Nicaragua

Trabajamos por la reconcialición redentora y renovadora con sentido de justicia

Los nicaragüenses somos un pueblo lleno de esperanza y fe sabemos que Dios es justo, afirmó Rosario

La Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo
La Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Trabajamos por la reconciliación redentora y renovadora, con sentido de justicia que nos llama a exigir elemental justicia para el pueblo nicaragüense desde nuestras convicciones cristianas, afirmó la Vice Presidenta de la República, Compañera Rosario Murillo.

La reconciliación que Cristo Jesús mandata es la redención, es la restauración y por eso trabajamos, expresó este viernes en su habitual contacto del mediodía.

Los nicaragüenses somos un pueblo lleno de esperanza y fe y confiamos en Dios porque sabemos que Dios es justo, nos manda justicia, nos manda paz, nos manda celebración de la vida, en paz, a reclamar todo lo que es justo, señaló.

Agregó que se reclama en nombre de los vulnerables y vulnerados por las desgracias de la violencia, el odio y el egoísmo. En Nicaragua se interrumpió un camino de bien, de desarrollo con equidad y sobre todo con los más pobres, dijo.

A través de los medios del Poder Ciudadano, apuntó que este es un proyecto que nació en absoluta identificación con los derechos sobre todo de los más vulnerables porque reconoce el derecho a dejar la pobreza.

Reclamamos justicia para que nuestros hermanos, que luchan con tanta fuerza contra la pobreza, sigamos adelante para trabajar mejor y avanzar hacia una vida con bienestar, indicó.

Asimismo, remarcó que la justicia es un derecho de los nicaragüenses, estamos reclamando eso, que se reconozca el daño que se ha hecho a las familias humildes con el furor infernal que se desató en nuestro país y que se repare el daño, indicó.

Estamos trabajando para que la reconciliación nos lleve a una paz duradera, aseveró, y reconozca en justicia que aquí hubo destrucción, perversidad y afactaciones a la economía de Nicaragua.

En Nicaragua no tiene cabida la maldad, confiados y seguros avanzamos llenos de esperanza y confiando en Dios, destacó, al añadir que nuestro pueblo es un pueblo bueno, recto de corazón que reconoce a Dios por sobre todas las cosas sin cabida para el odio ni para la maldad.

Vamos adelante con amor y esperanza y vamos paso a paso reconstruyéndonos, subrayó la Vice Presidenta.

Además, comentó que el 4 de mayo es el Día de la Dignidad y de la Identidad Nacional y como pueblo justo invocamos a Dios clamando justicia y reparación, justicia y bien común, justicia y reconocimiento.

Somos un pueblo que cree, que ha combatido y vencido al odio y que en Dios confía, en la justicia de Dios que reconozca el alma buena de los nicaragüenses.

abc/nda

también te puede interesar