Nicaragua

Gobierno inaugura pabellón de oncología «Doctor Clemente Guido Chávez» en Hospital Bertha Calderón

La nueva apertura de la sala se llevó a cabo dentro del marco de las celebraciones por el Día Internacional de la Mujer

Pabellón de Oncología
La nueva apertura de la sala |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional reivindicó este lunes la memoria del doctor Clemente Guido Chávez, quien durante la década de los años 60 inició en Nicaragua la formación de una sala hospitalaria para atender a mujeres con cáncer.

El reconocimiento al doctor Guido Chávez consistió en honrar con su nombre el pabellón de Oncología del Hospital Bertha Calderón, espacio que recibió una serie de mejoras para atender a las pacientes.

Cuenta la historia que Guido Chávez fue diputado conservador de la Asamblea Nacional durante la década de los 80 y firmante de la Constitución Política aprobada a finales de 1986.

Además, el galeno fue torturado en la cárcel por la Guardia Nacional en 1956 y a su esposa fuera de la celda; incluso, se conoce que hubo un soldado de la Guardia Nacional que en un momento sintió compasión del galeno y le dio una ración de comida.

Ese guardia un tiempo después llegó con su mujer a la clínica del doctor Guido y no reconoció al galeno, pero el doctor sí lo reconoció, lo cual describió en su libro «Noche de torturas», uno “nunca olvida los rostros de los torturadores”.

Guido atendió a la esposa del guardia y a partir de ahí todas las veces que llegaba a su clínica nunca le cobró los servicios médicos.

En el acto de este lunes, estuvieron doña Graciela, viuda de Guido, dos de sus hijos, entre ellos Clemente Guido Martínez, director de la oficina de Patrimonio Histórico de la Alcaldía de Managua.

Durante el acto de inauguración la compañera Eveling Umaña, vicesecretaria de la Federación de los Trabajadores de la Salud y diputada ante la Asamblea Nacional, expuso que el galeno fue “un gran defensor de los derechos de las mujeres lucha que hacía con mucha firmeza y recordar aquello tiempos en el hospital El Retiro (destruido por el terremoto de 1972) donde el doctor Clemente Guido luchaba porque las mujeres con cáncer fueran atendidas con dignidad”.

Recordó que en esos tiempos el somocismo decía “para qué las vamos a atender y gastar, si de todos modos se van a morir, pero él (Guido Chávez) decía: ‘No, son seres humanos y nosotros estudiamos para salvar vidas y no para que se mueran”.

“La expresión del doctor Guido era la reacción de aquel ser humano convencido de que las mujeres (con cáncer) tenían el derecho de vivir y hoy con el Buen Gobierno del Comandante Daniel (Ortega) hemos alcanzado grandes logros nosotras las mujeres y fundamentalmente aquellas que tenemos esta desagradable enfermedad”, apuntó la legisladora y sindicalista.

Precisó que el doctor Clemente Guido Chávez “nunca declinó porque estaba convencido de que había que defender los derechos de la mujer y siguió defendiendo ese derecho en este hospital Bertha Calderón y los logros ahora los tenemos y estamos dando honor y gloria a como el doctor Guido Chávez luchó por las mujeres con cáncer”.

“Nosotros todavía estamos endeudados, pero hoy queremos dejar saldada la deuda con este hermano y reconocerle que esta era su sala, él la amaba la Oncología y hoy más que nunca doctor Clemente Guido aquí estamos diciéndole presente”, indicó la compañera Umaña.

Por su parte, Guido Martínez rememoró que su padre fue a Brasil a hacer unos estudios especializados para combatir el cáncer y que al regresar a Nicaragua y analizar la situación en el hospital El Retiro hizo un escrito donde señaló que “con estos antecedentes y habiendo visto a mi madre morir de cáncer  cervical (la abuela del director de Patrimonio Histórico de la comuna) decidí especializarme en Oncología, aunque mis compañeros de estudios se burlaban de mí diciéndome que nunca curaría a nadie y que me moriría de hambre”.

Clemente narró que cuando su padre retornó a Nicaragua procedente de El Brasil donde hizo la especialización, se presentó en el hospital El Retiro a solicitar la formación de una sala de Oncología.

“En el hospital El Retiro estaban unos pacientes de un cuarto del sector de Ginecología “al que llamaban los ginecólogos como El Cuarto del Olvido porque ahí entraban las pacientes que ya no eran operables y final salían en cajas de maderas (ataúdes) para no volver”.

“Guido Chávez le había pedido al director del El Retiro que le dieran el cuarto del olvido para fundar el servicio de Oncología y el doctor Guido Chávez cuenta en un escrito que el director del hospital lo quedó viendo en forma burlesca y le dice: para que querés que te asignemos estas pacientes (con cáncer) que no tienen cura, mejor dedícate a la cirugía oncológica que es la que te va a dar de comer”, relató.

El 7 de agosto de 1967 le llegó una carta al doctor Clemente Guido Chávez donde le informan que le dan la jefatura de la sala que los médicos le llamaban “Cuarto del olvido”. A partir de ahí el doctor Guido Chávez comenzó a partir de 1967 el servicio de oncología, pero de una manera formal.

Asimismo, la familia del doctor Clemente Guido Chávez le agradeció al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y especialmente al Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo por haberles puesto el nombre del referido galeno al pabellón del hospital Bertha Calderón a las pacientes con cáncer.

Por su parte, la ministra del Ministerio de Salud, doctora Carolina Dávila, expresó que “nos sentimos como orgullo en estar inaugurando esta sala con el nombre del doctor Clemente Guido Chávez” y le preguntó al personal médico del hospital Bertha Calderón si tienen el compromiso de atender a las pacientes con cáncer con amor y cariño El personal de uniforme blanco respondió con un sonoro sí.

Añadió que la reinauguración de la sala de oncología se llevó a cabo dentro del marco de las celebraciones del Día Internacional de la Mujer.

Además, agradeció a la familia del doctor Clemente Guido Chávez el hecho de haberles permitido que el pabellón llevara el nombre del primer luchador por la defensa de las mujeres con cáncer en Nicaragua.

ale/jos

también te puede interesar