Nicaragua

¡Los pueblos centroamericanos queremos la paz!

Así afirmó el Comandante Presidente Daniel Ortega en el acto de recibimiento de la Antorcha de la Libertad, presidido también por la compañera Vice Presidenta Rosario Murillo

CCC _Jairo Cajina Rojas _102
|

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega ratificó el deseo de los pueblos de América de mantener la paz, en el acto de recibimiento oficial de la Antorcha de la Libertad que recorre Centroamérica, para conmemorar el aniversario 198 de la independencia de los países de la región.

Daniel, quien junto a la compañera Rosario Murillo, recibió la Antorcha, destacó la necesidad del diálogo entre los pueblos, las familias y los dirigentes para seguir desarrollando la economía y mejorando las condiciones de vida, porque “ningún pueblo quiere guerra, los pueblos en su inmensa mayoría dirán queremos la paz”.

“Juventud latinoamericana, centroamericana y caribeña, queremos paz porque queremos bienestar para nuestras familias y con la llegada de la antorcha a Nicaragua, desde Honduras, y luego trasladándosela a la juventud costarricense demostramos nuestra hermandad, nuestro amor por la paz”, destacó.

La Plaza de la Revolución fue el escenario de entrega de la llama simbólica, la cual recorrerá el país en manos de los mejores estudiantes y atletas escolares como José Daniel Martínez, miembro del ejecutivo nacional de la federación de estudiantes de secundaria, Nicole Ocampo y Eduardo Enrique Rivas Garay, mejores estudiantes de esa enseñanza a nivel nacional.

En el acto Daniel evocó las palabras de Rubén Darío, quien dijera juventud divino tesoro y destacó la importancia de las nuevas generaciones para llevar el mensaje de la paz, pues la juventud llena de sueños, llena de ilusiones, llena de esperanzas y nutriéndose de los valores de la cultura de nuestra nación, de nuestro pueblo, de nuestra región y del mundo lleva encendida la antorcha de la paz, de la dignidad y de la soberanía de nuestros pueblos.

En la ocasión, el presidente de la República, rememoró hechos acaecidos el 11 de septiembre los cuales han marcado la historia de la humanidad con sangre e instó a no volver atrás.

“Un día como hoy 11 de septiembre ocurrieron dos hechos terribles, en Chile los enemigos de la independencia, la paz y la autodeterminación cañonearon al pueblo y asesinaron al presidente digno, mártir heroico, Salvador Allende y en Estados Unidos sufrieron frente a un acto terrorista donde fueron destruidas las torres gemelas de Nueva York”, recordó.

“Dos hechos terribles que no deben volver a repetirse en el mundo, analizando la segunda guerra mundial, las etapas dolorosas de guerras entre hermanos, las bombas atómicas arrojadas por Estados Unidos en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki y otros hechos brutales, no deben volver a repetirse en la historia de la humanidad”, sentenció el presidente.

Igualmente se refirió al aniversario 198 de la independencia de Centroamérica, el 15 de septiembre y declaró que “en el año 2021 serán los 200 años, el bicentenario y esta antorcha viene recorriendo la región de mano en mano, de los jóvenes, muchachos y muchachas, de los hermanos pueblos, en un recorrido por la libertad, por la paz de las familias.

Asimismo, mencionó la crisis migratoria de la región, causada por el crimen organizado y el narcotráfico que mantienen bajo terror, presión y amenaza a las familias que huyen hacia Estados Unidos en busca de seguridad.

“Están cobrando impuestos y si no pagan los asesinan y por eso vemos las caravanas de hermanos huyendo hacia los Estados Unidos, por eso debemos luchar todos”.

Y agregó que es una vergüenza que cuando más paz y seguridad demanda la humanidad se promuevan acciones la reunión del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, un acuerdo que surgió después de la Segunda Guerra Mundial, el cual se suponía buscaba la unión de toda América ante una agresión.

No obstante, ha demostrado ser un arma contra los pueblos de la región como en el caso de Las Malvinas de Argentina, donde Estados Unidos y Canadá apoyaron a Reino Unido para mantener el territorio como colonia británica o la situación actual de la hermana República de Venezuela, donde algunos gobiernos no responden a lo que dicta su propia constitución y se subordinan a Estados Unidos en una agresión constante, violación de la libertad y autodeterminación.

“Nicaragua sencillamente se retiró de ese tratado hace ya; y me enorgullece la exposición que hizo México en contra del hecho de que tan siquiera se esté debatiendo el intento de utilizar la fuerza, algo que está prohibido por las leyes internacionales», concluyó.

niv/lab

también te puede interesar