Nicaragua

Rosario: Esta América nuestra es de libertad, dignidad, fraternidad, para el desarrollo justo y la paz

La Vice Presidenta de la República denunció las perennes intenciones del imperio y sus secuaces que para imponer su codicia les niegan a los pueblos el derecho a la vida buena y el bienestar

Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo
Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, reiteró la condena enérgica del Gobierno de Nicaragua al golpe de Estado perpetrado en Bolivia contra el gobierno del presidente Evo Morales.

Condenamos enérgicamente el golpe de Estado que consumó el imperio, sus organismos y los sicarios y peleles de siempre, que impusieron la renuncia del compañero Evo y del compañero Álvaro Linera, subrayó.

Lea también: Denuncia y condena enérgica del Gobierno de Nicaragua al Golpe de Estado en Bolivia 

Señaló que estamos asistiendo a otra ceremonia de la perversidad, que estamos seguros representará un gran fracaso para los promotores del irrespeto, de la ruptura de las democracias.

Rechazamos el fascismo, sus prácticas, reiteró.

Hemos conocido la violencia que vulnera derechos humanos e imprime tratos degradantes como parte de un mismo guión incivilizado que el imperio aplica contra gobiernos y procesos progresistas, destacó.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía alertó sobre el odio que hemos visto en nuestra América, así como la dignidad, la valentía y la confianza en nuestros pueblos originarios, mestizos, afrodescendientes; en la familia de nuestra América caribeña que decidimos romper el yugo hace siglos y nos proclamamos independientes.

Eventos como los que hemos visto, el golpe de Estado, la interrupción por agresión, por violencia inusitada de los procesos democráticos de los pueblos, cercenan nuestro derecho pero sabemos que no pueden ni podrán, porque es inmensa la fuerza de los pueblos, manifestó.

Tenemos la seguridad de que seremos más millones que estaremos al frente de nuestra exigencia de respeto (…) El alma de la Patria grande crece, marca los pasos de los nuevos tiempos que estamos creando los pueblos libres de la América, indicó.

La Compañera Rosario aseguró que somos millones exigiendo respeto a nuestras soberanías, a nuestra grandeza espiritual fecunda, a nuestro honor.

Tenemos el deber de exigir reconocimiento y respeto a nuestros Estados, autoridades, instituciones, constituciones y pueblos porque somos libres y jamás volveremos a ser esclavos. No tenemos sangre de esclavos, la esclavitud fue una infamia, un saqueo de los recursos naturales de los pueblos del mundo. No corre en nuestras venas sangre de esclavitud ni de sometimiento a las potencias, enfatizó.

Nuestra patria grande está en lucha y se dispone a continuar forjando victorias de la paz y la justicia en un mundo que estamos haciendo mejor, desde el compromiso de seguir luchando para seguir venciendo, aseguró.

Que escuchen esos racistas, esos proimperialistas, esos sicarios, esos imperios: Estamos en lucha. Somos nobles, valientes, dignos hijos de esta tierras sagradas, donde los atropellos y los golpes de Estado no quedaran impunes, aseveró Rosario.

Pagarán por sus crímenes, por los crímenes de odio contra las economías, contra la dignidad nacional que pretenden devolver a las oligarquías ilegítimas para seguir saqueando y sometiendo a la miseria a la gran mayoría, afirmó.

La Vice Presidenta de la República también señaló que los crímenes de odio que conocimos en Nicaragua no volverán jamás.

Las perennes intenciones del imperio y sus secuaces para imponer su codicia le niegan a los pueblo el derecho a la vida buena y el bienestar, denunció.

Afirmó que venceremos, habrá justicia y reparación para las familias de nuestra América caribeña que ha sido agredida, violentada.

En este continente han querido sujetarnos, someternos a tratos crueles y degradantes, faltos de consideración humana y cristiana. Los pueblos estamos luchando con todo nuestro corazón, proclamando territorio sagrado de justicia, convivencia armoniosa, trabajo y paz, indicó.

La Compañera Rosario ratificó que los pueblos estamos en la lucha. En Nicaragua no pudieron ni podrán, en nuestra América caribeña no podrán someter a las orgullosas culturas mestiza y afrodescendiente. Reclamamos respeto a nuestras capacidades y derechos, a nuestras soberanías, independencia y a nuestro derecho a vivir en paz.

Pagarán por sus crímenes, estamos de pie exigiendo justicia, reparación y vida, manifestó.

Esta América nuestra es de libertad, dignidad, fraternidad, para el desarrollo justo y la paz, declaró.

Rosario afirmó que tenemos el ánimo creciente, que se fortalece con nuestra fe, para luchar contra la pobreza, para avanzar creando bienestar, trabajo, derecho a la salud, a la prosperidad, frente a cualquier circunstancia.

Sabemos que somos capaces y que vamos adelante, venciendo siempre en el nombre poderoso de Jesús, expresó.

Cuánto hemos crecido en el conocimiento y apropiación de nuestros derechos en este continente nuestro. Cada día crecemos, aprendemos, tenemos más experiencia y cultivamos ese espíritu de victoria, señaló.

No podrán con los pueblos de nuestra América, con los pueblos dignos y grandes, luchamos para vencer, vamos adelante, reiteró.

Igualmente, al referirse a nuestro país, aseguró que Nicaragua quiere paz, desterró la violencia, la perfidia. Nicaragua no quiere a los vendepatrias de siempre, a los traidores, ni aquellos que siembran el caos mediante prácticas terroristas, que atrasan el camino del desarrollo.

Nos sentimos orgullosos de ser militantes de la paz, del amor, de la fraternidad, de la libertad de la dignidad y el bien común. Ratificamos el compromiso de cuido amoroso de la paz, de la convivencia armoniosa. Luchamos por la paz. Aquí reina el amor cristiano, reafirmó la Compañera Rosario.
mem/ana

también te puede interesar