Nicaragua

Potenciemos una mejor relación con la Madre Naturaleza

La Vice Presidenta de Nicaragua llamó a saber proteger la vida frente a todas las amenazas del clima, que hemos agravado por no respetar la naturaleza y no reconocer nuestra interdependencia

Protección al medio ambiente
Protección al medio ambiente |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vice Presidenta de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo, instó a las familias proteger la vida frente a todas las amenazas de clima, que hemos agravado por no respetar el derecho de la Madre Naturaleza y no reconocer nuestra interdependencia.

Informó que el doctor Guillermo González, ministro director del Sinapred, propuso realizar el próximo 25 de junio el segundo ejercicio nacional multiamenazas que permite la preparación de las familias.

Señaló que se realizó una videoconferencia con todos los Comupred del país, ya que es importante estar atentos a las incidencias que pueden provocar las lluvias en los diferentes territorios.

Agregó que esta videoconferencia también permitió ir actualizando el mapa de las vulnerabilidades en todo el país.

Sabemos el costo que pagamos por no cuidar nuestra casa común, por no reconocer el valor de la Madre Tierra. Por eso sufrimos el incremento de tantos desastres, advirtió.

Ante esta realidad debemos potenciar una mejor relación con la naturaleza, de respeto a sus derechos, reiteró.

Por otra parte, saludó a todas las familias que luchan con esperanza, por la salud, la vida, el trabajo, con la fuerza, el optimismo, la energía y la alegría que siempre nos da Dios, en medio de los desafíos y retos.

Consideró que conservar la disposición de ánimo en medio de la situación que vive el mundo es propio de los cristianos que confiamos en Dios.

Pedimos a Dios que podamos trabajar en un mundo mejor y por un mundo mejor todos los días, que todos los desafíos, sufrimientos, dolores, dificultades que hemos vivido nos permitan convertirnos en mejor ser humano, menos egoísta, menos codicioso y más aterrizado; que vivamos la fe, la esperanza, el amor, expresó.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía deseó que esta inesperada desgracia que ha sufrido el mundo y de la que aparentemente vamos saliendo paso a paso, nos deje un mundo mejor y una mejor familia humana.

Instó a aprender siempre a ser mejores, todos los días, a reconocer nuestros límites, los problemas en nuestra interioridad, para aprender a superarlos y ser mejores, para dejar atrás los egoísmos, la indiferencia, porque estamos llamados a ser familia humana.

Resaltó que como expresó el Papa Francisco solos no podemos, debemos unir esfuerzos, voluntades, compromisos, para ir adelante en el mundo mejor que esperamos habitar y podamos minimizar esos rasgos no deseados de nuestra humanidad y en su lugar potenciemos las virtudes.

Le damos gracias a Dios porque hemos sabido construir un modelo solidario donde no excluimos a nadie y buscamos trabajar por el bien común, la salud, la vida y la prosperidad, manifestó.

En este sentido, exhortó a continuar trabajando para intentar ser mejores, para defender el derecho de todos a vivir con dignidad.

Señaló que como parte de esa defensa del bien común, la salud y la fuerza se han realizado más de cuatro millones de visitas en los cuatro ciclos de promoción del cariño, el cuido, la salud, la vida en todas las comarcas, comunidades, barrios, con una solidaridad profunda que ha sido demostrada en todos los tiempos.

Vamos a vencer en esta lucha de paz y bien, de trabajo y paz porque somos genuinamente solidarios, por nuestros principios y valores, porque somos parte de este pueblo, como buenos cristianos sabemos que más fuerte es nuestro Dios, afirmó.

La Compañera Rosario aseveró que lo que está viviendo el mundo es muy fuerte y lo que pedimos clamando al Señor es que tanta desgracia nos haga a todos mejores.

El mundo entero se está disponiendo a abrir, aquí decidimos soberanamente mantener al país funcionando para que las familias procuraran honradamente el pan nuestro de cada día y para seguir desarrollando los proyectos y seguir aplicando el principio cristiano de amar al prójimo como a nosotros mismos, subrayó.

A lo largo de nuestra historia nos hemos hecho fuertes, llenos de espíritu cristiano y de familia, este es un pueblo humilde, laborioso, de paz y bien, enfatizó.

Resaltó que seguimos inaugurando obras de salud. Al respecto, precisó que en el hospital “Alfonso Moncada Guillén” de Ocotal se inaugura la sala de neonatología, como expresión de nuestra defensa de la vida.

Agregó que se reinaugura un centro educativo en Bluefields con mejores condiciones para 500 estudiantes, al tiempo que continua el avance de la entrega de 575 títulos de propiedad esta semana en Siuna, Bluefields, El Rama y Nueva Guinea, para llevar seguridad jurídica a las familias.

Mencionó, también, que se entregan mejoras de calles y caminos, la rehabilitación de centros escolares, se inauguran proyectos de energía eléctrica y pozos de agua potable, de remozamiento de monumentos, de terminales de buses, oficinas del Inta, entrega de viviendas, entre otras iniciativas.

La Compañera Rosario indicó que se estarán capitalizando a familias productoras de café, al tiempo que anunció las diversas actividades que se estarán realizando el fin de semana en todo el país como ferias y festivales.

Igualmente, refirió que el próximo 30 de mayo estaremos celebrando a las madres nicaragüenses, por lo que les deseó “vida, salud y fuerza para todas las amorosas madres nicaragüenses”.

Cuanta vida buena, voluntad, compromiso cristiano y solidario, amor, paz y bien es lo que tenemos en nuestra Nicaragua, ratificó.

Las familias nos son excluidas, nos reconocemos potentes porque somos creyentes y queremos vivir tranquilos, seguros, trabajando y prosperando, aseveró.

Abrazos y aplausos a las madres nicaragüenses fuertes, dignas, que valoramos a las familias y trasmitimos los valores tradicionales, los valores buenos de la cultura nicaragüense que son patrimonio cultural de nuestra Nicaragua, expresó.

Tenemos la convicción de que es posible transitar todas las circunstancias trabajando duro y confiando en Dios para que fortalezca el afán de vivir tranquilos, la salud y la fuerza que nos conocemos, nuestras capacidades, nuestra valentía y nuestra dignidad nacional, manifestó.
mem/ana

también te puede interesar