Nicaragua

Turismo en el Macizo de Peñas Blancas

Cada día impactan los paisajes nicaragüenses con más fuerza entre los visitantes que llegan a nuestro país

macizo-pennas-blancas
Macizo de Peñas Blancas |

Oliverio Celaya |

El turista extranjero es sumamente exigente en materia de bellos paisajes, de ahí que cada año aparezcan en lista nuevos escenarios de Nicaragua que acaparan la predilección de quienes pasan vacaciones en nuestro país.

Ese es el caso del Macizo de Peñas Blancas. Nicaragua posee muchísimos lugares espectaculares pero bastante inexplorados y desconocidos por los turistas.

Una monumental formación montañosa, conocida como el Macizo de Peñas Blancas, localizada entre los departamentos septentrionales de Jinotega y Matagalpa, es uno de los más asombrosos sitios y que pocas personas han eschuchado mencionar.

Sin embargo, esta zona tiene múltiples y variados atractivos para los turistas, incluyendo una hermosa selva tropical, grandes cascadas, paisajes fantásticos e interesantes comunidades rurales.

Un macizo es una sección de la corteza terrestre que es demarcada por defectos o flexiones.

Es decir, es una región o un área que es visiblemente movido por las fuerzas tectónicas de la tierra, mucho como una montaña pero generalmente como una formación más separada, debido al hecho que el área es levantada en total.

El Macizo de Peñas Blancas forma parte de la Cordillera más grande de Isabelia, que estira por el departamento de Jinotega, formando un separador natural de en un lado el Bocay y los Ríos de Coco (y su tributario) y en el otro lado el tributario del Río de Tuma.

Ese macizo es ubicado en el departamento de Jinotega y de Matagalpa, cubriendo en total tres municipios diferentes (La Dalia y Grande de Rancho en Matagalpa, y Cuá-Bocay en Jinotega).

En noviembre 1999 se declaró esta área, midiendo 115,54 kilómetros cuadrados, como Reserva Natural, para proteger los bosques primarios y el papel importante que juega el área en el equilibrio de agua de una región mucho más grande.

El Macizo de Peñas Blancas es muy notorio para las paredes escarpadas de precipicio-como que surgen de la corteza terrestre.

La presencia de calcio da algunos de estas paredes un color blanco, que explica el nombre (Peñas Blancas significa Piedras Blancas). Debido a estas formaciones geográficas particulares los ecosistemas que son presentes son bastante encerrados y por lo tanto capaces de albergar especies endémicas de animales o plantas.

Una de las principales atracciones del área es el espectacular estado de la naturaleza. No es el solo hecho de que en el macizo haya bosques prístinos, sino que también hay otros aspectos que lo hacen un área natural de importancia.

Además es parte de la enorme Reserva de Biosfera de Bosawás que es el área protegida más grande de Centroamérica.

Por tanto, esta propuesta para los viajeros representa toda una novedad que agradecen y anotan en sus agendas de viajes, perfectos espacios para tomar fotografías.
mem/rfc

también te puede interesar