Nicaragua

Nicaragua acoge simulacro centroamericano sobre tsunami

El ejercicio cubrió toda la región incluyendo Panamá, como parte del proyecto del Centro de Asesoramiento de Tsunami en América Central

Simulacro
Simulacro centroamericano sobre tsunami |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Nicaragua fue sede este lunes de un simulacro virtual sobre un supuesto terremoto de magnitud 8.6 grados en la escala de Richter, que provocó un tsunami en toda la región centroamericana.

El simulacro cubrió toda la región incluyendo Panamá, como parte del proyecto del Centro de Asesoramiento de Tsunami en América Central (Catac), que opera con el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres y la Agencia de Cooperación Japonesa, JICA.

El doctor Wilfred Strauch, asesor científico del Ineter, indicó que este fue el primer simulacro de tsunami que lleva a cabo Nicaragua a nivel regional.

Recordó que Ineter estableció hace tres años el Catac. “Este es un centro destinado a ayudar a los países de la región, “facilitar la información que nosotros tenemos con ayuda del Japón”, refirió.

Expuso que Nicaragua cuenta con un sistema completo de información, el cual nació con apoyo de Japón y cuenta con una autorización de un organismo que trabaja bajo la guía de la Unesco.

Explicó que el simulacro es como un evento de alerta para las instituciones que trabajan en esa especialidad en América Central y “por eso hicimos la simulación (a base de software) de un tsunami”.

Precisó que el ensayo consistió en utilizar un elemento inusual y recordó que hace tres años “tuvimos una reunión de científicos donde discutimos sobre qué tipo de tsunamis pueden ocurrir en Centroamérica”.

En esa reunión los científicos “llegamos a la conclusión sobre la posibilidad que se produzca un mega terremoto en el Pacífico de Centroamérica de 8.6 en la escala Richter y con un tsunami grande”, comentó.

 “Por eso los científicos (de varios países) decidimos hacer el simulacro con un terremoto que comienza su ruptura en Guatemala en la corteza terrestre debajo del océano Pacífico y la ruptura se propaga a El Salvador, Nicaragua y Costa Rica con una extensión de 800 kilómetros”, detalló Strauch.

Después del terremoto va a impactar en las costas de Centroamérica un mega tsunami y “eso lo simulamos en la computadora donde nos dimos cuenta que el terremoto bien fuerte pueda causar olas de 10 a 20 metros de altura, sería algo terrible que puede causar miles y miles de víctimas”.

Ahora con el sistema que instaló Nicaragua se puede alertar a todas las naciones de la región sobre una situación de esa naturaleza en un término de 10 minutos. En el ensayo se emitieron mensajes 9 minutos antes de la hora que se fijó que iba a producirse el terremoto.

Ese sistema de alerta permite un tiempo no mayor de 20 minutos para adoptar medidas e informar a la población que se aleje de las costas y, por consiguiente, “antes no podíamos hacer los cálculos tan rápido, lo probamos hoy el sistema y en tres minutos enviamos la primera información a los otros países de la región”, expuso el científico.

Wilfred Strauch confirmó que desde Ineter se llevó a cabo una teleconferencia y en los próximos días se analizará el ensayo en el Sinapred y la defensa civil. “En septiembre las instituciones que participaron en el simulacro sostendrán una reunión en Costa Rica para debatir sobre el ensayo”.

De igual manera, el doctor Nobou Furukawa, asesor principal del proyecto Catac/ JICA Nicaragua, mencionó que desde hace tres años la agencia japonesa ayuda para establecer en nuestro país un centro de tsunamis.

“Antes que comenzará a operar el proyecto Catac solamente emitíamos alertas de tsunami dependiendo de información de Hawái, del centro de asesoramiento sobre tsunamis, y en el ejercicio de hoy nosotros enviamos información a Centroamérica sobre el tsunami simulado”, comunicó el asesor principal de tsunamis del Ineter.

Además, el científico nipón afirmó que “nosotros (Nicaragua) podemos enviar una información más específica que los que actualmente envía el centro localizado en Hawái”.

Por su parte, Emilio Talavera, responsable del Centro Sísmico del Ineter (donde se dirigió el simulacro virtual), señaló que este tipo de fenómeno (un tsunami que afecte toda Centroamérica) puede producirse y la cuantía de las afectaciones sería relativamente grande tanto en vidas humanas como infraestructura.

Puntualizó que el tsunami “en 1992 en las costas de Nicaragua, si hubiese sido en Semana Santa, la cantidad de pérdida de vidas humanas hubiera sido mucho mayor y eso que Catac ahora tiene la responsabilidad de la vigilancia las 24 horas para dar en el menor tiempo posible los parámetros de los terremotos que puedan afectar las zonas del Pacífico y Caribe del país”.

Asimismo, informó que durante el ensayo se activaron las alarmas de toda la zona del Pacífico de Nicaragua y el Sinapred activó a todos sus Comupred en la zona costera del Pacífico.

ale/jos

también te puede interesar