Nicaragua

Carta abierta de los Transportistas de Carga a los Jefes de Estado y de Gobierno de Centroamérica

Llamaron a rechazar los nacionalismos cuando Centroamérica debe dar una repuesta coordinada, homologada y armonizada ante la pandemia del virus SARS-Cov-2, causante de la Covid-19

Carta-Transportistas
Transportistas de Carga Centroamericanos |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

A través de una carta abierta a los Jefes de Estado y de Gobierno de Centroamérica, los transportistas de la región exhortan a defender los tratados de integración centroamericana, los principios del libre comercio y la libre contratación.

Después de las recientes situaciones, que tienen en un impasse el traslado de mercancía entre los países, los trabajadores llamaron a eliminar los bloqueos en los puestos fronterizos y el libre tránsito, como otra forma de enfrentar la pandemia del virus SARS-Cov-2, causante de la Covid-19.

A continuación, Carta abierta de los Transportistas de Carga a los Jefes de Estado y de Gobierno de Centroamérica:

Transportistas de Carga Centroamericanos

Las recientes decisiones del gobierno de Costa Rica, al establecer restricciones a la libre contratación y libre comercio en su territorio, obligó a los miembros de las gremiales de transportistas centroamericanos a no ingresar a territorio Costarricense, puesto que éste país automáticamente ocasionó un autobloqueo en las fronteras de su país, tanto en el lado de Nicaragua como el de Panamá.

Algunos medios de comunicación costarricenses han acusado falsamente a los transportistas nicaragüenses y centroamericanos, en el sentido que el bloqueo de la frontera es una decisión del gobierno de Nicaragua, con el objetivo perverso de politizar el asunto y desacreditar la lucha que actualmente libramos.

Afortunadamente en esta lucha no estamos solos. Agradecemos las resoluciones de las diferentes cámaras empresariales de los países de Centroamérica, en las que han expresado sus preocupaciones y críticas a las decisiones unilaterales del gobierno de Costa Rica, por perjudicar el libre comercio regional en momentos de pandemia y parálisis de las economías.

De igual manera, agradecemos las gestiones realizadas por todos los gobiernos de la región, especialmente al gobierno de Nicaragua y al gobierno de Panamá, que son los países colindantes de Costa Rica, porque todos han tratado de solucionar el conflicto en el marco del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), del Consejo de Ministros de Integración Económica (COMIECO), y del Consejo de Ministros de Salud (COMISCA).

Llamamos a todos nuestros hermanos transportistas de las gremiales de Centroamérica, inclusive de Costa Rica a apoyar esta lucha por el libre tránsito, la libre contratación y el libre comercio regional. Esta lucha es no solo para preservar la integración centroamericana, sino también para defender nuestras fuentes de trabajo, para al sostenimiento de nuestras familias.

Llamamos a los gobiernos de la región a actuar unidos y mantener una posición firme, hasta lograr una solución común en el marco de los organismos de la integración centroamericana.

Centroamérica, 26 de mayo del 2020.

Carta abierta a los Jefes de Estado, de Gobierno o Presidentes Centroamericanos

La decisión del gobierno de Costa Rica, de aplicar medidas sanitarias unilaterales, sin tomar en consideración a los demás gobiernos del área y a los organismos del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), es la principal causa del bloqueo de las fronteras de ese país, y de la larga fila de cabezales y equipos de transporte varados en la carretera.

El futuro de la integración regional ha sido cuestionado

Las diferentes reuniones del Consejo de Ministros de Integración Económica (COMIECO) no han dado resultados positivos para terminar con esta crisis. Con el pretexto de combatir la pandemia, el gobierno de Costa Rica insiste en aplicar medidas restrictivas a la libre contratación y libre circulación de vehículos en su territorio, restringiendo la actividad de los transportistas únicamente a entrar con plazos muy reducidos a determinados almacenes fiscales, cargar y descargar mercaderías, las que serían finalmente trasladadas por transportistas costarricenses.

Al dividir el trayecto en dos tramos, con las restricciones y controles establecidos, el gobierno de Costa Rica está aplicando una letal medida proteccionista que favorece de manera encubierta a las empresas (almacenes) y transportistas costarricenses. Mientras a los transportistas centroamericanos se nos imponen serias medidas restrictivas para ejercer nuestra actividad en territorio costarricense, los transportistas de este país pueden entrar libremente al resto de países, ejerciendo una competencia desleal que conducirá inevitablemente al establecimiento del monopolio costarricense en la actividad del transporte de carga terrestre en Centroamérica.

Las decisiones del gobierno de Costa Rica constituyen un golpe mortal al complejo proceso de la integración centroamericana. Vale la pena recordar que históricamente, el Estado costarricense ha sido el más reacio a fortalecer los mecanismos de integración centroamericana, pero al mismo tiempo su industria y comercio son las que más se han beneficiado de las políticas de libre comercio implementadas por el SICA.

Debemos rechazar los nacionalismos que son perjudiciales, en momentos en que Centroamérica debe dar una repuesta coordinada, homologada y armonizada a los retos que nos impone la pandemia y la crisis económica que se deriva de ella.

Mientras tanto, nuestros hermanos transportistas centroamericanos, varados fronteras, viven un drama personal que afecta directamente sus ingresos y amenaza su salud en momentos de pandemia.

Petición a los Jefes de Estado, de Gobierno o Presidentes centroamericanos:

Exhortamos a los Jefes de Estado de Gobierno o Presidentes centroamericanos y a los organismos del SICA a defender los tratados de integración centroamericana, los principios del libre comercio y la libre contratación, aun en tiempo de pandemia.

Los tratados de la integración centroamericana han establecido con suficiente antelación los mecanismos de coordinación para situaciones de desastre o de epidemias. No podemos permitir que la decisión de un Estado perjudique al resto.

Debemos formular una repuesta común ante el desafío de la pandemia, la que debe incluir, entre otros, los siguientes aspectos centrales:

1.- Lo más idóneo es que, bajo la situación excepcional de la pandemia, se le permita a los transportistas un plazo migratorio de estadía necesario para descargar y cargar mercancías.

2.- La decisión de Costa Rica de descargar las mercaderías en almacenes fiscales de ese país, debe ser rechazada de plano porque implicaría un retorno a la balcanización del comercio regional y un retroceso sin precedentes a la integración centroamericana.

3.- La clave para resolver la crisis y bloqueo de fronteras es la aplicación de medidas sanitarias comunes, que el SICA funcione para lo que fue creado: un sistema de protección común.

Las medidas sanitarias comunes, adoptadas en los organismos del SICA, deben incluir el uso obligatorio de mascarillas para los conductores, el uso de guantes al momento de realizar gestiones, control de temperatura, el distanciamiento social, la responsabilidad ciudadana para evitar el contagio masivo, etc.

De igual manera, mientras se negocia y se resuelve el problema de fondo, demandamos a los presidentes centroamericanos y a los ministros de COMIECO y COMISCA, a encontrar una salida inmediata a la difícil situación que viven nuestros hermanos transportistas, varados en las fronteras. Para ello proponemos lo siguiente:

1) Solicitamos la aplicación de las medidas de reciprocidad correspondientes a todos los países del CA-4 y Panamá.

2) Para terminar con el drama humano de nuestros hermanos transportistas, y solamente como una medida excepcional de emergencia, solicitamos al gobierno de Costa Rica permitir el ingreso de los vehículos para que descarguen las mercaderías en los almacenes que ellos señalen, únicamente para los que estén a la fecha despachados varados en frontera, permitiendo después el libre retorno de vehículos, sin ningún tipo de sanción o penalización.

3) Pedimos a los gobiernos del CA-4 y Panamá, de manera temporal mientras subsistan las disposiciones costarricenses, a realizar el trasiego de mercancías, enganche y desenganche de equipos en Fronteras de Nicaragua y Panamá, y que los transportistas costarricenses no ingresen a nuestros territorios para evitar su contagio del COVID-19 motivo por el cual Costa Rica restringió al acceso a los Centroamericanos.

4) Mantenerse el libre tránsito de mercancías por territorio Costarricense entre Centroamérica y Panamá y viceversa, aun con la disposición propuesta en el numeral anterior.

Objetivo común: mantener el libre comercio regional bajo las condiciones de pandemia

La pandemia no terminará en las próximas semanas. Los científicos alertan de que mientras no se produzca una vacuna, debemos ambientarnos a vivir y trabajar bajo la amenaza del virus, y para poder derrotarlo se requiere acciones conjuntas, educación, razonables medidas de prevención, etc.

Los transportistas centroamericanos queremos contribuir a la solución de la crisis, nos negamos a convertirnos en los chivos expiatorios, y por ello hacemos propuestas sensatas que de ser aplicadas pueden contribuir enormemente a superar la presente crisis.

Centroamérica, 27 de mayo del 2020.

niv/jos

también te puede interesar