Nicaragua

Daniel: San Jacinto, punto de partida hacia la independencia

Así lo afirmó el presidente de la República en el acto por el aniversario 163 de la histórica Batalla de San Jacinto, encabezado, también, por la Vice Presidenta, Compañera Rosario Murillo

portada
|

LA VOZ DEL SANDINISMO |


El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, destacó este viernes el legado de los héroes y mártires de Septiembre, quienes vencieron al filibustero invasor y legaron un país con una moral indoblegable.

En el acto por el aniversario 163 de la Batalla de San Jacinto, encabezado, tambíen, por la Vice Presidenta, Compañera Rosario Murillo, Daniel destacó que Nuestra América nos señala la vigencia de los ideales, valores y principios de todos aquellos combatientes que protagonizaron ese momento histórico.

Sabemos que la presencia del yanqui invasor era idea de los sectores más conservadores y reaccionarios del sur de Estados Unidos. Ese país se debatía en una confrontación interna entre el norte y el sur y los esclavistas buscaban obtener más territorios en México y Centroamérica para fortalecer la guerra en sus territorios, recordó.

Nicaragua fue el punto de partida donde se enfrentaron intereses y se vio incorporada a esa batalla  por un imperio que no terminaba de unificarse y buscaba una ruta de tránsito a través del invasor estadounidense William Walker.

Rememoró la mala actitud y falta de patriotismo de los que trajeron a los filibusteros y colocaron la bandera Azul y Blanco a los pies de Walker y su fuerza militar del Ejército del Sur. Finalmente, cuando Walker se elige presidente de Nicaragua y toma posesión,  el representante del gobierno de EE.UU. estuvo presente en ese acto de ultraje a la soberanía, la bandera estuvo ultrajada por esos vende patrias, señaló.

Afirmó que la única opción era luchar: No quedó más camino que defenderse y no solo los nicaragüenses, centroamericanos todos, que sabían que si el yanqui lograba la ocupación de Nicaragua iba por el resto de la región, por eso entran los hermanos guatemaltecos, hondureños, costarricenses, para defender la independencia.

Una independencia que se declaró el 15 de septiembre de 1921 y  la Batalla de San Jacinto, que involucró a miles de hermanos centroamericanos, fue un momento significativo para vencer a los invasores.

El Presidente de la República señaló que el objetivo de Walker y sus seguidores era tomar una ruta importante para transitar y asegurar un punto estratégico para continuar con los planes expansionistas.  La batalla de San Jacinto dejó claro que por mucho poder, no podían con el apoyo colectivo, la justicia y la verdad.

Aquí se demostró que ese yanqui no era invencible, que se le podía derrotar, y el revés en San Jacinto significó fortalecer la moral de los combatientes para luchar con mayor empuje en los diferentes frentes.

Asimismo, reconoció que en la actualidad el gobierno de EE.UU. tiene la misma mentalidad expansionista. Desconoce lo que son los principios que ellos mismos suscribieron en las Naciones Unidas después de la Segunda Guerra Mundial. Compromisos sagrados  y esos principios están siendo irrespetados, añadió.

Es la barbarie tratando de imponerse, porque existe rechazo a esa política que solo busca provocar inestabilidad e inseguridad en todos campos en el mundo. No respetan los acuerdos en el orden económico y comercial, porque se sienten con el poder de juzgar, refirió.

Esa actitud, manifestó Daniel, está presente en el hecho de abandonar los proyectos para hacer frente al cambio climático. No hay ley alguna que respete el imperio, actúa como actuaba Walker, como forajido, cuando debería respetar por su condición de potencia militar y económica.

Destacó la significación de superar el actual panorama. Esta es una etapa que la humanidad va a superar y no nos dejaremos chantajear ni atemorizar independientemente de la ideología del gobierno en cualquier país latinoamericano. Hay principios elementales que son obligados de defender, como cuando nos comprometimos en mantener la paz en la región.

Es una vergüenza que actúen en contra de los que dirigen las mismas organizaciones como la Organización de Estados Americanos o las Naciones Unidas. Se lanzan a querer levantar el hacha de la guerra y convocar un entierro para hacer planes de guerra, muerte y dolor, como en Venezuela y al gobierno legítimo del hermano Nicolás Maduro.

De igual manera, afirmó que el apoyo de todo el continente es vital para tener un mundo mejor. Las Malvinas pertenecen a Argentina, si bien sigue en poder del Reino Unido, apuntó antes de relatar: Cuando ese país sudamericano se lanza por ese territorio, Inglaterra mandó su poderosa flota, recordó.

Todo un ejército desplazándose de Europa a Sudamérica. Ese era un momento para que se uniera todo el continente empezando por Estados Unidos y Canadá, para no permitir el paso de los barcos que se desplazaron hacia Las Malvinas. Pero no. Ellos se hicieron cómplices y apoyaron y dieron información. Traicionaron a América Latina y el Caribe y de manera particular a Argentina, puntualizó.

Cómo se le ocurre –continuó- al gobierno argentino conspirar contra Venezuela y Nicaragua, cuando tiene grandes problemas internos y no posee Las Malvinas. Debería luchar por ese espacio, demostrar que son los legítimos dueños, indicó.

El Comandante Presidente Daniel también habló del ensañamiento del imperio contra la hermana nación de Cuba y ese pueblo de Fidel y Raúl Castro, de Martí, y que hoy es liderado por su presidente Miguel Díaz-Canel.

Comentó que lo más increíble es la existencia de gobiernos que se suman o no dicen nada contra la violación de los derechos humanos del pueblo de Cuba y de todos los venezolanos, porque en Cuba, en Guantánamo, EE.UU. tiene un territorio ocupado. Por eso cuando se lanzan sanciones contra Nicaragua, violan los derechos humanos del pueblo nicaragüense.

Daniel convocó a alcanzar una mayor unidad. Hoy, más que nunca, debemos defender los principios sagrados. Esos son derechos que desde antes de la creación de organizaciones, estaban ahí, como la no injerencia.

Detener la injerencia es un legado y compromiso que nos dejaron los héroes y mártires de Septiembre, esos que lograron defender la independencia de Nicaragua y de Centroamérica. Elementos que nos permiten tener un pueblo de una gran moral, que sabe vencer, resistir y trabajar todos los días en favor de las familias y defendiendo la soberanía del país, concluyó.

niv/jos
niv/jos

también te puede interesar