Nicaragua

Volcán Concepción, para los más aventureros

La ruta de los volcanes sin lugar a dudas atrae con fuerza a mucha gente aventurera

Volcán-Concepción
Tour Volcán Concepción |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Por Oliverio Celaya

Los volcanes atrae a los más aventureros que quieren pasar unas vacaciones activas y ver cosas que nunca antes vieron. Esta afirmación la sostienen muchas personas que visitan Nicaragua y reconocen las bellezas del país, sobre todo los volcanes.

De ahí que un ejemplo significativo de esta ruta y de las bondades de llegar de vacaciones e nuestra Nicaragua esté en el Volcán Concepción.

El volcán Concepción es uno de los dos volcanes de la isla de Ometepe, en el Lago Cocibolca, en el departamento de Rivas, Nicaragua. El otro es el Maderas.

Tiene mil 610 metros de altura sobre el nivel del mar y es el más perfecto cono volcánico del país; aunque su amplia base está ocupada por cultivos y áreas boscosas, sus laderas y cumbres están desnudas por las escorias rojizas y lavas formando túmulos, resultado de sus recientes erupciones.

Originalmente se llamaba Omeyatecigua, pero en la época de la conquista en el siglo XVI, los frailes franciscanos lo bautizaron así por la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

Sus erupciones, aunque bastante frecuentes no han sido muy violentas; casi todas son de tipo explosivo y la ceniza volcánica ha caído sobre los pequeños pueblos al oeste de la isla y los situados más allá del lago, en el istmo de Rivas.

Sin  embargo, sobre las faldas se reconocen correntadas de lava de antiguas erupciones de los siglos pasados. En 1957 hizo erupción la cual de noche parecía juegos pirotécnicos y más recientemente en los años 2006 y 2007 el Concepción entró en pequeñas erupciones, sin mayores daños, la lluvia de ceniza llegó hasta Rivas.

El área protegida comprende las faldas del volcán Concepción, iniciándose arriba de los 850 metros sobre el nivel del mar (msnm).

Dentro del área protegida solo hay arena volcánica, por un error notorio en la definición de los límites se dejó la curva de nivel de los 800 msnm como límite inferior.

Las áreas boscosas que deben ser objeto de conservación inician a partir de los 500 metros o más abajo, por lo que se requiere una revisión urgente de esta situación en vista que los peligros de deslizamiento de esta arena volcánica son inminentes.

El Concepción, al igual que el Momotombo, son los únicos conos perfectos entre los volcanes nicaragüenses, complementando las bellezas de los lagos a cuyos pies se levantan.

Este cono fotogénico está circunvalado por una carretera de todo tiempo, lo cual permite admirarlo desde todos los ángulos y desde casi todos los lugares de la isla.

Por tanto, se trata de un lugar magnífico para los viajeros que buscan emociones fuertes y, sobre todo, paisajes inigualables.
mem/rfc

también te puede interesar