Nicaragua

Nicaragua condena violencia contra la mujer ante el Consejo Permanente de la OEA

El Gobierno Sandinista ratificó su compromiso con la lucha por la equidad de género y la restitución de derechos de las mujeres

268320
Nicaragua condena violencia contra la mujer ante el Consejo Permanente de la OEA |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Gobierno de Nicaragua, a través de su misión diplomática ante la Organización de Estados Americanos (OEA), reafirmó este martes el compromiso asumido en nuestro país desde el triunfo de la Revolución Popular Sandinista, con la lucha por la equidad de género y la restitución de derechos de las mujeres.

A continuación, ofrecemos la transcripción íntegra del discurso pronunciado por la representación de nuestro país en el Consejo Permanente de la OEA:

DISCURSO DE NICARAGUA SOBRE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES CONSEJO PERMANENTE DE LA OEA

La Delegación de Nicaragua agradece la oportunidad de renovar ante este Foro el Compromiso cotidiano de nuestro Pueblo, Movimientos Sociales, Movimientos Comunitarios, Asociaciones, Poderes del Estado, e Instituciones de Gobierno, con el Derecho inalienable de las Mujeres, de vivir reconocidas como Personas, como Seres Humanos, Dignas, Fuertes y Talentosas, de acuerdo a Principios y Valores propios de nuestra Identidad y Cultura.

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional reitera el Compromiso asumido por la Revolución Popular Sandinista, desde sus primeros días, con los Derechos de la Mujer a protagonizar con nuestro probado Liderazgo, en todos los frentes, los Caminos de Desarrollo Soberano y Justo del Valeroso Pueblo de Darío y Sandino, de Blanca Aráuz, de Doña Mary Barreda, de Arlen Siu, de Idania Fernández, de Insignes Luchadoras y Forjadoras de nuestra Idiosincrasia, Historia, Presente y Futuro de nuestra Nicaragua, Bendita y Siempre Libre.

Las Mujeres nicaragüenses hemos sido y somos, Heroicas, Aguerridas, Guerreras, Victoriosas, en cada una de las etapas y circunstancias que nos ha tocado conocer y vivir, sin abandonar nunca la Ternura y el Sentido de Humanidad, propios de nuestra condición de Mujeres, Trabajadoras, Productoras, Comerciantes, Intelectuales, Escritoras, Artistas, Académicas, Científicas, en fin, en todas las esferas de la Vida que hemos contribuido decididamente a mejorar, a transformar y a mostrar con Orgullo.

En la última década, el Liderazgo indiscutible de las Mujeres nos ha asegurado Equidad, hasta alcanzar los primeros lugares en el Mundo. Así nos hemos convertido en Inteligencia, Voz y Corazón de una Nicaragua que cuenta con cada una de nosotras, para convivir compartiendo los frutos de nuestras Tierras y el avance de nuestro Conocimiento, de nuestras Políticas y de nuestras Instituciones en las que estamos ejerciendo Autoridad y Capacidad, para Bien de Tod@s.

En la Familia las Mujeres somos también Jefas. Y también somos Jefas y Líderes en la Política, en la Economía, en las Organizaciones Sociales, en la Juventud, y en el despliegue de nuestros Talentos para hacer de Nicaragua, con Responsabilidad y Sensibilidad, la Patria que soñamos, que queremos, y que merecemos.

La Comunicación Global, entre otras cosas, incide negativamente en nuestros propósitos de alejar la Violencia en Hogares, Familias y Comunidades. Agregados a estos anti-Valores, reconocemos aspectos pendientes que nos golpean a tod@s por igual, ya que siempre hemos sabido que el acoso, el maltrato, o la violencia en las relaciones entre Seres Humanos, nunca han propiciado, ni propiciarán, la Justicia que tod@s queremos, y necesitamos, para incorporar a nuestro rico Patrimonio Cultural, nuestra Fuerza y Cariño, a la par de sabernos con Capacidad para incidir y decidir en las Políticas Públicas, Económicas y Sociales, que nuestro Pueblo y nuestro País demandan.

En Nicaragua hemos declarado la Lucha frontal contra cualquier forma de irrespeto o amenaza a la Vida de nosotras las Mujeres, y hemos exigido a nuestras Autoridades penas y castigos severos, para quienes infrinjan las Leyes. Hemos exigido penas y castigos cuyo rigor garantice la No Repetición. A la par, continuamos desplegando máximos esfuerzos culturales, para convencernos y persuadirnos, aprendiendo desde el Hogar, la Familia y la Comunidad, que la Vida nos pertenece a tod@s, y que tod@s tenemos el Deber y el Derecho de respetar y ser respetados, con nuestras diversas individualidades, mentalidades, personalidades, que agregan valor a lo que ya somos, para hacernos todavía más tolerantes, armoniosos, Constructores de Paz y Bien Común.

Las Mujeres nicaragüenses, desde nuestras Fortalezas y desde la Experiencia Histórica de Líderes Revolucionarias, también consideramos actos ajenos al Humanismo y, por lo tanto, actos de irrespeto y violencia contra las Mujeres y los Hombres de todas las edades, contra los Hogares y Familias, cualquier forma de agresión externa, llámese injerencia, llámese intervención en los asuntos propios, o llámese embestida a la Buena Fé y el Buen Corazón de todo un Pueblo, pretendiendo privarnos de nuestro Derecho fundamental a la Vida, al Trabajo, a la Seguridad, al Desarrollo, a la Justicia y a la Paz.

Las Mujeres nicaragüenses, siempre en Lucha y siempre Victoriosas, reclamamos desde este Consejo Permanente, un Mundo Dialogante, Fraternal, Respetuoso, Pacífico, que tome en cuenta el carácter inviolable de la Independencia y la Soberanía Nacional, que en Nicaragua tanto hemos defendido, y que seguimos reclamando y defendiendo.

Nicaragua és Libre, porque tiene
Hijas, Mujeres, e Hijos, Familias,
que la aman !

Managua, 10 de Diciembre, 2019

también te puede interesar