Nicaragua

Rosario: En nuestra Nicaragua defendemos la vida y la salud

Destacó que como resultado de los tres ciclos de visitas solidarias han sido visitados más de tres millones de hogares

Visitas solidarias
Visitas solidarias |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, destacó que como resultado de los tres ciclos de visitas solidarias han sido visitados más de tres millones de hogares.

Señaló que en cada intercambio con las familias hemos estado unidos, clamando a Dios y aprendiendo a seguir practicando las medidas preventivas y protectoras.

En nuestra Nicaragua defendemos la vida y la salud, afirmó, al tiempo que agregó que renovamos nuestra esperanza con Jesús el resucitado, que nos muestra que el camino es de fe, valentía y esperanza.

Sabemos encontrar la bendición y el rostro del Señor en los trabajadores, en el pueblo humilde. Somos familia, somos hermandad y aprendemos a vivir y compartir como familia, en amor, fuerza, esperanza, trabajo y paz, ratificó.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía refirió que Nicaragua continúa presentando dos casos activos de Covid-19, todos casos importados y que se encuentran estables y atendidos.

Agregó que existen hasta el momento 12 personas en seguimiento responsable, cuidadoso y permanente

No tenemos trasmisión local comunitaria, indicó.

Refirió que las instituciones de seguridad soberana y ciudadana de Nicaragua reportan tranquilidad, normalidad y calma en todo el país, como también desde el sistema penitenciario y las celdas preventivas de la Policía Nacional, donde se cumple las medidas de prevención y cuido de la salud, se realizan los cultos y misas que también son cuido del alma, y se mantienen las visitas familiares según programa.

La Compañera Rosario expresó la solidaridad del pueblo y el gobierno nicaragüense con todos los pueblos y gobiernos del mundo en medio de la actual situación provocada por la pandemia del Covid-19.

Instó a salir fortalecidos de la misma como comunidad humana que ha vuelto sus ojos a Dios, a renovar nuestra cooperación y complementariedad, para trabajar para un mundo que queremos distinto y mejor.

Tenemos el gran reto de aprender en estos tiempos únicos en que las señales de Dios nos indican que debemos cambiar, nos corresponde escuchar a Dios, tratar de hacer las cosas mejores y de ser mejores, enfatizó.
mem/ana

también te puede interesar