Nicaragua

Daniel en MNOAL: La pandemia más terrible que enfrenta la humanidad es el uso de la fuerza

Están aprovechando la pandemia para recrudecer las acciones contra los pueblos hermanos, denunció en Managua el Presidente-Comandante durante su discurso en la Cumbre Virtual

Comandante Daniel Ortega
El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega y la Vice Presidenta, Compañera Rosario Murillo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega y la Vice Presidenta, Compañera Rosario Murillo, participaron en la Cumbre Virtual “Unidos contra la COVID-19”, convocada por Azerbaiyán en su condición de presidente del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), en el formato del Grupo de Contacto.

Nuestras condolencias para los pueblos del mundo y en particular, para las familias que han sufrido el fallecimiento de seres queridos por la pandemia, expresó el Presidente Daniel, al inicio de su intervención.

“Acogemos los llamados a la solidaridad y remarcamos una vez más que se siguen violando los principios y las leyes internacionales que comprometen a toda la comunidad mundial”, afirmó.

La pandemia del Covid-19 no ha detenido las pandemias de las violaciones a los principios de las Naciones Unidas, valoró.

Algo más terrible, se están aprovechando de la pandemia para recrudecer las acciones contra los pueblos hermanos de distintas parte del mundo, denunció.

Daniel señaló que “hace 97 años aquí en Nicaragua enfrentaba una vez más la ocupación de las tropas yanquis y las tropas yanquis norteamericanas siguen ocupando territorios”.

Subrayó que el gobierno norteamericano sigue agrediendo a pueblos en distintas partes del planeta con acciones brutales como las lanzadas en contra del presidente y de líderes del gobierno de Venezuela.

El gobierno norteamericano ofrece una recompensa de 15 millones de dólares por la cabeza del presidente Nicolás Maduro, presidente legítimo de la República de Venezuela. Eso es más criminal porque estar pagando por que se asesine a un jefe de Estado e intentar nuevamente en medio de la pandemia intervenir militarmente en Venezuela desplazando sus fuerzas militares, sus fuerzas navales, con el pretexto de combatir el narcotráfico cuando deberían combatir el narcotráfico en Estado Unidos, que es el principal consumidor del mundo de la droga, enfatizó.

Creo que enfrentamos la pandemia del hambre, todos los sabemos, y el hambre la produce la práctica del capitalismo salvaje; y enfrentamos la pandemia de la violación de los derechos humanos de los pueblos y menciono aquí a Cuba, donde en lugar de suspenderse las acciones y sanciones, se recrudecen en medio de la pandemia del Covid-19 y se alientan acciones, actos, que son verdadero terrorismo de Estado, destacó.

Los más grandes terroristas del mundo son los Estados Unidos con sus agresiones políticas, militares, económicas, que son las sanciones que Naciones Unidas no ha aprobado contra Cuba y Venezuela, afirmó.

En medio de la pandemia promueven la ocupación de nuevos territorios palestinos y “si hablamos de Libia ya sabemos quiénes provocaron la destrucción de ese Estado, fue la OTAN bombardeando alegremente y destruyendo una nación”, agregó.

“Creo que la pandemia más terrible que enfrenta la humanidad es el uso de la fuerza, la amenaza del uso de la fuerza y las guerras que promueven las potencias y en particular los Estados Unidos de Norteamérica”, valoró.

Enfrentamos la pandemia del calentamiento global, del debilitamiento de los organismos más sensibles que tiene Naciones Unidas, que tienen que ver con la sensibilidad, con derechos esenciales de los pueblos, y con la sobrevivencia misma de la especie humana y del planeta, expresó.

“Al enfrentar esta pandemia que nos une a muchos, pero que no nos une a todos, los pueblos que estamos en el MNOAL, sus gobiernos, tenemos que unirnos hoy más que nunca, nuestro espíritu solidario, nuestro apego al derecho internacional, y de esa manera influir para que se pueda cambiar el modelo que se ha impuesto sobre el planeta y que tiene sufriendo la violación de los derechos humanos a millones de seres humanos”, enfatizó.

“Que se suspendan las agresiones que llaman sanciones, que se respeten los principios de Naciones Unidas y eso sería más que suficiente para que el mundo, de verdad, comenzara a cambiar y estaríamos en mejores condiciones de asumir los retos que tiene la humanidad para alcanzar la paz y la justicia para los pueblos del planeta”, exhortó Daniel.
mem/ana

también te puede interesar