Nicaragua

La prioridad del Gobierno Sandinista es la salud de la población

Se ofrecieron detalles sobre el “Libro Blanco Nicaragua Ante La Pandemia De Covid-19: Una Estrategia Singular”

frente a la pandemia del coronavirus
Dr. Paul Oquist |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Nicaragua está en mejores condiciones de enfrentar la pandemia de la COVID-19 y otras, porque cuenta con un sistema de salud eficaz que ha provocado la reducción de mortalidad materna y de la infantil, la desnutrición crónica, la pobreza general y la extrema, afirmó este martes el doctor Paul Oquist, Ministro-Secretario Privado para Políticas Nacionales.

«No hay ninguna duda de que la prioridad de este Gobierno es la salud de la población», subrayó el secretario para las Políticas Nacionales en referencia al “Libro Blanco Nicaragua Ante La Pandemia De Covid-19: Una Estrategia Singular”, presentado ayer lunes por la máxima dirección sandinista a Nicaragua y al mundo.

El Libro destaca el modelo que Nicaragua ha adoptado para hacer frente a la pandemia mundial del nuevo coronavirus, sin afectar la economía. Una estrategia singular porque está basada en la realidad y condiciones del país

Este modelo plantea que una de esas realidades es que el 40 por ciento de la población nicaragüense vive en el campo y a diario ellos deben salir a buscar su pan de cada día, por lo tanto, si quedan encerrados y no trabajan, no ganan y no comen.

Oquist destacó que el Gobierno de Nicaragua está protegiendo a los campesinos, a los trabajadores informales, a los pobres en general por mantener funcionando la economía pero que también está protegiendo una economía debilitada por el fallido intento de golpe y las medidas unilaterales aplicadas por Estados Unidos y la Unión Europea.

El doctor explica que una cuarentena en Nicaragua perjudicaría a la producción agrícola, al sector informal, los pobres en general, los estudiantes de escasos recursos. «Si cierran las escuelas, los niños pobres quedarían fuera del sistema educativo», refirió.

«El Gobierno está defendiendo el derecho de los pobres», enfatizó Oquist.

Otro argumento del especialista de no viabilidad a una cuarentena, es la campaña terrorista mediática de las fake news, las mentiras de todos los días tratando de desestabilizar el país.

Así mismo destacó que el producto interno bruto (PIB) refleja que Nicaragua creció en un cinco por ciento anual en un período de siete años hasta el 2018, cuando se dio el fallido intento de golpe de estado.

Las consecuencias de esa desestabilización malintencionada provocaron un decrecimiento -4 por ciento en 2018 y -3.9 por ciento el año pasado.  Además, fue la causa por la que casi 100 mil nicaragüenses perdieron su empleo, el número de asegurados se redujo en un 69 por ciento y la inversión extranjera bajo hasta -63.2 por ciento.
mem/ybb

también te puede interesar