Nicaragua

Caminamos hacia un mundo y un país mejor con la esperanza puesta en Cristo Jesús

Este Viernes Santo, la Compañera Rosario Murillo, manifestó que la sabiduría divina nos llama a que este tránsito sea de aprendizaje y nos haga mejores

La Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo
La Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Este Viernes Santo, la Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, manifestó que son tiempos de amor, porque  la Pasión de Cristo nos renueva el conocimiento del supremo amor.

“Hoy Viernes Santo cuando la familia nicaragüense, la familia humana, independientemente de nuestras manera de vivir la fe, estamos conscientes de que nos corresponde recibir el amor de Dios Padre una vez más, más hoy que conmemoramos que nos envió a su hijo, demostrando ese infinito amor suyo por todos nosotros”, aseveró.

Jesús nos amó y nos salvó y resucitó entre los muertos para darnos vida nueva, expresó.

Aseguró que Cristo Redentor nuestro nunca nos abandona.

Envío un mensaje de amor a todos los pueblos del mundo, en medio del tránsito que se vive debido a la situación de la pandemia, circunstancia que nos llama, valoró, a ser complementarios, a colaborar, a cooperar como humanidad.

Que el mundo mejore, que sigamos tratando de reconocer nuestros límites como seres humanos, de cambiar de rumbo. Que el mundo mejore, es lo que pedimos todos los días, somos de vida, de resurrección, la sabiduría divina nos enseña que este tránsito sea de aprendizaje, y nos haga mejores, reflexionó.

La Compañera Rosario afirmó que reconocemos a Cristo Jesús como nuestro salvador y redentor, en esta Nicaragua de fe, de bendición, de familia y comunidad, manifestó.

“Reconocemos a Cristo Jesús, y lo digo con todo el sentimiento del corazón creyente de todos los nicaragüenses, reconocemos a Cristo Jesús salvador del mundo, Cristo Jesús que nos amó, que se entregó, que ama y se entrega por nosotros”, expresó.

Gracias al gran espíritu de nuestro pueblo estamos bien y vamos con esperanza, y estamos conscientes de la hermandad, el cariño y el buen corazón  con todos en esta Nicaragua y en todo el mundo, aseguró.

(…) Le reconocemos como salvador, redentor, reconocemos su luz, vivimos su esperanza. En la cruz Jesús nos amó y se entregó por nosotros. Vivimos, entonces, con su esperanza, la esperanza cierta del renacimiento, de la resurrección, del mundo mejor de trabajo y paz (…)”,   destacó.

Ratificó que en Nicaragua reina la paz y el cariño porque somos un pueblo de paz y bien.

“A cada instante nos pronunciamos a favor de ese mundo, y de ese país mejor y caminamos hacia él con la esperanza puesta en Cristo Jesús, nuestro salvador y redentor”, manifestó la Compañera Rosario.
mem/ana

también te puede interesar