Nicaragua

Nos sentimos dichosos de creer que el amor todo lo puede y todo lo vence

Se inicia una semana de conmemoración heroica y victoriosa

Nicaragüenses-felices-y-en-victorias
Nicaragüenses felices y en victorias |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Este lunes inició una semana de conmemoración heroica y victoriosa de Monimbó que es Nicaragua, de victorias de la paz y el cariño. Una semana de inicio de Cuaresma con el extremismo del amor a Dios, expresó la Vice Presidenta de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo.

Será también dentro de dos días el miércoles de Ceniza y para la conmemoración el papa Francisco ofreció un hermoso mensaje donde nos habla de la Cuaresma y del llamado al amor y la reconciliación y a escuchar la voz de Cristo que nos dice que somos sal de la tierra y luz del mundo.

Al respecto la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía leyó un fragmento de las palabras pronunciadas ayer domingo por el Santo Padre para la Cuaresma 2020.

“Poner el Misterio pascual en el centro de la vida significa sentir compasión por las llagas de Cristo crucificado presentes en las numerosas víctimas inocentes de las guerras, de los abusos contra la vida tanto del no nacido como del anciano, de las múltiples formas de violencia, de los desastres medioambientales, de la distribución injusta de los bienes de la tierra, de la trata de personas en todas sus formas y de la sed desenfrenada de ganancias, que es una forma de idolatría”, afirmó el Sumo Pontífice.

La Vice Presidenta agregó que “nos sentimos dichosos de ser Creyentes, y dichosos de creer que el Amor todo puede y el Amor todo vence, y dichosos de saber que el Amor es más Fuerte que el Odio y que en una Tierra Sagrada, como esta Tierra nicaragüense, de Pueblo Bendito y de Pueblo de Dios, el Odio no tiene cabida. Vamos con el Amor de Cristo Jesús, caminando hacia Adelante, procurando Bienestar con Dignidad, Paz con Dignidad, trabajando todos los días para fortalecer Paz y Bien, desde el Respeto, la Convivencia Armoniosa y la Dignidad de todas las Personas, con Amor y Esperanza”.

Rosario compartió, además, unas palabras que, por su importante, llaman “a la Reflexión, para no olvidar nunca que el Odio destruye, y que el Amor construye, el Amor santifica, sin falsificaciones, ni manipulaciones. El Amor santifica, el Amor debe unirnos, y el Amor construye”.

Nunca olvidaremos. Nunca olvidamos. Porque olvidar es tentar. A la repetición. A la  exposición al peligro. A la alteración de nuestro Bien más preciado, nuestro Patrimonio, el Patrimonio de tantas Mujeres y Hombres y tantas Familias que sufrieron, que hemos sufrido el fracaso que representa la Guerra, como dice el Santo Padre; el Odio, que es fracaso, que es desunión, y que es destrucción. Nuestro Bien más preciado no puede ser alterado : La Paz !

Alma abierta, Corazón vibrante, claro, pero olvido que anime a repetir la emboscada a la Confianza, y el asalto a los Caminos de Paz y Bien, eso, nunca, nunca jamás !

Los forajidos, se agazaparon en los cruces de camino, incapaces de buscar Rumbos Buenos, en las encrucijadas, o ante las dificultades de  la Vida… Saludaban, con una mano, y enterraban cuchillos, con la otra. Los cien puñales afilados, abusaron, manosearon, profanaron, y violaron los Sagrados Colores y Emblemas de la Patria. A ellos, a los forajidos, que sabemos perfectamente quiénes son, y a su Feria de Vanidades, y Mascaradas de Odio, no olvidamos, ni olvidaremos jamás.

Tantos disfraces malévolos… Rostros que no podían ocultar la perfidia; ávidas y depravadas miradas; apetitos inmorales; voracidad, descompuesta insolencia, maquinaciones criminales… Ellos, los egoístas, los avaros, pertenecen a la Historia de la Infamia, donde tienen decenas de tronos, en el oscuro relato del deshonor, en la narrativa del entreguismo, de la corrupción espiritual y material, y de la aborrecible y apátrida condición.

Pero No Pudieron, Ni Podrán… Porque los conocemos… Porque sabemos de sus aberraciones, del dolor, de la tragedia que impusieron a nuestra Nicaragua Linda. Porque jugaron con la Paz. Porque mataron,violaron, violentaron, secuestraron, torturaron, trancaron… Porque abusaron de la Confianza. Porque tocaron a Dios, que es Amor, con las manos sucias. Con Perfidia. Con Odio. Con ambición desmesurada. Con despiadada conducta. Hermano contra Hermano nos lanzaron ! Qué desalmados ! Con la misma y atroz indiferencia que lanzó a la calle, al hambre, al desamparo, a más de 160,000 Familias, sin Compasión, sin Misericordia, sin Cristiana Consideración. Los conocemos, sabemos quiénes son. Quién apuesta por ellos ?

Crímenes imperdonables, para nunca olvidar !

Vimos sus caras verdaderas !

Nunca se olvidarán. Nunca se borrarán las imágenes del absurdo, de la crueldad, de la saña, del terrorismo. Nunca olvidaremos. Nunca se borrarán las imágenes de la depravación del Alma ! Nunca se borrará el sonido de las campanas al vuelo, curiosamente, llamando a matarnos. Qué terrible ! Nunca olvidaremos las “bendiciones”, que increíblemente “santificaron” maldades. No se irán esas imágenes de nuestras Memorias. No volverá el Pasado ! No se irán esas imágenes trágicas del dolor, las lágrimas, el sufrimiento del Pueblo Bueno, creyente y atónito, ante la manipulación de la Fé, y entre tantos calumniosos y falsos Mensajes, desde Estaciones de Redes Extranjeras, donde instruían y reproducían códigos infernales.

Llegó el diluvio y nos habíamos acostumbrado a creer en Arcas y Alianzas que se revelaron Fake, Fake, Fake, falsas, mostrándose, exhibiéndose como continuidad de la vileza histórica.

Llegó el diluvio creado, preparado, y dirigido por los fuegos del Infierno. Y el Arca Sagrada naufragó. Como la tal Alianza que presentó su Rostro verdadero, entre falsificados crucifijos y más falsas plegarias; la tal Alianza explotó, estalló, presentando el rostro vivo de lo despreciable, de la indignidad.

Llegó el diluvio. Pura egolatría y perversión. Se declaró la tormenta. Sonaron las Furias, y salieron todos los diablos de sus escondites, en un oxidado carnaval satánico, obtuso, grotesco, real, pero irreal, malvado, ensayado, fabricado, con su cargamento de Fakes, de falsedades, en los oscuros, oscurísimos corredores de la extravagancia y la locura.

Llegó el diluvio y tronó y tronó el Cielo, sin Ángeles. La demencia hizo su particular desfile. Y los veíamos, y los veíamos y los vemos en la Memoria : ridículos diablos, demonios rojos, negros, incoloros, con lanzas, calderos, y llamaradas, entrenados para asaltar, y matar, en nombre de un Dios desconocido.

Y No Pudieron, Ni Podrán !  Porque tronaron los Sones de Liberación. Tronó la Valentía. Despertó la Patria Buena. Despertó el Pueblo de la pesadilla, y zarpó de nuevo, recuperando lo Hermoso, el Sueño Heroico, las Banderas devueltas a Manos Dignas, Patrióticas, Valientes, Nobles, Nicaragüenses, Fraternales, por Gracia de Dios ! La Fraternidad es un Mandato de Cristo Jesús, y por eso decimos : El Dios Verdadero, que es Amor, lo hizo otra vez !

El Paraíso está lleno de Asombros, que vuelven y vuelven a nacer. Somos el Pueblo el Paraíso, el Pueblo que cree, que se mueve, que se organiza, que recupera el Sentido, que sana, que aviva, después del golpe al Alma, y se alza, “con Voz de Gigante, gritando Adelante”, en el Nombre de Jesús, en el Nombre del Amor.
El Paraíso es el reencuentro del humilde con el humilde, con el Canto Noble, y con la Fe, la Convicción, la Certeza, de lo que vemos, lo que no vemos, pero veremos, lo que no está, pero será ! Sencillos y Potentes !

El Paraíso es el Amor
que es más Fuerte
que el Odio !

Creemos y confiamos en Dios, y en la Historia. Ahora, cuando restauramos los Caminos, ahora, cuando aprendemos en lo difícil y en lo alegre; cuando no nos permitimos ceder a la indiferencia, a la insolidaridad…

A pesar del golpe a la inocencia; del vil pillaje, de la depredación, aquí con tantos Retos, no hemos desplazado o desamparado a una sola Familia Laboriosa. No hemos dejado de  estudiar, aprender, cuidar la Salud, abrir más Escuelas, Centros de Salud, Casas Maternas, Hospitales, Caminos, Calles, Carreteras… emprender, trabajar, prosperar. En Paz y Bien, ir Adelante, con Respeto, Solidaridad, y Dignidad !

Ahora, cuando contando los centavos, porque se llevaron lo malhabido, y codiciosamente vaciaron las arcas nacionales, ahora, a pesar de ellos, seguimos procurando Salud, Vida, Sanación, Tranquilidad, Bienestar. Con Esmero y Vocación Cristiana de Amor y Servicio al Prójimo.

Por eso decimos que Vamos Adelante, con la Esperanza en Cristo Jesús que siempre  nos sostiene, y sabemos bien, que a ellos, que los conocemos, no podemos creerles. Que no es fácil reconstruir la Confianza rota, u olvidar la sangre, el dolor, los gritos delos torturados, y puestos en Redes Sociales, los torturados; mostrando una vileza que no conocíamos, creyendo ellos que eso era mostrar poder. Mostrar perversidad, no es mostrar poder !

No olvidaremos nunca el temblor de los pintarrajeados por el Odio, profanando nuestro Azuliblanco, que es de Amor y Paz. Imposible olvidar los muertos, la atrocidad, el pecado, la aberración de pretender, a un Pueblo como el nuestro, tan sufrido por la guerra, devolver los tambores de guerra. Imperdonable crimen, la Guerra, el fracaso más grande de la Humanidad. Las campanas de Templos también profanados, que llamaban a la Guerra, eso es insólito. Eso no olvidaremos. Parte de los imperdonables crímenes, pretender someternos, reinstalando la Guerra, las Mentiras. Cuánto pecado capital, cuánto sacrilegio, cuánto dolor, la Guerra y la Mentira, que todo destruyen !

Nosotros queremos Paz y vamos caminando en Paz y Bien. Y No Pudieron, Ni Podrán !  Y no devolvemos, ni creemos en devolver ojo por ojo, o diente por diente, pero sí decimos, claro, clarito, que este es otro Tiempo, la Paz, el Amor, la Vida, la Fraternidad, la Familia, no se pervierten. La Guerra se acabó, porque la acabamos y la apagamos con la Fuerza del Amor. Aquí venció y Vence la Paz, y no volverá el Pasado !
No Pudieron, Ni Podrán ! Lo decimos en el Nombre de Cristo ! No Pudieron, Ni Podrán instalar el Odio o la Guerra en Nicaragua !

Somos un Pueblo de Paz, somos un Pueblo Creyente, Devoto, Cristiano, y queremos vivir tranquil@s, con Dignidad !

Con la Rosa Blanca de Martí, con el Olivo de Darío, desde el Espíritu de Sandino, a ellos, los que pervirtieron la Paz y la Cultura de Familia y Comunidad, ofrecemos Vida Nueva, que ha aprendido. Porque los de entonces, nosotros, ya no somos los mismos.

Ni ingenuos, ni tontos, y tenemos la Conciencia de agradecer a Dios porque estamos vivos, y Vamos Adelante, viendo, creyendo con Amor Patrio. Con Honor Patrio. En Memoria, Gloria y Victoria !
Los Triunfos, nos llegan, en fragor de Pueblo que conoce Historia, Legado, y que sabe vencer y vivir. Para Bien !

Herman@s, en estos días de Conmemoración Heroica, Sandino, Sol de Libertad; Monimbó, Grande, Laborioso, Creativo, Ingenioso, Victorioso, nos comprometemos con el Amor, con la Paz y el Bien. Nos comprometemos con “el extremismo del Amor”, así nos dice el Santo Padre, el Papa Francisco. Con el extremismo del Amor, que Todo Puede y Todo Vence !

Aquí vive Cristo Jesús y reina en todos los Hogares y entre todas las Familias nicaragüenses, proclamado todos los días, invocando todos los días, para que el Amor continúe derramando sus Milagros y sus Prodigios, abriendo Corazones para la Paz y para el Bien, en nuestra Nicaragua.

ale/mem/ybb

también te puede interesar