Nicaragua

Errores fatales que omitimos frente al dengue

El virus tiene cuatro serotipos y de combinarse dos o más se pueden presentar mayores complicaciones

Mosquitos-1170x718
Errores fatales que omitimos frente al dengue |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El dengue es una enfermedad vírica transmitida por mosquitos que se ha propagado rápidamente en toda nuestra región latinoamericana en los últimos años y que en épocas de lluvia suele proliferar, causando severos daños.

El virus del dengue se transmite por mosquitos hembra principalmente de la especie Aedes aegypti, el mismo que transmiten el chikungunya y zika.

Nuestro país ha acumulado en los últimos años experiencias fructíferas en la prevención de la esta enfermedad, logrando así reducir los números de fallecidos por esta causa.

Esta enfermedad suele confundirse con un estado gripal y afecta a niños, jóvenes y adultos por igual, por lo que se debe estar atento a los síntomas y acudir de inmediato a la unidad de salud más cercana, ante cualquiera de estos síntomas:

Fiebre elevada

Dolor de cabeza muy intenso

Dolor detrás de los globos oculares

Dolores musculares y articulares

Náuseas

Vómitos

Agrandamiento de ganglios linfáticos

Salpullido en la piel

Los síntomas se presentan en un periodo de incubación de cuatro a 10 días después de la picadura de un mosquito infectado y por lo común duran entre dos y siete días.

Exámenes minuciosos

Una vez en las unidades de salud, los especialistas realizan exámenes minuciosos para cuidar el estado hemodinámico del paciente

Toman de signos vitales cada dos horas.

Monitoreo de la frialdad en las extremidades.

Consulta sobre dolores abdominales.

Monitoreo de la condición de conciencia.

Exámenes para determinar si las plaquetas están bajando.

Otros exámenes de rutina como pruebas hepáticas.

Errores fatales que omitimos frente al dengue

Ante el dengue se pueden cometer errores graves y el primero de ellos es subestimar la enfermedad.

La principal acción a tomar es no dudar en acudir a las unidades de salud siempre que se tenga fiebre u otros síntomas asociados.

No es lo mismo que se complique en la casa que llegar a crearse una situación de complicación en una unidad donde están los médicos y todo el personal para atenderlo de manera oportuna”, coinciden los especialistas de salud.

Del mismo modo es vital no automedicarse y en especial, evitar tomar aspirina, pues sus compuestos pueden complicar el cuadro y provocar hemorragias u otras complicaciones.

¿Los niños son más propensos?

El virus del dengue tiene cuatro serotipos y de combinarse dos o más de ellos se pueden presentar mayores complicaciones.

En Nicaragua circula desde hace tres años únicamente el de tipo dos que afecta principalmente a niños o adultos mayores.

Estas dos edades extremas son las de más alto riesgo y cuando les da pueden complicarse con mucha facilidad.

Los cuidados son mayores cuando se presentan casos en menores de edad. Ellos no suelen tener las palabras exactas para decir lo que está sintiendo. Un niño, por ejemplo, un menor de un año de edad, tiene dolor abdominal y no dice me duele el abdomen, solo se está quejando, está llorando. Entonces el médico tiene que tener el tacto para poder saber si en realidad tiene dolor abdominal.

El dengue grave es una complicación potencialmente mortal porque cursa con extravasación de plasma, acumulación de líquidos, dificultad respiratoria, hemorragias graves o falla orgánica.

Los signos que advierten de esta complicación se presentan entre tres y siete días después de los primeros síntomas y se acompañan de un descenso de la temperatura corporal (menos de 38 °C) y son los siguientes: dolor abdominal intenso, vómitos persistentes, respiración acelerada, hemorragias de las encías, fatiga, inquietud y presencia de sangre en el vómito.

Las siguientes 24 a 48 horas de la etapa crítica pueden ser letales; hay que brindar atención médica para evitar otras complicaciones y disminuir el riesgo de muerte.

Prevención y control

Hoy el único método para controlar o prevenir la transmisión del virus del dengue consiste en luchar contra los vectores.

Evitar que los mosquitos encuentren lugares donde depositar sus huevecillos aplicando el ordenamiento y la modificación del medio ambiente

Eliminar correctamente los desechos sólidos y los posibles hábitats artificiales

Cubrir, vaciar y limpiar cada semana los recipientes donde se almacena agua para uso doméstico

Aplicar insecticidas adecuados a los recipientes en que se almacena agua a la intemperie

Mejorar la participación y movilización comunitarias para lograr el control constante del vector

Durante los brotes epidémicos, las medidas de lucha antivectorial de emergencia pueden incluir la aplicación
de insecticidas mediante el rociamiento.

Se deben vigilar activamente los vectores para determinar la eficacia de las medidas de control.

La detección clínica y el tratamiento adecuado de los pacientes con dengue puede reducir de forma significativa las tasas de mortalidad por dengue grave.

mel/ybb

también te puede interesar