Nicaragua

Nicaragua es Patria de Paz y cultura de bien, afirmó Rosario

Aseguró que todos tenemos derechos y todos somos pueblo de Dios, seres humanos con dignidad y todos merecemos respeto

Patria de Paz
Patria de Paz |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, subrayó que en Nicaragua se sigue promoviendo la paz, el bien, el desarrollo económico con justicia social, con un modelo de economía social, familiar, de solidaridad, de equidad.

Estamos viviendo los tiempos de las familias, de los que honramos el trabajo y los valores de familia y comunidad, aseguró.

Con la paz no se juega, reiteró.

Afirmó que Dios es amor, es justo, misericordioso. Dios mandata amor al prójimo, que quiere decir fraternidad y derechos para todos. No hay devotos de distintas categorías, ni tampoco ciudadanos de distintas categorías.

Todos tenemos derechos y todos somos pueblo de Dios,  seres humanos con dignidad y todos merecemos respeto, manifestó.

Nosotros como ciudadanos libres, dignos, exigimos respeto, sobre todo de quienes cumplen funciones pastorales. Exigimos trato respetuoso, digno, no estamos viviendo en Nicaragua tiempos de capitalismo feroz sino tiempos de equidad, de cristianismo, de solidaridad, de buena fe y buen corazón. Merecemos respeto de quienes dicen tener autoridad pastoral, enfatizó.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía expresó que somos personas que hemos crecido en familias de fe, con confianza en ese Dios bueno, justo, misericordioso que nos ama a todos.

Somos un pueblo que reclama el lugar honroso que merecemos, señaló.

Reiteró que en la congregación de fieles no hay privilegios ni separaciones, no hay malos que dominen o quieren someter. Somos un pueblo lleno de esperanza, que luchamos de sol a sol, sin admitir esa oscuridad de unos cuantos que atascados en el egoísmo proclaman y pregonan porque pretenden que ese infierno proteja sus deseos acaparadores.

El capitalismo salvaje niega a las mayorías del planeta el derecho a la vida buena, esa sociedad excluyente que es permanentemente denunciada por el Santo Padre, el Papa Francisco, aseveró.

La Compañera Rosario aseguró que tenemos el privilegio de vivir en una Nicaragua de fe y esperanza, sin exclusiones ni maltratos ni irrespetos, donde invocamos que la mano de dios siga guiando nuestros pasos.

Pedimos que los corazones se abran, que la ceguera y la manipulación se conviertan en ojos iluminados que crean justicia, expresó.

Afirmó que desde esta Nicaragua valiente, digna, llena de amor proclamamos que aquí vivimos en paz, con la que no se juega, porque es derecho esencial de nuestras vidas.

Rosario ratificó que la voluntad y el compromiso del pueblo y el gobierno es seguir avanzado en seguridad y alegría.

Nadie puede arrebatarnos la esperanza, la confianza en Dios, que es amor y que es de todos, que nos llama a vivir con amor y sentido de justicia social y respeto a la dignidad humana, aseveró.

Indicó que jamás podremos olvidar cómo nos dividieron, cómo nos separaron las tragedias inmensas de las que nos estamos recuperando con amor.

Hemos promovido todas las formas de trabajo honrado para ganarnos la vida limpiamente y prosperar, manifestó.

La Compañera Rosario expresó que seguimos en oración a ese Dios que nos pertenece a todos.

 La paz es el camino, el respeto a nuestra dignidad y el jamás caer en actitudes de maltrato, señaló.

El derecho al respeto es la paz, por eso debemos resguardarla y cuidarla como patrimonio, instó.

Nicaragua es Patria de paz y cultura de bien, afirmó.

mem/ana

también te puede interesar