias a Dios ante todo, me atendieron bien y espero que lo sigan haciendo con gran devoción».

Su mensaje a las familias es acatar las recomendaciones que brindan las autoridades y llevar a cabo con conciencia, amor y respeto a la vida todas las medidas sanitarias para evitar más contagios por COVID-19.

«Unos ocho días pasé en recuperación en el hospital, los médicos se portaron bien, mucho profesionalismo, le agradezco y esperamos que así sigan adelante. Mi mensaje es que no se queden en su casa, que acudan a los centros de salud», manifestó otro de los sobrevivientes.

El personal médico del Hospital Alemán Nicaragüense es un ejemplo de que día a día trabaja arduamente para librar la batalla contra la nueva pandemia del coronavirus.

La doctora Karen Bermúdez manifiesta que con la fe puesta en Dios, la abnegación y el esfuerzo de todas y todos, se saldrá adelante.

«Cuando nosotros entramos a nuestro horario laboral, nos disponemos a realizar y a colocarnos nuestro traje de protección para ir a las salas donde se encuentran los pacientes. Muchas veces tenemos pacientes que necesitan de nuestra atención inmediata, y que necesitan nuestra vigilancia permanente. Es difícil porque también nos sentimos agotados, pero tenemos que hacer el esfuerzo. Es indescriptible la satisfacción que siente el personal médico al ver a una persona que se recupera y que vuelve con una familia», dijo la doctora Bermúdez.

La labor que ejercen a diario los médicos y enfermeras es difícil, pero su vocación y amor por el pueblo les da la fuerza para seguir dando una buena atención ante esta pandemia.
mem/ybb

también te puede interesar