Nicaragua

Los oligarcas no reconocen al Sandinismo como una realidad política en Nicaragua

Sus discursos extremistas no tienen cabida en el país

Los-oligarcas-no-reconocen-al-Sandinismo-como-una-realidad-política-en-Nicaragua
Periodistas Eliecer Mora, Alberto Pastrán y Tirsa Sáenz |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Los periodistas Eliecer Mora, Alberto Pastrán y Tirsa Sáenz repudiaron que grupos extremistas insistan en traer al país el odio y la violencia, presionar al Gobierno y poner obstáculos a las posibilidades de entendimiento.

Durante el programa Revista en Vivo de Canal 4 rememoraron y analizaron el actuar de un grupúsculo empresarial que pretende traer a Nicaragua aquellos días de odio de hace exactamente un año. Su discurso de rencor y crimen no ha cambiado porque su único objetivo es hacerse del poder por la fuerte, estimó Pastrán.

El sector privado nunca llegó a tener tanta influencia y utilidades como en esta época del Sandinismo. Eso claro, gracias al crecimiento económico que ha impulsado el Gobierno. Pero ahora se han hecho dueños de una campaña sistemática por ilegitimar al Sandinismo y al Presidente Daniel Ortega.

Durante estos años los nicaragüenses salieron de la pobreza, creció la generación de empleo, aumentaron las exportaciones e importaciones, todo el país cambió para bien y en favor de los pobres. Eso es un “error” que le achacan al Gobierno y por ello hay que deslegitimarlo, afirmó Eliecer Mora.

“Ahora todos somos iguales y eso es un grave problema para ellos”, aseveró.

Consideró también que esos oligarcas no toleran que un Comandante esté al frente del gobierno y haya hecho tanto por la clase más desfavorecida en el país durante años. Quieren ellos el poder a costa de lo que sea.

No reconocen al Sandinismo como una realidad política en Nicaragua, estimó Pastrán.

Las supuestas marchas que quieren organizar para estos días y que la Policía Nacional desautorizó, solo tienen como objetivo volver a iniciar las desestabilizaciones porque están frustrados de que sus intentos criminales no surtieron efecto.

Sus discursos extremistas no tienen cabida en Nicaragua, aunque lamentablemente tenemos que seguir conviviendo con ellos, pero estamos dispuestos al diálogo y el entendimiento, afirmó el periodista.

Ojalá sirva esta Semana Santa para la reflexión y que vuelvan a la mesa de negociaciones la próxima semana con las ideas más claras, reflexionó.

La paz no es solo poesía, sino que se traduce en tener la posibilidad de trabajar, de llevar la comida a tu mesa, poder hacer tu vida diaria con normalidad, eso es lo que todos estamos buscando y necesitamos en esta Patria.

mel/ybb

también te puede interesar