Nicaragua

Ana Patricia Aguilar inculca en sus hijos la premisa del estudio primero

Para sacar adelante a su familia trabaja elaborando y comercializando vinos

Ana-Patricia-Aguilar
Ana Patricia Aguilar |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Ana Patricia Aguilar es una madre destacada que inculca en sus hijos la premisa de que para alcanzar un futuro próspero, el estudio es lo primordial. Y para sacar su familia adelante y poder ofrecerles ese bienestar que necesitan para aprender, se gana la vida elaborando vinos de pitahaya y piña.

Con el apoyo del gobierno de Nicaragua, Ana Patricia emprende gracias los conocimientos adquiridos en la elaboración de vinos a base de la pitahaya que ha sembrado en su tierra.

Todos los sábados acompaña a sus hijos y nueras a sus centros de estudios para motivarles en la educación de secundaria a distancia en la escuela San Ignacio, del municipio de La Concepción, pues refiere que las oportunidades para estudiar en la Nicaragua de hoy hay que aprovecharlas.

Durante el invierno trabaja en la agricultura y en verano trabaja en los mercados vendiendo. “Gracias al INTA aprendimos a hacer el vino de pitahaya, jamaica y coyolitos. Luego lo llevamos a las ferias y podemos venderlo «, dijo Ana Aguilar.

Este invierno, dice, será muy bueno para sus tierras y la de todos los agricultores. Espera producir más de dos mil pitahayas en diferentes variedades, así se prepara para seguir produciendo vinos que oscila su precio desde los 80 córdobas hasta los trescientos además de vender la fruta en los mercados.
mem/ybb

también te puede interesar