Nicaragua

Rosario: Hay que ser valientes para cuidar la paz

La Vice Presidenta de la República recalcó que los nicaragüenses hemos sabido defender los derechos esenciales que conquistamos el 19 de julio de 1979

rosario33-2
Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, destacó que en Nicaragua somos conscientes de lo que hoy tenemos, de lo que protagonizamos, del privilegio de vivir en un país seguro y en democracia, con un pueblo de paz y bien.

«Hay que ser valiente para cuidar la paz, hay que ser valientes para amar la paz, con valentía y certeza de victoria. Porque la historia es de los pueblos que luchan para hacer respetar y valer todos los días los derechos esenciales que conocimos a partir del 19 de julio de 1979 y que hemos defendido en todos los tiempos y ante todos los intentos de arrebatar ese patrimonio heroico del pueblo nicaragüense”, subrayó Rosario este lunes en su habitual contacto del mediodía.

En tal sentido, afirmó que varias veces a lo largo de la historia los acaudalados y traidores de siempre han querido arrebatarnos el derecho a vivir tranquilos, con bienestar y con beneficios sociales.

Pero los nicaragüenses, acotó, “siempre hemos sabido distinguir y reconocer que esta patria es de todos, que aquí estamos todos, aquí nacimos, aquí vivimos y aquí tenemos el sublime deber de construir trabajo, seguridad, prosperidad, bien común, bienestar entre todos y para todos”.

De esa forma, aseguró la Vice Presidenta, cuidamos esas conquistas con el compromiso personal y colectivo de seguir adelante desterrando cualquier forma de egoísmo que quiera hacernos retroceder a tiempos de exclusión y a tiempos de saqueo del erario público.

A través de los medios Poder Ciudadano, indicó que a esas pretensiones les oponemos la voluntad de cumplir con el deber sagrado de mantener nuestros derechos y mantener, sobre todo, la paz.

Porque tenemos, señaló, una Nicaragua en paz, una Nicaragua con valores de familia con fe cristiana y que custodia esos derechos de avanzar, de prosperar, de crecer, de mejorar la vida y sobre todo convivir seguros y contentos.

«Y esta patria buena y este pueblo bueno son nuestros, nuestro gran inmenso e infinito tesoro, el regalo de Dios y lo cuidamos con el corazón», enfatizó la Compañera.

ale/abc

también te puede interesar