Nicaragua

Rosario: Creemos que el mundo puede ser mejor si todos nos disponemos a ser hermanos

La Vice Pesidenta de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo, evoca la Celebración de La Divina Misericoridia, que se conmemora este domingo

Rosario: Creemos que el mundo puede ser mejor si todos nos disponemos a ser hermanos
Aprender a vivir con misericordia y solidaridad |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, manifestó que este domingo el pueblo nicaragüense celebra La Divina Misericordia.

“El Nombre de Dios es Misericordia”, dice el Papa Francisco, el Santo Padre… “Cuando la gente ve prevalecer el interés o la poca Misericordia, cuando ve prevalecer la cerrazón, se escandaliza”, dice el Papa Francisco. Y también nos dice, que “entre el drama humano que estemos viviendo…” agregamos nosotros, como el que estamos viviendo, “un pequeño paso, un pequeño cambio, vale muchísimo a los Ojos de Dios…”. “Un pequeño paso, en medio de los grandes límites humanos, es más apreciado o puede ser más apreciado por Dios, que la Vida exteriormente correcta de quien pasa sus días sin enfrentarse a importantes dificultades.” Qué nos está diciendo el Santo Padre…? Gestos aparentemente pequeños, son grandes a los Ojos de Dios, cuando son gestos de Misericordia, a pesar de los errores que como Seres Humanos podamos haber cometido…”.

“El Nombre de Dios es Misericordia…”. Un hermoso texto escrito por el Santo Padre. “Y es nunca recurrir al ojo por ojo y al diente por diente… Es aprender a vivir con Misericordia… Misericordia, Perdón, Solidaridad, “capacidad de entender y perdonar, para no alimentar espirales de conflictos sin fin.

“Dios perdona todo”, dice el Santo Padre en ese Librito “El Nombre de Dios es Misericordia”. “Ofrece una nueva posibilidad a todo el mundo, difunde Su Misericordia sobre todos los que la piden, y nos hace conscientes de la necesidad de conocer la Humildad…”. Y agregamos, la necesidad de conocer la Modestia, la capacidad ilimitada de amar la capacidad ilimitada de encontrarnos, en la Misericordia del Señor, dispuestos a ir Adelante, con el Corazón abierto al Bien, a la Paz, al Cariño, el Corazón abierto a la Hermandad, todo desde la Fe que hace Milagros, que derrama Milagros. Dios derrama Su Misericordia, y derrama Milagros !

Sentimos que en nuestra Nicaragua Bendita, nuestra Nicaragua de Cariño, de Fe, de Comunidad, de Familia, todos los días tratamos de abrir el Corazón a la Misericordia, en la Presencia que reconocemos, de Dios Nuestro Señor, en todo lo que hacemos, en todo lo que nos proponemos hacer. Dios, que nos llama a vivir la Hermandad Cristiana y Humana, desde la Persona, Mujer, Hombre, de todas las edades… la Familia y la Comunidad.

Obras de Misericordia, Mentales, Vitales, Espirituales… Obras de Misericordia para que la Vida con toda su Fuerza siga fluyendo, más aún en estos Tiempos de Promoción de Salud, de Vida, y la Vida sin odio, sin violencia, sin rencores, la Vida con Paciencia, con Prudencia, con Modestia, la Vida con Cariño Fraternal.

Como hij@s de Dios Nuestro Señor, invocamos su Misericordia, para que se derrame sobre todo nuestro Mundo, sobre nuestro País, sobre las Familias, sobre los Pueblos, sobre los Pobres del Mundo, donde tanto se sufre hoy. Un Mundo, que con la Misericordia de Dios y sabiendo reconocerla, puede ser Mejor; sabiendo entender las Señales que el Señor nos manda en Su Infinita Benevolencia y Amor… Un Mundo que debemos hacer Digno, Seguro, Solidario, Pacífico, Alegre, por Sencillo, por Fraternal… Un Mundo de Bien… Un Mundo sin arrogancias… Un Mundo sin ficticias superioridades… un Mundo sin sometimientos, sin el pecado capital de la Pobreza, la indignidad de la Pobreza. Un Mundo sin egoísmos… Mundo Mejor para Tod@s, con Tod@s y por el Bien de Tod@s !

Mañana Domingo bendecimos al Señor y recibimos Su Misericordia con Humildad, orando con Fé y Fortaleza Espiritual para que esa Divina Misericordia nos haga abrir a tod@s el Corazón, y seamos conscientes, y cada vez más, de que debemos la Vida en este Plano, a Dios Nuestro Señor, y que nos corresponde vivir con Serenidad ilimitada para ubicarnos en nuestra condición frágil. Vivimos una realidad de fragilidades, donde nuestras intenciones, nuestras actitudes, nuestra conducta, nuestros comportamientos, deben, deberían, deben, hacer la diferencia.

Debemos escuchar. Saber escuchar. Saber ver. Saber creer. Saber confiar y esperar en Dios, presente todo el tiempo. Que nunca nos falla. Dios que nunca falla y que nos está mandando a tod@s a cambiar, para Bien.

En Nombre de esa Misericordia Infinita de Nuestro Dios, de Su Gran e Infinito Amor, nos sentimos, decimos, afirmamos, que estamos junt@s como Familias, como Herman@s, como Comunidades, en nuestra Nicaragua, Bendita y Siempre Libre. Y procuramos reunir nuestras Bondades Naturales, tomar conciencia de nuestras debilidades para trabajarlas, y sobre todo, reunir todos los ingredientes de nuestra valiosa Cultura Solidaria, Cristiana, Familiar, Comunitaria, para protegernos, para defender la Salud de Tod@s, para promover la Vida en todas sus formas, y para que nuestra Nicaragua, Bendita, Amorosa y Siempre Libre, vaya Adelante, en Bien Común, en Trabajo y Paz, en Seguridad… Vayamos Adelante, con Dios que nos fortalece!”

también te puede interesar