Nicaragua

Declaración del Grupo de Acción de la Campaña de Solidaridad con Nicaragua

El NSCAG aseguró que continuará oponiéndose a todos los intentos de Estados Unidos de socavar la democracia de Nicaragua

232166
Declaración del Grupo de Acción de la Campaña de Solidaridad con Nicaragua |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Grupo de Acción de la Campaña de Solidaridad con Nicaragua (NSCAG, por sus siglas en inglés) emitió una declaración en la que patentizó una vez más su condena al injerencismo de Washington y las maniobras desestabilizadoras que buscan socavar la soberanía de nuestro país.

A continuación, ofrecemos el texto íntegro de la declaración:

A medida que nos acercamos a fines de 2019, Nicaragua vuelve a enfrentar lo peor, luchando contra la probabilidad de que Estados Unidos desestabilice el país y lograr su objetivo de cambiar al Gobierno.

Al mismo tiempo, envalentonados por el éxito del golpe militar respaldado por Estados Unidos en Bolivia, grupos de oposición nicaragüenses financiados por Estados Unidos nuevamente buscan causar caos y destrucción en un país que, tras el intento fallido de golpe de estado de 2018, ahora disfruta de paz, estabilidad y un retorno a la normalidad.

NSCAG continuará oponiéndose a todos los intentos de EE. UU. de socavar la democracia de Nicaragua. Continuaremos nuestra campaña para defender la soberanía de Nicaragua, el derecho a la libre determinación y el derecho a vivir en paz.

También seguiremos apoyando a los sindicatos y grupos comunitarios de Nicaragua, ofreciéndoles nuestra solidaridad y apoyo práctico en sus esfuerzos para defender los logros obtenidos con esfuerzo durante los últimos doce años del gobierno del FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional).

La agresión estadounidense se intensifica  Tras el golpe militar respaldado por Estados Unidos en Bolivia, DonaldTrump emitió nuevas amenazas tanto para Venezuela como para Nicaragua: el 11 de noviembre, un día después del golpe, dijo “Estos eventos envían una señal fuerte a los regímenes ilegítimos en Venezuela y Nicaragua que la democracia y la voluntad del pueblo siempre prevalecerán. Ahora estamos un paso más cerca de un hemisferio occidental completamente democrático, próspero y libre”.  Esto fue seguido el 25 de noviembre con una declaración de la Casa Blanca que caracteriza a Nicaragua como |”una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos”  prolongando así por un año adicional, una orden ejecutiva firmada por Trump en 2019 declarando un “estado de emergencia” en Nicaragua.

La Voz de América, el principal servicio de radio transmisión extranjera del gobierno de EE. UU., señaló que se continuará atacando económicamente a Nicaragua a través de sanciones. El Embajador de Washington ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, declaró que “La presión contra Nicaragua va a continuar”, al mismo tiempo declaraba que Trump anunciará nuevas sanciones contra el gobierno nicaragüense en las próximas semanas.

Esta escalada de la agresión estadounidense se produce casi exactamente un año después Trump firmó la LEY NICA (Nica ACT), por la cual los EE. UU. pretenden usar su influencia para evitar que Nicaragua acceda a los fondos utilizados para financiar el desarrollo y infraestructura, imponiendo efectivamente un bloqueo económico en el país.

Coincidiendo con otras amenazas de Estados Unidos, la OEA, cuyo 60% de su presupuesto proviene Estados Unidos y cuyas falsas acusaciones jugaron un papel importante en el Golpe militar en Bolivia, emitió un informe el 25 de noviembre concluyendo que en Nicaragua “hay una alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático bajo los términos del artículo 20 de la Carta Interamericana Carta Democrática”.

En las últimas semanas, América Latina ha sido sacudida por masivas protestas antineoliberales, que han mecido a los gobiernos de derecha en Ecuador, Haití, Chile y Colombia. Como evidencia del deseo de Estados Unidos de ejercer control sobre toda la región, los portavoces del gobierno de EE. UU. con frecuencia han atribuido los levantamientos a «Intromisión» de Caracas, mientras que la OEA los ha calificado de estrategia de «desestabilización de las dictaduras bolivariana y cubana».

La oposición de la derecha

Los grupos de oposición de derecha de Nicaragua aplaudieron a Trump por extender la orden ejecutiva y por prometer nuevas sanciones contra su país. Ellos también han publicado declaraciones aplaudiendo el reciente golpe militar en Bolivia y haciéndose eco de la agenda de Trump no solo en Bolivia sino para toda América America.

Ahora hay temores reales de que la oposición intente provocar serios incidentes de violencia e intensificar sus esfuerzos para desestabilizar el país. En las últimas semanas, activistas de la oposición han estallado bombas en áreas de Masaya, uno de los principales centros de violencia de la oposición el año pasado, en un esfuerzo para asustar a la población local.  El 14 de noviembre, un grupo de 13 activistas fueron detenido por la policía en Masaya; dijeron que estaban allí para entregar agua y medicina a un grupo de huelguistas de hambre en la Iglesia de San Miguel, sin embargo se descubrió que tenían un alijo de armas y explosivos en ellos y fueron por lo tanto arrestado.  Mientras los medios corporativos y organizaciones como Amnistía Internacional y Human Rights Watch se han suscrito a la narrativa de oposición de que fueron arrestados injustamente y que esto representa una “nueva ola de represión” por parte del gobierno, la verdad es que hay verdaderos indicios que la oposición usa la iglesia, como lo hicieron durante el fracaso intento de golpe, como base para ataques armados.

En un incidente diferente, a fines de noviembre, dos policías fueron asesinados en Masaya en enfrentamientos con una pandilla armada. Tres pandilleros también murieron y uno fue arrestado; la oposición ahora afirma que eran sus partidarios. Si esto es cierto, significa que la oposición está admitiendo efectivamente que están armados (se recuperaron varias armas en ambos incidentes). La gran mayoría de las personas que viven en Masaya temen volver a la violencia del año pasado y han acogido con beneplácito la presencia policial en su ciudad como una forma de garantizar su seguridad y protección.

El 25 de noviembre, el periodista opositor Carlos Chamorro regresó a Nicaragua, poniendo fin a casi un año de exilio autoimpuesto en Costa Rica. Al menos otros siete exiliados llegaron con él, cinco de los cuales son periodistas de la oposición. Esto parece ser una señal clara de que Nicaragua la oposición se está preparando nuevamente para la acción.  Ya, las noticias falsas están apareciendo casi a diario en las redes sociales, algunas incluso usando videos e imágenes del año pasado y afirman que está relacionado con los eventos que tienen lugar ahora. Y como en 2018, los medios corporativos como The Guardian y organizaciones como Amnistía Internacional simplemente repiten las afirmaciones y acusaciones falsas de la oposición. Una crítica detallada de las fallas de Amnistía Internacional puedeser encontrado Aquí .

Logros del gobierno

Desde 2007, el gobierno del FSLN de Nicaragua bajo el presidente Ortega ha logrado una notable transformación en la sociedad nicaragüense, trayendo beneficios a los más pobres y más vulnerables de la sociedad y restaurando los derechos a Trabajadores y familias nicaragüenses. La pobreza se ha reducido a más de la mitad 48.35% a 23% y la pobreza extrema se ha reducido de 17.2% a 6%.  Se han construido dieciocho nuevos hospitales modernos y los planes ya están en marcha paraalcanzar un total de 33 en los próximos cuatro años. El 97% de los hogares nicaragüenses tendrá electricidad a fines de 2019 (en comparación con solo el 54% en 2007) y la producción de energía verde ha aumentado del 22% al 62%, con planes para aumentar la cuota de energía renovable al 86% para fines de 2020. Nicaragua ha sido nombrada por la Red de Energía Renovable entre los diez mejores del mundo por iniciativas renovables.  El gobierno también ha anunciado $110m de inversión para abordar el problema de la deforestación y la degradación de la bosques del país, incluia Bosawas. Esto cubrirá medidas de adaptación al cambio climático, manejo forestal y programas de educación, que será financiado en parte por el Fondo Verde para el Clima de las Naciones Unidas y en parte por el Presupuesto del gobierno nicaragüense.

La mortalidad materna y la desnutrición se redujeron a la mitad y continúan disminuyendo y la desnutrición crónica en niños menores de cinco años también se ha reducido en un 46% desde 2006. Una red de más de 178 centros de maternidad, principalmente en zonas rurales áreas, ha jugado un papel importante en el logro de estas reducciones. La Educación y la salud en Nicaragua son gratuitas, y el presupuesto general de 2020 tendrá un 56.7% destinado al gasto social, incluido el 44,7% para salud, educación y universidades.  El número de centros de desarrollo infantil para 15,000 niños menores de 6 años ha aumentado de 63 en 2007 a 270 a finales de 2018 y los logros del gobierno relacionados con el cuidado de los niños han ganado elogios del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

En octubre de este año, un representante de Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo que ‘la OPS tiene un compromiso especial con Nicaragua porque ha logrado un gran progreso en indicadores de salud como la cobertura nacional de vacunas,mortalidad materna, nutrición infantil y otros. Y las autoridades nicaragüenses mantienen una perspectiva clara de qué aspectos deben mejorarse y las formas en que la OPS puede apoyar este trabajo a través de cooperación técnica”

A través de su Programa de comidas escolares, Nicaragua garantiza comidas saludables a 1.2 millones de niños, muchos de ellos en áreas rurales, y a través del programa Usura Cero, más de 400,000 mujeres de 140 municipios han recibido US $ 23,9 millones para establecer y expandir pequeñas empresas. Esto no solo ayudó a revitalizar la economía nacional pero también está creando cientos de nuevos trabajos.

El Gobierno también ha dado prioridad a la vivienda social para proporcionar alojamiento asequible para familias de bajos ingresos y garantizar que puedan disfrutar de una vida digna. El proyecto de vivienda Bismarck Martinez, nombrado en honor de un trabajador del gobierno local asesinado por la oposición el año pasado, tiene como objetivo construir 50,000 hogares en los próximos cinco años (10,000 ya se han construido en 2019).

En el Seminario internacional sobre violencia contra la mujer celebrado en octubre en la República Dominicana, Nicaragua fue felicitada por sus importantes logros en igualdad de género y restauración de los derechos de las mujeres. El gabinete del gobierno nicaragüense está compuesto por siete hombres y diez mujeres, representando el 58,8% de los ministros, lo que lo convierte en el tercer país del mundo con el mejor equilibrio de género. Y el índice de brecha de género del Foro Económico Mundial de 2018 colocó a Nicaragua en el quinto lugar.

No es de extrañar que la gran mayoría de los nicaragüenses no desee volver a los días oscuros del neoliberalismo, cuando las familias tenían que elegir entre comer o enviar a sus hijos a la escuela, cuando los servicios públicos eran diezmados y los cortes de energía de hasta 15 horas al día eran comunes. En palabras de José Antonio Zepeda, Secretario General del sindicato de docentes ANDEN -«No permitiremos una situación en la que se deba pagar un centavo para recibir educación.”

En una encuesta realizada por M & R Consultores el 10 de diciembre, el 65,1% de los encuestados indicaron que votarían por el FSLN en las elecciones a ser celebradas en 2021 ya que sentían que esto daría mejores oportunidades en términos de salud, trabajo y educación. El 87.9% dijo que bajo ninguna circunstancia debería sacrificarse la paz y el79.5% expresó rechazo a la violencia y al intento de golpe en 2018. 96.9% declaró que la Constitución Nacional debe ser respetada

“Había signos de nueva prosperidad en todas partes. Nuevos caminos e infraestructura, nuevos desarrollos, centros comerciales, edificios públicos … fue claro hasta qué punto se ha elevado el nivel de vida, más evidencia de eso llegó durante la semana con el aire de optimismo y orgullo de los logros del país que de alguna manera se infiltraron en prácticamente todas las conversaciones que tuvimos con la población nicaragüense ‘- Ruby Cox, miembro de delegación a Nicaragua, julio de 2019

Marcha nicaragüense por la paz

El 16 de noviembre, miles de nicaragüenses marcharon en diferentes municipios del país. La marcha «Todos tenemos derechos, somos millones» se llevó a cabo en apoyo del gobierno sandinista y en solidaridad con Bolivia, con mensajes como: «Nicaragua es solidaria con Bolivia» repudiando el golpe de estado, pidiendo paz y el regreso del Presidente, Evo Morales, con la proclamación «Evo, amigo, la gente está contigo»

El 30 de noviembre, una vez más, decenas de miles de nicaragüenses marcharon en diferentes partes del país por la ‘paz, derechos, alegría y amor’ y usando el eslogan «Tenemos derechos, con la paz no se juega».

Los sindicatos de Nicaragua, que denunciaron el golpe de estado en Bolivia – ver enlace aquí – participaron en la marcha y confirmaron su compromiso con la defensa de la soberanía, la paz y la dignidad.

«Les decimos a la derecha fascista que piensan que pueden hacer lo mismo en Nicaragua como en Bolivia que aquí tenemos una fuerza laboral que está alerta; no vamos permitir el regreso del fascismo y el retorno de la crueldad y el odio”- Maritza Espinales, Secretaria General, FESITUN (sindicato de educación superior)

Qué sigue

La gran mayoría de los nicaragüenses solo quieren vivir en paz y que el país regrese a donde estaba antes del intento de golpe de estado el año pasado cuando Nicaragua era considerado como el país más seguro de Centroamérica y próspero, con un crecimiento económico de alrededor del 4,5%.  Aparte de la pérdida de vidas, el intento de golpe le costó a Nicaragu al menos mil millones de dólares. Se perdieron 130,000 empleos y la devastación de la industria turística, previamente próspera, totalizó casi $ 420 millones.

Sin embargo, Nicaragua es resistente y se está recuperando con notable velocidad. El turismo está en aumento, con reservas anticipadas para octubre a Diciembre de 2019 superiores en un 98% en comparación con 2018.

La agencia de calificación financiera Fitch Ratings anunció el 22 de noviembre que las perspectivas económicas para Nicaragua eran estables y en clara recuperación. El informe destacó que las perspectivas económicas positivas se deben a la política macroeconómica implementada en el país que ha incluido la estabilización de las reservas del Banco Central y depósitos bancarios comerciales. Fitch también señaló que los ajustes fiscales y sociales, la reforma de seguridad social ha reducido las necesidades de financiamiento interno y ha facilitado los requisitos de financiamiento externo, que reflejan una respuesta consistente de política fiscal. Fitch dice «La estabilización de depósitos en bancos comerciales y el superávit de la cuenta corriente ha reducido la presión” y destaca que el Banco Central redujo la depreciación anual de Córdoba frente al dólar de 5 a 3%, esperando que esto reduzca los costos del servicio de la deuda del gobierno.

El 20 de noviembre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó su informe económico relativo a la Consulta del Artículo IV que mide el Situación actual y perspectivas económicas de Nicaragua. El informe destaca que las fortalezas económicas acumuladas y las políticas macroeconómicas establecido en Nicaragua «ha contribuido a preservar la macroeconomía y estabilidad financiera ante circunstancias difíciles”. El FMI también recomienda que se mantengan las políticas macroeconómicas y que se realicen reformas estructurales para salvaguardar la sostenibilidad fiscal. El FMI reconoció los esfuerzos realizados por el gobierno de Nicaragua para cumplir con las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), para proteger la integridad de las transacciones financieras y mitigar la exposición a actividades de fondos ilícitos.

La abrumadora mayoría de los nicaragüenses quiere paz, estabilidad, respeto por sus derechos humanos básicos y un futuro seguro para ellos y sus familias.  Sin embargo, Estados Unidos está tratando de sofocar la economía nicaragüense mediante la imposición de nuevas sanciones y medidas que afecten la capacidad del Gobierno para implementar programas sociales que beneficien a los más desfavorecidos en la sociedad. La única amenaza para los Estados Unidos es que Nicaragua, junto con Cuba y Venezuela ha demostrado que hay un modelo alternativo al neoliberalismo, un modelo que aborda la pobreza, la injusticia y la desigualdad, y que un mundo mejor es posible. Los fascistas de derecha que ahora están en el poder en Bolivia gracias a los Estados Unidos están cortados de la misma tela que los que los Estados Unidos quieren imponer en Nicaragua y Venezuela. No Pasarán.

LEA EL ARTÍCULO ORIGINAL EN ESTE ENLACE

ale/abc

también te puede interesar