Nicaragua

La fortaleza del Modelo Sandinista

En la etapa actual de la Revolución Sandinista, el pueblo protagonista ha cosechado, después de tantos años de siembra en la lucha, significativos resultados sociales, ambientales, económicos y productivos

El-Pueblo-Presidente-como-manifestación-del-Poder-Popular
El Pueblo Presidente como manifestación del Poder Popular |

Consejo de Comunicación y Ciudadanía |

La Fuerza del modelo sandinista se basa en características y resultados. Las características son que el Frente es patriótico, democrático, promueve la inclusión y participación bajo el concepto Pueblo Presidente como manifestación del Poder Popular. El FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional) defiende los intereses populares, goza de la confianza del pueblo, y tiene una base social y política con un alto grado de compromiso, lo que constituye la base de la gran capacidad de organización y movilización de la sociedad nicaragüense a través del voluntariado.

En la etapa actual de la Revolución Sandinista, el pueblo protagonista, facilitado por el Buen Gobierno basado en los valores y principios del propio pueblo, ha cosechado, después de tantos años de siembra en la lucha, significativos resultados sociales, ambientales, económicos y productivos.

Son las características y los resultados descritos que constituyen en gran medida la fortaleza del modelo sandinista. Histórica y actualmente, los grupos opositores al Frente Sandinista forman un enclave político guiado y orientado por la política exterior norteamericana.

El Frente Sandinista es el polo patriótico del espectro político nicaragüense, heredero de la lucha de Sandino y Zeledón y toda la historia de defensa de la auto determinación, independencia y soberanía.

El Frente Sandinista es el padre de la democracia en Nicaragua. Antes de las elecciones de 1984, no había nada que se le pareciera a una elección soberana y libre. En 1990, el FSLN se convirtió en la primera fuerza política de transferir el poder pacíficamente con resultados de una elección soberana y libre.

En el periodo 1990-2017, el FSLN realizó una oposición leal a la Constitución, aun cuando había períodos de crisis de gobernabilidad por la debilidad del gobierno de turno.

Claro que la democracia es más que solo elecciones y es el Frente Sandinista que ha promovido la inclusión y la participación masiva del Pueblo nicaragüense bajo el concepto del Pueblo Presidente, como manifestación del Poder Popular.

En toda la historia de Nicaragua es sólo con los dos gobiernos del Frente Sandinista que se han priorizado los intereses populares de las grandes mayorías que son los pobres.

Una de las fortalezas del modelo del GRUN, es la confianza que tiene el pueblo en el Frente Sandinista y en la sabiduría del Comandante Daniel Ortega de defender y promover los intereses de los pobres aun en circunstancias difíciles; una confianza que tiene una raíz histórica que viene desde la lucha contra el somocismo, la lucha en los años 80 frente a la Contra respaldada por la CIA y dos administraciones norteamericanas, la política de Gobernar desde abajo defendiendo los intereses de los pobres durante los 16 años de los gobiernos neoliberales y en el actual gobierno en que el protagonismo del pueblo, facilitado por el gobierno, ha logrado avances significativos para los pobres, las mujeres, los indígenas y afrodescendientes, es decir, una confianza forjada en la práctica histórica.

Otra fuerza del modelo es el alto nivel de compromiso de una base social y política sólida, de comprobada lealtad y disposición al sacrificio. Eso conforma la base para la extraordinaria capacidad de organización y movilización del pueblo nicaragüense, por medio del voluntariado que abarca un gran porcentaje del pueblo mismo, sobre todo la juventud y las mujeres.

La Revolución Popular Sandinista ha tenido etapas claras: En la primera etapa el objetivo era la liberación nacional de la tiranía. En la segunda se avanzaron transformaciones revolucionarias para el pueblo, pero al final el objetivo era sobrevivir la brutal agresión norteamericana de una década. En la tercera etapa el objetivo era defender los avances revolucionarios de los intentos neoliberales de revertirlas. Es en la cuarta etapa actual que el pueblo protagonista facilitado por el Buen Gobierno basado en los valores y principios del pueblo nicaragüense ha cosechado, después de tantos años de siembra en la lucha, significativos resultados sociales, ambientales, económicos y productivos.

El pueblo ha reconocido los avances con votos en las urnas para el Comandante: 38% en 2006, 62% en 2011 y 72% en 2016.

La creciente fuerza del FSLN y su modelo exitoso, así como la debilidad de una oposición desarticulada, llevó en 2018 a una parte de la oposición y Estados Unidos a intentar agregar a Nicaragua a la lista de golpes de estado e intentos patrocinados por el imperialismo en este siglo: Venezuela (2002), Honduras (2009), Ecuador (2010), Paraguay (2012), Brasil (2016), Bolivia (2019).

Los tranques armados en carreteras y calles; las invasiones armadas de barrios y casas; la quema de alcaldías y otros edificios, vehículos y equipos de construcción; el saqueo de tiendas y otros negocios; el secuestro, tortura y asesinato de sandinistas; 198 personas muertas, incluyendo 24 policías, mientras 401 policías fueron heridos por bala; todo esto en medio de una campaña de noticias falsas y guerra sicológica masiva basada en los medios y las redes sociales. Al final, el movimiento golpista se derrumbó y el pueblo triunfó, mostrando la fortaleza del modelo.

FORTALEZA SOCIAL

PROYECTOS SOCIALES DEL GRUN:

El GRUN ha impulsado un modelo de desarrollo humano, de democracia participativa, representativa y de justicia social, que se puede comprobar en:

La transformación de la salud, la educación y la recreación, entre otras, a los que pueden acceder toda la población sin exclusión y sin distingo. Todos tienen el derecho a gozar de los beneficios que les pueden ser otorgados.

La priorización de la inversión pública o inversión estatal en áreas del Desarrollo Humano, El GRUN ha garantizado cada año el presupuesto para invertir en salud y educación gratuita, así como para garantizar la protección, la alimentación, el cuido y protección, el derecho a tener viviendas dignas para el pueblo de Nicaragua.

La ampliación de la cobertura y calidad de los servicios de agua potable y luz eléctrica, así como carreteras y caminos; se han venido construyendo nuevas carreteras, y ha llevado la luz eléctrica a casi todo el país (97.57%) y el agua potable a zonas del país que carecían de estos beneficios.

La creación, ampliación, y restauración de parques en los todos los municipios del país. Se han construido nuevos parques y mejorado otros existentes que necesitaban reparación.

La masificación del deporte a nivel nacional entre la niñez, adolescencia y juventud no solo ha construido nuevos espacios deportivos sino también se ha promovido y facilitado el acceso de toda la población en general a estos lugares para su recreación.

El rescate, protección, salvaguarda, promoción y divulgación del patrimonio histórico y cultural velando por el cuido de museos, así como la realización de programas para que la población pueda visitar los sitios históricos del país y conocer la cultura de los pueblos en general.

En cuanto a derechos laborales se ha defendido los derechos de los trabajadores e implementado la cultura del emprendimiento, lo que ha impulsado nuevas fuentes de trabajo y empleo.

En materia de Seguridad Social, ha aumentado la afiliación de trabajadores, en particular ampliando en el área rural, cooperativas, sindicatos, asistentes del hogar y trabajadores por cuenta propia.

Sobre la propiedad y ordenamiento territorial, se ha venido haciendo entrega de títulos de propiedad a personas que habitan en lugares sin poseer documentos legales.

En relación a la prevención y atención en la familia, se ha venido impulsando no solo leyes sino la educación desde todos los niveles para el cuido y protección de las familias en general.

Para las personas con capacidades diferentes, ha venido garantizando una cultura de respeto, garantizando que estas personas puedan tener derecho y el acceso a empleos, educación sin importar su condición.

En cuanto a los adultos mayores, se han promovido leyes que benefician a los adultos mayores, creándose centros de atención integral, descuentos en los pagos de sus servicios básicos (luz y agua), así como precios favorables para el acceso a lugares turísticos.

Así mismo, el GRUN ha realizado:

Casas Maternas en Nicaragua. Se da hospedaje a las madres embarazadas brindándoles atención previa al parto y se atiende al recién nacido.

Amor para los más Chiquitos. Tiene como objetivo la estimulación temprana de los niños y niñas menores de seis años, proceso que inicia desde el periodo prenatal y promueve la lactancia materna, vigilancia, crecimiento y desarrollo, proceso de vacunación y vela por la salud, nutrición, higiene personal de los menores.

Merienda y Paquetes Escolares: Consiste en la preparación de alimentos en los centros de estudio por parte de los padres de familia con la provisión brindada por el gobierno, también se entregan útiles escolares a los niños y niñas.

Alfabetización y Educación de Jóvenes y Adultos: Permite que las personas que no cuentan con estudios puedan realizarlos en corto tiempo.

Programa Usura Cero: Es un programa dirigido a las mujeres que trabajan por cuenta propia para brindarles crédito con plazos e intereses menores que los bancos y mucho menor que el “micro crédito”.

Programa todos con Voz: Atención personalizada a personas con discapacidad a través de chequeo médico, entrega de medicamentos, paquetes alimentarios, educación, entre otros beneficios.

Plan Techo Solidario: Consiste en la entrega de láminas de zinc para familias con necesidades de este rubro.

Casas para el Pueblo: Construcción y entrega de viviendas sociales a la población en situación de pobreza.

Programas Productivos y Alimentarios: Entrega de vacas, aves de corral y semillas frutales, para reducir a corto plazo la desnutrición y la pobreza.

MARCO JURÍDICO QUE FORTALECE EL MODELO CRISTIANO, SOCIALISTA Y SOLIDARIO DEL GRUN.

El GRUN desde el 2007 a la fecha ha impulsado leyes y ha actualizado y modernizado otras, las que tienen como prioridad el fortalecimiento y restitución de los derechos del pueblo nicaragüense. Entre éstas tenemos:

Leyes que garantizan a los nicaragüenses una mejor calidad de vida: Ley No. 693, Ley de soberanía y seguridad alimentaria y nutricional; Ley No. 721, Ley de venta social de medicamentos; y Ley No. 842, Ley de protección de los derechos de las personas consumidoras y usuarias.

Leyes que protegen y fortalecen a la familia y sus integrantes: Ley No. 870, Código de Familia; Ley No. 677, Ley especial para el fomento de la construcción de vivienda y de acceso a la vivienda de interés social; Ley No. 688, Ley de fomento al sector lácteo y del vaso de leche escolar; Ley No. 718, Ley especial de protección a las familias de partos múltiples; y Ley No. 720, Ley del adulto mayor.

Leyes que velan por los derechos de las personas con algún tipo de atención especial: Ley No. 675, Ley de lenguaje de señas nicaragüenses; Ley No. 650, Ley de Protección de los derechos humanos de las personas con enfermedades mentales; y Ley No. 763, Ley de los derechos de las personas con discapacidad.

Leyes que promueven la igualdad, dignidad y equidad de los derechos a todos los nicaragüenses: Ley No. 648, Ley de igualdad de derechos y oportunidades; y Ley No. 757, Ley de trato digno y equitativo a pueblos indígenas y de afrodescendientes.

Leyes que promueven una vida libre de violencia: Ley No. 779, Ley integral contra la violencia hacia las mujeres y de reformas a la Ley No. 641 Código Penal.

RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL A LOS PROGRAMAS SOCIALES DEL GRUN.

Organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), han destacado y reconocido al gobierno de Nicaragua por haber logrado avances significativos en temas de disminución de la pobreza en general, creación de oportunidades económicas en áreas rurales para que las familias puedan producir sus alimentos, y el desempeño positivo en la economía manteniendo niveles de crecimiento y mayores que el promedio para América Latina y el Caribe.

FORTALEZA AMBIENTAL

Desde que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional asume el destino del país se ha puesto en práctica una política de protección y defensa de nuestra Madre Tierra, lo que se manifiesta en los planteamientos del Programa Nacional de Desarrollo Humano.

Los ejes de acción que se aplican para llevar a cabo esta política son principalmente la educación ambiental; la defensa y protección de los recursos naturales y desarrollo forestal; la conservación, recuperación, captación y cosecha de agua; la mitigación, adaptación y gestión de riesgo ante el cambio climático; el manejo sostenible de la tierra; la regulación y control de la contaminación ambiental para la conservación de los ecosistemas y la salud humana; así como prevenir el impacto ambiental de actividades económicas que se desarrollan en el país.

En el marco de esta política, año con año se impulsa una Gran Cruzada Nacional de Reforestación como parte de una estrategia de reforestación en zonas de vocación forestal y en regiones de tierras degradadas. En este sentido se aplica un modelo de forestería comunitaria en la que se involucra activamente a las comunidades indígenas y afrodescendientes del Caribe, así como campesinos de la frontera agrícola. Por otro lado, Nicaragua recibió la aprobación del Fondo Cooperativo del Carbono Forestal, mediante el cual las comunidades rurales y pueblos indígenas que viven en los bosques de la Costa Caribe, Bosawás e Indio Maíz, reducirán la deforestación y degradación forestal, reduciendo las emisiones de aproximadamente 11 millones de toneladas de Dióxido de Carbono y se recibirá a cambio incentivos positivos por 55 millones de dólares en cinco años. Esta meta solamente representa el 50% del potencial que tiene la región del Caribe en la reducción de emisiones. Esto se realiza a través del programa ENDE-REDD+ de MARENA, con la asistencia del Banco Mundial.

Se han fortalecido las capacidades tecnológicas y técnicas de MARENA, INETER, INAFOR y Gobiernos Regionales de la Costa Caribe, en el establecimiento y operación de un sistema de monitoreo de bosques, que permitirá el monitoreo, registro y verificación de la reducción de emisiones de gases de efecto de invernadero por los procesos de deforestación y degradación forestal a nivel nacional y dirigir acciones para la restauración de paisajes forestales.

En la búsqueda del aprovechamiento del recurso agua se impulsa la construcción de obras de cosecha de agua y de reservorios para usos productivos y de recuperación del vital líquido. Todo esto dentro de una estrategia que busca recuperar y preservar el agua, el potencial de agua en las cuencas de los ríos, la fertilidad de los suelos y la conservación de la flora y fauna de nuestro país que constituye entre el 7% y 8% de la biodiversidad del mundo.

A nivel internacional, el GRUN, ha destacado en la firme defensa de la Madre Tierra y ha alzado su voz para que la humanidad entera se movilice para revertir las consecuencias del cambio climático. Nicaragua ha sido estandarte de los países en desarrollo en las discusiones en los diferentes espacios de la Convención de Naciones Unidas para el Cambio Climático, manteniendo los principios de “responsabilidades comunes pero diferenciadas”, “responsabilidades históricas de los países desarrollados”, “el principio de cooperación”, “el principio de respeto a la soberanía”. Nicaragua también destaca en la necesidad de que los países desarrollados asuman el compromiso moral de financiar a los países en desarrollo en sus esfuerzos de mitigación, adaptación y pérdidas y daños ocasionados por siglos de contaminación de los países desarrollados. Nicaragua tiene participación activa en las diferentes instancias de decisión de la Convención del Cambio Climático como son el Fondo Verde del Clima, el Comité Permanente de Finanzas, los Cuerpos Subsidiarios, entre otros.

Nicaragua firmó el Acuerdo de París en 2017 porque en la mayor parte de países del mundo hubo consenso de que los compromisos de 2015 en París, son insuficientes para evitar un aumento de la temperatura promedio mundial a 2ºC y muchos menos a 1.5ºC, y también están de acuerdo que se deben aumentar las metas de reducción de emisión de gases como el CO2 y el metano de los países desarrollados. Así, la posición solitaria de Nicaragua en París en 2015 se volvió una posición de consenso en 2017.

El Estado de Nicaragua ha seguido colaborando con la comunidad internacional en la promoción de la acción colectiva en materia del cambio climático, manteniendo una posición firme y coherente en defensa del medio ambiente y haciendo esfuerzos continuados para la adaptación y mitigación de las consecuencias del deterioro climático mundial en el pueblo nicaragüense.

Nuestro gobierno ha cumplido las metas, compromisos y acuerdos de la Convención de Cambio Climático y se han definido las metas de reducción de emisiones a través de los informes de las “Contribuciones Nacionales Determinadas”, que en la actualidad están en proceso de revisión y mejoramiento para definir nuestras metas en cuanto a la reducción de emisión de gases.

Se ha definido una política nacional de mitigación y adaptación al cambio climático. Esta política tiene un enfoque en desarrollo sostenible, compatible con la gestión de riesgos de desastres, innovación y uso eficiente de los recursos, enfoque ecosistémico, equidad de género, participación ciudadana, viabilidad de las medidas, finanzas climáticas, reconocimiento a los pueblos originarios y comunidades indígenas, educación en cambio climático.

FORTALEZA ECONÓMICA

El FMI proyecta que la economía mundial sufra una brusca contracción de -3% en 2020, mucho peor que la registrada durante la crisis financiera de 2008–09. CEPAL, por su parte, pronostica -5.3% para la región de América Latina en 2020. Por otro lado, según la estimación de OCDE (la organización de los países desarrollados), las medidas como las demás economías actuales podrían reducir la economía mundial en un -2.0% por mes, o una tasa anualizada del -24%, acercándose a los niveles de la Gran Depresión de la década de 1930.

La pandemia de COVID-19 está infligiendo enormes y crecientes costos humanos en todo el mundo. La crisis sanitaria también está repercutiendo gravemente en la actividad económica. Por las acciones de respuesta a la pandemia los datos preliminares para el primer trimestre de 2020 indican que la economía (Producto Interno Bruto, PIB) de EE. UU. cayó un -4.8%, la mayor disminución en los primeros tres meses del año desde 2008 durante la crisis financiera mundial, cuando la economía de EE. UU. se contrajo un -8.4%.

Según el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) a través de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) junto a la Secretaría Ejecutiva del Consejo Monetario Centroamericano (SECMCA), el escenario actualizado con las perspectivas recopiladas al mes de abril de 2020 estima para el 2020 decrecimiento de la economía en Centroamérica de -6.9% y una tasa de aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios (inflación) de 0.6% para la región. Para el 2021 el decrecimiento de la economía a nivel de la región sería de -1.4% y la tasa de inflación estimada sería de 1.9%.

Algunas estimaciones también indican que 29 millones de personas en América Latina podrían caer en la pobreza, revirtiendo una década de esfuerzos para reducir la desigualdad de los ingresos.

Ante escenarios tan poco favorables a nivel de la región y del mundo en general, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (GRUN), no ha cerrado la economía, ni declarado una cuarentena absoluta, ya que en Nicaragua aproximadamente el 80% del empleo es informal, hermanos trabajadores que viven del día a día y mientras el 41% de la población vive en el campo y requieren realizar actividades fuera de casa todos los días. Todos ellos se verían seriamente afectados. Sumado a esto, que, desde la crisis de abril 2018, el PIB ha experimentado una contracción sucesiva de hasta -4.0% en 2018 y -3.9% en 2019.

El gobierno, además de atender y enfrentar la pandemia está teniendo que defenderse del ataque mediático y llamamientos de “quedarse en casa”, promovidos por los golpistas, con el objetivo de destruir aún más la economía, obstaculizando las actividades productivas y comerciales, las cuales provocarían importantes pérdidas en el ingreso de los hogares y en el desempeño económico de las empresas, principalmente las pequeñas y medianas. La política del gobierno está protegiendo a los campesinos, a los trabajadores informales, la pequeña y mediana empresa, los pobres en general y la economía nacional.

La estrategia de equilibrio del GRUN y de su Modelo Cristiano, Socialista y Solidario, desde el primer día ha sido mantener a flote la economía, reducir los niveles de pobreza y desigualdad, promover una política monetaria y de finanzas del gobierno en armonía y en tiempos de crisis como la que atravesamos actualmente, evitar una catástrofe en el PIB al finalizar el 2020.

Tenemos a nuestro favor el flujo de las actividades agrícolas, de transformación productiva y de prestación de servicios públicos de las familias en el campo y las ciudades; se ha mantenido el abastecimiento de productos de consumo básico, permaneciendo estable el nivel de precios de los productos y servicios que demanda a diario la población. Esto contrasta con otros países donde ha habido compras de pánico y alzas especulativas de precios llegando al desabastecimiento.

Buen desempeño de la Política Monetaria

Las políticas implementadas por el BCN y el buen desempeño de las variables del sector monetario propiciaron el fortalecimiento de las Reservas Internacionales Brutas (RIB). Así, las RIB cerraron 2019 en un nivel mayor que en 2018 (2,397.4 millones de dólares. El tipo de cambio se mantuvo según lo esperado, la inflación se mostró estable en un dígito y la cantidad total de dinero efectivo en manos del público (Base Monetaria) se situó en C$34,477.7 millones, C$4,345 millones más que en 2018.

Buen desempeño de las Finanzas del Gobierno

Las finanzas del Gobierno demostraron buen desempeño en 2019, la ejecución del presupuesto del Estado y sus componentes (el gasto público y los impuestos) se manejaron de manera prudente. Como resultado de esto la deuda pública ha mostrado una tendencia a disminuir.

De igual manera el Modelo Cristiano, Socialista y Solidario, se ha encargado de brindar generosos incentivos para atraer mayor inversión al país, especialmente para sectores orientados a la exportación, incluyendo zonas francas, turismo, minería y forestal.

Un Gobierno Pro-Inversión

El Gobierno de Nicaragua reconoce el impacto positivo de la inversión extranjera directa (IED) en una economía como la de Nicaragua, de modo que la promueve activa y abiertamente en un país comprometido con sus empleados, la comunidad y el medio ambiente.

El nombramiento de un Delegado Presidencial para las Inversiones para coordinar los esfuerzos de promoción de inversiones y asegurar el desarrollo exitoso de estos proyectos, afirma la postura positiva del gobierno hacia la inversión extranjera directa.

PRONicaragua, la agencia oficial de promoción de inversiones, se destacó con los mejores resultados entre todas las agencias de promoción de inversiones en el mundo en el Estudio Comparativo Mundial de Promoción de Inversiones (GIPB, por sus siglas en inglés) 2012, publicado por el Banco Mundial, la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) y la Agencia Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA, por sus siglas en inglés).

Reporte Libertad Económica del Mundo

La economía de Nicaragua está entre las más libres del mundo, de acuerdo al reciente reporte Libertad Económica del Mundo (EFW, por sus siglas en inglés), publicado por Fraser Institute. En la edición 2018 del reporte, el país ocupó la posición 54 de un total de 162, con una puntuación de 7.27 de 10.

Este reporte anual mide la libertad económica (niveles de decisión personal, capacidad para entrar a mercados, seguridad de propiedades privadas, el estado de derecho, etc.) al analizar las políticas e instituciones de más de 160 países y Hong Kong.

Conectividad y Acceso a Mercados

La posición geográfica de Nicaragua y su conectividad con el resto del mundo, además de los beneficios relacionados a los distintos acuerdos de acceso preferencial, aumentan su potencial para exportar a mercados no tradicionales.

Los acuerdos preferenciales se han convertido en un componente importante de la liberación comercial en Nicaragua, por lo tanto, el país continúa buscando oportunidades para asegurar su inserción exitosa en el comercio internacional y la economía global.

Así mismo Nicaragua ha firmado Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos, México, Panamá, Taiwán, Republica Dominicana, Chile, Corea del Sur, Ecuador y la Unión Europea, de igual manera pertenece al Mercado Común Centroamericano, a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y a un Sistema Generalizado de Preferencias con Japón, Noruega, Canadá, Rusia y Suiza y tiene tratados adicionales en negociación.

Leyes de Promoción de la Inversión

Las leyes relevantes con respecto a la Promoción de la Inversión son: Ley Nº. 344, Ley de Promoción de Inversiones Extranjeras; Ley Nº. 822, Ley de Concertación Tributaria; Ley Nº. 382, Ley de Régimen de Admisión Temporal para Perfeccionamiento Activo y de Facilitación de las Exportaciones; Ley Nº. 917, Ley de Zonas Francas de Exportación; Ley Nº. 532, Ley para la Promoción de Generación Eléctrica con Fuentes Renovables; Ley Nº. 387, Ley Especial sobre Exploración y Explotación de Minas; Ley Nº. 306, Ley de Incentivos para la industria turística de Nicaragua; Ley Nº. 694, Ley de Promoción de Ingreso de Residentes Pensionados y Retirados.

Costos Operativos Competitivos

Nicaragua ofrece una de las estructuras de costos más competitivas en la región, lo cual permite a las empresas aumentar su competitividad y reducir sus costos de operación y dar mayor valor agregado a sus productos o servicios.

Antes de establecer operaciones en un país, toda compañía debe pasar un proceso importante de investigación y evaluación, en donde los costos operativos representan un papel influyente en el resultado final de la decisión de invertir.

Salario Mínimo

Los salarios mínimos en los diferentes sectores económicos en Nicaragua oscilan entre US$0.92 y US$2.06 dólares la hora, incluyendo beneficios sociales. Los beneficios sociales representan un 52.0 por ciento adicional al salario mínimo, éstos incluyen: seguro social, aporte al Instituto Nacional Tecnológico (INATEC), pago de vacaciones y aguinaldo, entre otros.

A continuación, los salarios mínimos por ley para el 2019:

En lo que respecta a las empresas que se encuentran bajo el régimen de zonas francas, el salario mínimo es el más competitivo a nivel regional, lo cual hace de Nicaragua un país ideal para establecer operaciones intensivas en mano de obra, como se puede apreciar en el siguiente cuadro:

Costos de Telecomunicaciones

En Nicaragua existen diversas empresas de telecomunicaciones, entre ellas Claro y Tigo, las cuales ofrecen servicio telefónico E1, muy utilizado por las empresas que manejan un alto nivel de llamadas en sus operaciones. Adicionalmente, se ofrecen planes de líneas digitales avanzadas que incluyen servicios como llamada en espera, conferencia entre tres, identificación de llamada, buzón de voz y mensajes de texto (SMS). En este tipo de planes, el costo por minuto para llamadas internacionales a Estados Unidos y Canadá es de aproximadamente USD $0.20 / min.

Costos de Internet

Los principales proveedores de conexiones empresariales en Nicaragua son Claro, Amnet, Navega, IBW, Ideay, entre otros. Todos ellos ofrecen diversos paquetes de datos empresariales dedicados cuyos precios promedios aproximados pueden oscilar entre US$70 por una conexión de 256 K/s hasta US$640 por una conexión de 3,072 K/s.

Costos del Servicio de Agua

La Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (ENACAL) es la entidad encargada de brindar el servicio de agua y alcantarillados del país. Esta empresa es regulada y controlada por el Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (INAA). En Nicaragua, a una empresa promedio cuyo consumo mensual sea mayor a 50 m3 de agua se le aplica una tarifa aproximada de US$0.40 por m3. ENACAL también aplica un cobro por m3 de consumo a empresas con pozos privados.

Costos de Energía

En Nicaragua, el servicio de distribución de energía es brindado por la empresa DISNORTE-DISSUR, y es regulado por el Instituto Nicaragüense de Energía (INE). Las empresas industriales tienen la opción de optar por tarifas de energía con o sin discriminación horaria. Para una empresa industrial con una carga contratada mensual mayor de 200 KW y bajo la categoría sin discriminación, el costo por KWh consumido ronda los US$$0.19.

Adicionalmente, para empresas con requerimientos de una carga concentrada mínima de un megavatio al mes, existe la opción de optar a la categoría de “Gran Consumidor” y obtener una tarifa preferencial comprando directamente de las generadoras.

De igual forma es permitido autogeneración de energía renovable para autoconsumo y mejor aún según la ley 1011 de reforma al arto 32 de la Ley 272 Ley de la Industria eléctrica la venta del excedente de Energía Eléctrica que entregue el Generador Distribuido a la red de distribución y que esté comprometido mediante un contrato de compraventa de energía con las Empresas Distribuidoras, estará exenta de la aplicación y/o retención de todo tipo de impuestos, tasas y contribuciones especiales, en vista que el Generador Distribuido no es Agente Económico».

Fortaleza productiva

El Sistema de Producción, Consumo y Comercio

La coordinación entre las políticas, programas, proyectos y acciones específicas que desarrollan las diferentes instancias de Gobierno, permite mayor eficacia en la realización de los Planes sectoriales y nacionales, así como mayor eficiencia y transparencia en la ejecución del presupuesto nacional y los fondos provenientes de fuentes externas, todo esto basado en el Programa Nacional de Desarrollo Humano, el trabajo integrado de las instituciones del Estado y enmarcado en el Modelo de Diálogo y Consenso del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (GRUN).

El modelo de diálogo y consenso

Con este modelo se logra que las políticas sectoriales, así como los programas y proyectos dirigidos al desarrollo de los sectores productivos, sean formulados y ejecutados con el protagonismo efectivo de los actores locales.

Esto permite no sólo que los actores privados, al sentirse efectivamente no como “beneficiarios” de las políticas públicas, sino como “protagonistas” de ellas, participen activamente en los procesos, y, además, que estas políticas, programas o proyectos correspondan efectivamente a las realidades productivas, ambientales, económicas y sociales de los territorios en los que se van a ejecutar.

Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa

Desde su inicio, el GRUN identificó que más del 70% del empleo y del 40% del PIB de Nicaragua eran generados por la economía familiar, comunitaria y cooperativa y que las acciones que se venían desarrollando a través de los programas insignes “Hambre cero” y “Usura cero” con el fin de reducir la vulnerabilidad de las familias rurales y urbanas sumergidas en la pobreza por los gobiernos neoliberales, tendrían el potencial de elevar significativamente esos porcentajes de contribución al empleo y la producción nacional, y serían parte fundamental en los sucesivos Planes y Programas Nacionales de Desarrollo Humano. Desde el 2012, cuando se organizó el Ministerio de la Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (conocido como MEFCCA), este sector se ha visto fortalecido.

El nuevo enfoque en la Economía Creativa

Entre los ejes del Programa Nacional de Desarrollo Humano 2018-2021 se plantea la implementación de la cultura emprendedora, desarrollando programas a todos los niveles que estimulen desde la enseñanza-aprendizaje, la innovación, la mejora de la gestión, la productividad y competitividad de los emprendimientos en alianzas estratégicas con y entre instituciones privadas, del gobierno central, alcaldías y organizaciones sociales.

La Economía Creativa desde la visión estratégica del gobierno y sus instituciones, permite alcanzar mayores niveles de productividad, valor agregado, calificación profesional, trabajo de calidad, competitividad de las PYMES y de todas las empresas, y del desarrollo del país, mediante el fomento de la consolidación de la institucionalidad nacional y local, el desarrollo de infraestructuras, el fomento de los mercados y los negocios, el fortalecimiento y estímulo de los talentos humanos, la producción y aprovechamiento de conocimientos y tecnologías, y el incremento de la producción creativa.

CÓMO AVANZA NICARAGUA

A pesar de las agresiones económicas impulsadas e impuestas por el Gobierno de Estados Unidos, como la Ley “Nica Act”, Nicaragua está trabajando en conjunto con las misiones en el exterior, con países solidarios dispuestos a contribuir con el progreso y desarrollo económico del país en ejecutar una política activa de gestión de recursos y de inversiones con la comunidad internacional.

En cuanto a inversión, a pesar de las medidas coercitivas, seguimos siendo una plataforma importante para la inversión y exportación al mercado internacional; por lo tanto, la inversión en Nicaragua ha seguido desarrollándose. Nicaragua tiene acuerdos de amistad y cooperación con países amigos, empresas extranjeras han comprado manufactureras nacionales; se está promocionando la inversión en sectores como agroindustria, infraestructura, turismo, energía y Minas; empresarios y empresas siguen llegando deseosos de invertir en oportunidades en Nicaragua.

COVID-19 y la Gran Depresión 2020

Dada la Gran Depresión (crisis económica), habrá pocos países en el mundo de desarrollo que sean estables y con economías abiertas, es decir, sin controles de flujos de capitales o de utilidades. Así ellos podrán atraer la inversión extranjera con oportunidades sólidas. Ese es el caso de Nicaragua en materia de turismo, energía renovable, minería y forestal.

Turismo

En Nicaragua, al igual que en todo el mundo, uno de los sectores económicos que más ha sido golpeado por la pandemia del COVID-19, ha sido el turismo, sector que ya venía sufriendo las consecuencias del fallido intento de Golpe de Estado del año 2018. Al salir de la Pandemia todos los países turísticos comenzarán en la misma posición de cero.

El potencial de recuperación del sector turístico nicaragüense es grande desde que varios medios de comunicación especializados han estado publicando, incluso en tiempos de pandemia, artículos destacando aspectos importantes de Nicaragua, como la belleza de sus ciudades coloniales, los deportes extremos en las laderas de sus volcanes y la variedad de sus paisajes y ecosistemas, así como su elevada seguridad ciudadana y bajos costos, que son algunos de sus rasgos distintivos. Paralelamente, el GRUN ha estado haciendo importantes inversiones en infraestructura que mejoran las facilidades de acceso a lugares de gran potencial turístico

Energía renovable

Nicaragua es el país de lagos y volcanes a lo que se le suma que geográficamente se ubica en la región tropical del planeta, haciendo que nuestro país tenga un enorme potencial de producción de energía renovable a partir de nuestros recursos naturales, permitiendo generar energía fotovoltaica y eólico, geotérmica y biomasa. La Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) está ejecutando nuevos proyectos de energía eléctrica en Nicaragua; esta vez se trabaja en la construcción y ampliación de 18 subestaciones de energía, dicha inversión consta de 300 millones de dólares.

Esta gama de condiciones naturales que tiene el país para producir energía eléctrica amigable con el medio ambiente y las facilidades de inversión extranjera han suscitado el interés de inversionistas para producir suficiente energía como para exportarla y venderla a través de la Red SIEPAC que conecta a toda Centroamérica, desde Guatemala hasta Panamá.

Minería

La minería metálica ha sido una actividad económica tradicional en Nicaragua, debido a la reconocida riqueza de sus minas de oro y plata, pero últimamente también se reconoce su potencialidad en minas multimetálicas.

La instalación de una refinería de metales en el país permitiría añadir valor agregado nacional a las exportaciones mineras e, incluso, abre la posibilidad de captar mineral de otros países del área y procesarlos en Nicaragua.

Forestal

Se ha estimado que alrededor de un 44% del territorio nacional (5.3 millones de hectáreas) son tierras de vocación forestal pura, mientras un 29% adicional (3.5 millones de hectáreas) son tierras aptas para la producción bajo sistemas agroforestales o silvopastoriles.

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, ha establecido una estrategia de reforestación, partiendo de los esfuerzos públicos con diferentes programas específicos para recuperar las áreas protegidas, a través de plantaciones forestales en áreas degradadas y en suelos con vocación forestal.

Plantaciones forestales privadas

En los últimos años el sector privado en Nicaragua ha invertido unos $150 millones de dólares en el sector forestal y varias empresas privadas siguen expandiendo sus inversiones en unas condiciones que favorecen a nuestro país, dada la situación de muchas especies de madera preciosa que se explotaban en el sudeste asiático que están sufriendo un despale indiscriminado, puesto que es el negocio lucrativo de las cúpulas militares que gobiernan varios países de esa parte del mundo.

Actualmente el sector tiene un área de manejo de 32,899 ha incluyendo sus áreas plantadas y de conservación.

Agricultura y ganadería sostenibles

La pandemia del COVID-19 ha puesto de manifiesto la inestabilidad de la producción agropecuaria de tipo industrial. En cambio, la actividad agropecuaria en Nicaragua está basada, fundamentalmente, en la producción familiar. Según datos del Censo Nacional Agropecuario (CENAGRO) del 2011, el 98% de los productores y el 90% de las tierras agrícolas pueden caracterizarse dentro de la agricultura familiar y contribuye con un estimado del 60% del PIB agrícola nacional, principalmente a partir de la producción de granos básicos (maíz, arroz, frijol y sorgo) y ganadería.

Esta es una fortaleza en tanto que, por un lado, los sistemas familiares no requieren mayor contratación de mano de obra ajena a la unidad familiar y, por otro, la comercialización de sus excedentes es fácilmente realizada en los mercados locales, por lo que no depende tampoco de una logística compleja.

Por otro lado, es posible prever que, una vez superada la pandemia del COVID-19, la preocupación de los consumidores por la inocuidad de los alimentos aumente significativamente, y la producción agropecuaria nicaragüense, salvo en algunos rubros específicos que son producidos en explotaciones más industrializadas (por ejemplo, el arroz de inundación o la caña), se caracterizan por un uso limitado de insumos agrotóxicos.

Lo que haría falta sería impulsar de manera más decidida la intensificación sostenible de la producción ganadera, lo que permitiría al productor aumentar la carga animal, liberando áreas de pastoreo que podrían ser usadas para la reforestación y/o para la diversificación de la finca a partir de la producción agroforestal.

Pesca y acuacultura

Este potencial productivo se encuentra insuficientemente explotado, principalmente por la carencia de una flota pesquera industrial de bandera nacional, por lo que el potencial de desarrollo de la industria es aún muy grande. Por sus lagunas costeras en la Costa Caribe, Nicaragua también tiene potencial para la producción acuícola.

Nicaragua posee más de 10 mil Km2 de aguas interiores, incluyendo los 8,264 km2 del lago Cocibolca y 1,025 Km2 del Xolotlán, así como unas 90 lagunas costeras en la Costa Caribe, por lo que también su potencial para la producción acuícola es grande. Ya hay una industria de acuicultura de camarón en Puerto Morazán, sobre el Golfo de Fonseca, que produjo US$40.7 millones en exportaciones en el año 2018.

también te puede interesar