Nicaragua

Declaraciones de la Compañera Rosario Murillo, Vice Presidenta de Nicaragua (10/04/2020) (Texto Íntegro)

En estos Días y Tiempos que pueden parecer de desconsuelo para muchos en el Mundo, entregamos, confirmamos, reconfirmamos nuestro Compromiso de Vida, nuestro Compromiso cotidiano con la Lucha, por Amor

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Muy buenas tardes, Queridas Familias; muy buenas tardes, Compañer@s de los Medios que estamos trabajando al Servicio de nuestro Pueblo, con Amor y Esperanza.

Hoy, Viernes Santo, cuando la Familia Nicaragüense, la Familia Humana, independientemente de nuestras maneras de vivir la Fe, estamos conscientes de que nos corresponde recibir el Amor de Dios Padre una vez más, más hoy, porque conmemoramos que nos envió a Su Hijo, demostrando ese Infinito Amor Suyo por tod@s nosotr@s.

“En la Cruz Jesús nos amó y se entregó por nosotros”.

Hoy, Viernes Santo, nos unimos como hij@s de Dios tod@s l@s Cristian@s, toda la Humanidad, viviendo el Sacrificio de Jesucristo que, como dijo esta mañana con hermosísimas Palabras el Presidente de México, el Hermano Andrés Manuel López Obrador, “el sacrificio de Jesucristo, que luchó por la Justicia, que luchó por los Pobres, y que por eso lo sacrificaron los poderosos de entonces, esos poderosos que lo espiaban, lo seguían, y lo crucificaron, todo lo cual está en los Evangelios…”. Hermosas Palabras del Presidente de México que hacemos nuestras, como Cristian@s, como Creyentes.

Y también en una mañana de 10 de Abril, hace 101 años, se vivió el asesinato del
General Emiliano Zapata, una fecha que conmemoramos los Pueblos de Mesoamérica…

Emiliano Zapata, Héroe, Líder Campesino, honesto, leal a su Pueblo. Cuánto hemos admirado las Luchas de esos Heroicos mexicanos que también aquí en Nicaragua conocimos y vivimos, porque vivimos la Lucha de nuestro General Augusto Nicolás Calderón Sandino, que estuvo en México, que se inspiró con las Luchas Heroicas del Pueblo mexicano.

Emiliano Zapata, otra víctima de la traición. Cuánta Lucha… Cuánto Ejemplo… Cuánto Amor

como dice Darío:
“… amar siempre, con todo
el ser y con la Tierra y con el Cielo,
con lo claro del Sol y lo oscuro del lodo :
Amar por toda Ciencia y amar por todo anhelo”.

Misión de Vida… Amar, amar, amar. Darío, siempre Darío hablándonos de “la montaña de la Vida, advirtiéndonos que “cuando nos sea dura y alta y llena de abismos”, debemos “amar la inmensidad que es de Amor encendida”. Y nos dice: “La ciencia de vivir es el arte de amar”, ese Arte extraordinario que nos hace Humanos y que nos hace infatigables Guerreros de Luz y de Cariño… “La ciencia de vivir es el arte de amar”.

Vivimos Tiempos de Pasión. Tiempos de Amor, porque la Pasión de Cristo, la Sangre Preciosa de Cristo se derramó, porque la derramaron, porque le sacrificaron, porque le crucificaron, aquellos poderosos. Vivimos Tiempos de Amor, porque la Pasión de Cristo nos renueva el Conocimiento del Supremo Amor. El egoísmo aborrece el Amor. Nos toca conocer y reconocer el Supremo Amor, y practicarlo, todos los días.
Nuestra Misión en esta Tierra, reconociendo la entrega del Hijo de Dios, Nuestro Redentor, que nos dio ejemplo de Sumo Amor, y que con Amor nos salvó, y nos salva… Nuestra Misión en esta Vida es Servir, es amanecer cada día con ese Soplo Divino, ese Aliento Divino, esa Fuerza que nos da el Señor Jesús, porque nos amó y nos salvó, y luego resucitó de entre los muertos, para darnos Vida Nueva.

Este Tiempo de Pasión también es de Esperanza, y nos revive ese extremo Amor al que nos debemos y por el que somos, y nos llama a reconocer a Cristo Jesús en la Vida Nueva que estamos creando, sabiendo que Cristo Jesús, Redentor Nuestro, Salvador Nuestro, nunca nos abandona, nunca nos abandonará.

En estos Días y Tiempos que pueden parecer de desconsuelo para muchos en el Mundo, entregamos, confirmamos, reconfirmamos nuestro Compromiso de Vida, nuestro Compromiso cotidiano con la Lucha, por Amor. Y en estos momentos Amor quiere decir, cuidar la Salud de Tod@s, cuidarnos con Cariño y Fortaleza, entregarnos a cuidar la Salud de Tod@s, esto, en el caso de Nicaragua, de todo nuestro Pueblo, de todas las Familias, sin excepción, en particular de nuestr@s Viejit@s, Abuelit@s, Personas con padecimientos crónicos, con enfermedades que se acarrean desde hace largo tiempo, Personas vulnerables, y a las Familias, como decíamos, en todas partes, y sin excepción.

En los dos ciclos de visitas casa a casa  que además seguimos realizando, hemos llegado a 2.5 millones de Hogares, con Amor Cristiano, con Amor y Esperanza, y trabajando para cuidarnos, para aprender a cuidarnos y para practicar ese cuido todos los días.
Hoy, Viernes Santo, nuestro Amor a todos los Pueblos del Mundo, que seguimos con Esperanza sabiendo que somos de Vida, de Resurrección, y que luego de este tránsito, de este aprendizaje, porque este tránsito  debe ser de aprendizaje, la Sabiduría Divina deberá hacernos mejores, conscientes de que somos Herman@s, Colaboradores, Cooperantes, Caminantes, en una Nueva Relación entre Seres Humanos. Somos Complementarios. No somos solos. Debemos colaborar, cooperar y complementarnos como Humanidad, y que la Sangre Preciosa de Cristo con seguridad nos deje, decimos con seguridad nos dejará, pero decimos, con seguridad va a dejarnos como Señal de Salvación, de Tod@s y de nuestra Casa Común, esa condición mejor; que el Mundo mejore, que sigamos tratando de reconocer nuestros límites como Seres Humanos… Cambiar de Rumbo!

Hoy, en la Misa del Santo Padre, en el Vaticano, dijo el Predicador de la Casa Pontificia, Hermano capuchino Raniero Cantalamessa: “Que el Mundo mejore”.

“Nos hemos olvidado de los muros que se construyen. El virus no conoce fronteras. En un instante el virus derriba todas las barreras y todas las distinciones, de raza, de religión, de censo, de poder”, dice el Hermano Cantalamessa, Predicador de la Casa del Sumo Pontífice, del Santo Padre.

Y dice, citando la Profecía de Isaías: “De las espadas se forjarán arados”, una Profecía que llama a que sea realizada. Que “baste ya la trágica carrera de armamento… porque és el destino de la Humanidad el que está en juego… Es el momento de cambiar de rumbo”, dice el Hermano Capuchino, Predicador de la Casa Pontificia en el Vaticano.

Y lo dice en presencia del Santo Padre: Cambiar de rumbo. Que el Mundo mejore. Y que de las espadas forjemos arados. Trabajo y Paz decimos nosotr@s en Nicaragua. Que la destrucción de Recursos Naturales se detenga, que cambiemos nuestros estilos de Vida, que nos demos cuenta de que esos Modelos de Vida no eran, porque no son, sostenibles, y que la “Tercera Guerra Mundial a trozos”, como suele llamarle el Santo Padre a la proliferación de conflictos, a la falta de Paz, de Concordia, es una vergüenza para toda la Humanidad.

Que el Mundo mejore…! Dios es suficientemente Poderoso y Bueno para enseñarnos a extraer, de los momentos que no son buenos, el Bien. Que el Mundo mejore…! Eso es lo que nosotros también en esta Patria Nuestra, de Tod@s, donde trabajamos por el Bien de Tod@s, pedimos a Dios todos los días.

Somos de Vida, de Resurrección, la Sabiduría Divina nos enseña a que este tránsito sea de aprendizaje y para hacernos mejores: Conscientes, Colaboradores, Fraternales, Cooperantes, Caminantes, Complementarios!
El 27 de Marzo el Santo Padre dijo: “Nos hemos dado cuenta de encontrarnos todos en el mismo barco, todos como Humanidad, todos frágiles y desorientados, pero a la vez necesarios, importantes, y todos llamados a estar unidos, con la necesidad de encontrar Consuelo y Nuevas Fuerzas”. Con la necesidad, digo yo, de que el Amor sea, fructifique y nos haga renacer, reverdecer y resurgir, todos los días.

Las Sagradas Escrituras nos hablan de la Resurrección y la Vida: “Yo soy la resurrección y la vida, dijo Jesús, y en Él, con Él, y desde nuestra Fe, tod@s somos de Resurrección, y de Vida.

Agradecemos a Nuestro Señor porque podemos informar a nuestro Noble, Grande y Valiente Pueblo, a este Pueblo que nos hace sentirnos a tod@s orgullos@s, a nuestro Pueblo Trabajador, Amoroso, Fraternal, Responsable, Pueblo de Fe, de Familia, de Comunidad, que todos los Reportes de las Instituciones, nuestras Instituciones, el Gobierno de Ustedes, el Gobierno de tod@s nosotr@s, que sirve a nuestro Pueblo desde un Proyecto y un Plan Cristiano y Solidario, todos los Reportes nos indican que estamos bien; que desde nuestros Hogares, Comarcas, Barrios, Comunidades y Espacios de Unión Familiar, estamos bien, estamos junt@s, y estamos, porque todos los días estamos así, más hoy Viernes Santo, invocando al Señor, que es la Resurrección y la Vida, que es Salvación y Agua de Vida.

El Ministerio de Salud nos ha reportado esta mañana que hay 4 personas con COVID-19:

1 en recuperación.
2 estables y atendidos.
1 delicado, atendido y estable.
Y que todos estos casos son importados.

En proceso de mejoría y recuperación, el Señor de 76 años, que ingresó de Estados Unidos.

Estable y atendido, el Hermano de 33 años.

Estable y atendida la Hermana 39 años.

Y delicado, atendido, pero estable, un Hermano de 64 años. Otro caso importado.

El señor de 70 años, que ingresó de Estados Unidos, está en recuperación y con seguimiento responsable y cuidadoso.
De las 3 personas que ayer teníamos en ese seguimiento responsable, en ese monitoreo cuidadoso, ya superó el período de observación reglamentario, una persona más, que pasó a resguardo domiciliar. Quedan entonces de los 3 de ayer, 2 personas, a las que se suman hoy otras 2, para un total, en este momento, de 4 personas en el cuido y monitoreo responsable, permanente, indicado.

Gracias Infinitas al Señor, no tenemos transmisión local comunitaria.

Gracias a Dios, Gracias a Dios, porque caminamos, caminamos con Amor, sirviéndole a nuestro Pueblo, como esperamos, con Humildad, servirle a Dios.

Igualmente se reporta que todas las Dependencias del Sistema Penitenciario, de las celdas preventivas de la Policía, cele-bran sus Misas y Cultos cotidianos por Video-Conferencias. Se encuentran bien las Personas que están en el Sistema, en las celdas preventivas de la Policía, y reciben las visitas de sus familiares, según Programa, en cumplimiento todos de las estrictas Medidas Preventivas y Protectoras.
Estamos cumpliendo también, resguardando los Días Santos, la Unión Familiar, en todas las Comarcas, Barrios y Comunidades de nuestra Nicaragua, en todos los Espacios de Unión Familiar. Estamos ahí con las Instituciones de nuestra Seguridad Soberana, nuestra Seguridad Ciudadana, nuestros Bomberos, nuestro Ministerio de Gobernación, y resguardando por supuesto los Puestos Fronterizos, y el tránsito de las mercancías que se desarrolla cotidianamente de País a País en nuestra Región, el Comercio, así como cualquier ingreso que se dé en nuestros Puestos Aéreos, o Puertos, Puestos Fronterizos en general.

Cada Familia de esta Nicaragua, Grande, Fuerte, Piadosa, Devota, Victoriosa, desde las Enseñanzas Cristianas de Fe, Aliento y Solidaridad, reconocemos hoy Viernes Santo, 10 de Abril, a Cristo Jesús como Nuestro Salvador y Redentor, en esta Nicaragua de Fe, de Bendición, de Familia, de Comunidad, y al reconocer a Cristo Jesús como nuestro Salvador y Redentor, somos cada vez más agradecid@s, más potentes y grandes en la Voluntad Misionera de servir y amar al Prójimo, y de vivir como Familia todos los días, más aún en estos Días Santos que proclaman Pasión, Resurrección, Renacimiento, Vida Eterna, Ríos de Agua Viva!

Gracias al Señor, Gracias al Gran Espíritu de nuestro Noble y Glorioso Pueblo, estamos bien, y vamos con Esperanza, y sobre todo, estamos conscientes de la Hermandad, la Solidaridad, el Cariño, el Buen Corazón que nos debemos tod@s, con Tod@s, aquí en nuestra Nicaragua, y con tod@s, en todas partes de este Mundo que, repetimos con absoluta Confianza en Dios, debemos hacer Mejor: Un Mundo de Humanidad, para la Humanidad, y un Mundo de Convivencia y Complementariedad; un Mundo de Paz, un Mundo de Diálogo, un Mundo Fraternal y Complementario, entre Tod@s, porque aquí vivimos tod@s, y por el Bien de Todos!

Nuestras Oraciones, compartiendo Fe, Esperanza, Vida, porque somos de Vida en Cristo Jesús con todos los Pueblos y Gobiernos del Mundo, dedicados a promover el Tiempo Mejor que tod@s necesitamos, y que tod@s queremos, con Amor, libre de egoísmo…! Un Mundo libre de egoísmo… Un Mundo de Paz!

“En la Cruz Jesús nos amó y se entregó por nosotros”. Reconocemos, vuelvo a decirlo, a Cristo Jesús, y lo digo con todo el Sentimiento del Corazón Creyente de tod@s l@s nicaragüenses: Reconocemos a Cristo Jesús, Salvador del Mundo, Cristo Jesús, que nos amó, que se entregó, que nos ama y se entrega por nosotr@s. Le reconocemos como Salvador, Redentor. Reconocemos Su Luz. Vivimos Su Esperanza!

En la Cruz Jesús nos amó y se entregó por nosotr@s. Vivimos entonces con Su Esperanza, la Esperanza cierta del Renacimiento, de la Resurrección, del Mundo Mejor, un Mundo Mejor de Trabajo y Paz, que tod@s, tod@s, no hay Persona, no hay Ser Humano en este Planeta que no quiera ese Mundo Mejor, para vivir la Esperanza, para vivir con Esperanza.

Gracias, Compañer@s. Estamos en comunicación, y como a cada instante, trabajando junt@s, y agradecid@s infinitamente al Señor, a Cristo Jesús, Nuestro Salvador y Redentor, porque en Nicaragua reina Su Amor, la calma, reina la Tranquilidad, reina el Cariño entre las Familias nicaragüenses, que somos de Paz y Bien!

Gracias, Compañer@s… En comunicación en cualquier momento. Nuestro Comandante Daniel, y tod@s aquí bajo su dirección, trabajando, coordinando todos los esfuerzos para cada día, cada paso que demos y cada paso que damos, sea un paso hacia ese Mundo Mejor, hacia esa Nicaragua Mejor que todos los días queremos, porque a cada instante nos pronunciamos a favor de ese Mundo y de ese País Mejor, y caminamos hacia él con la Esperanza puesta en Cristo Jesús, Nuestro Salvador y Redentor.

Gracias, Compañer@s… Vamos Adelante! Abrazos de nuestro Comandante Daniel, para tod@s. Gracias.

acl

también te puede interesar