Nicaragua

Daniel: Vamos a restablecer la ruta de seguridad y el bienestar para las familias nicaragüenses

Nuestro amor y cariño del pueblo de Darío, de Sandino, para Venezuela, que hoy está librando una vez más una lucha por la paz, afirmó el Presidente Comandante Daniel Ortega

Dz-cnEeX4AE68PZ
El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, destacó la noche de este jueves la valentía y el honor de un pueblo nicaragüense que supo enfrentar con dignidad los desafíos y retos impuestos por el fallido intento de golpe de Estado.

Vamos a restablecer la ruta de seguridad y bienestar para las familias nicaragüenses, manifestó el Presidente Daniel durante su alocución en el acto por el 85 aniversario del paso a la inmortalidad de nuestro General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino, en el centro de convenciones Olof Palme, en Managua.

Para nuestro pueblo, el reconocimiento por la forma en que ha venido enfrentando los desafíos y retos que nos dejó el intento de golpe. Dejaron no solamente la pérdida irreparable de vidas humanas, también dañaron las infraestructuras de centros hospitalarios, escuelas, viviendas. ¡Cuánto daño a la economía, al empleo! Esa acción criminal lanzó al desempleo a muchos hermanos nicaragüenses, refirió.

Afectaron los cimientos de nuestra economía, la cual mostraba un crecimiento estable entre un 4.5 % y un 5%. Veníamos atacando la extrema pobreza y reduciendo la pobreza; desarrollando programas de salud y educación; todo en beneficio de los pobres, que son mayoría en nuestro territorio. Trabajábamos en favor de los trabajadores, de los campesinos, de la juventud, de las mujeres, recordó.

Programas que venían caminando y multiplicándose, mientras el pueblo se ganaba el respeto de la comunidad internacional, la cual aportaba recursos, proyectos y programas en beneficio de las familias, comunidades y comarcas de los municipios, mencionó.

El Comandante Daniel agradeció ese apoyo desde el exterior. ¡Cuánto agradecemos esa cooperación y esa solidaridad incondicional que brindan pueblos hermanos! El golpe fue tan fuerte en el terreno económico que nos ha llevado a debatir en la Asamblea Nacional temas sobre e ideas sobre la Reforma Tributaria.

Una Reforma Tributaria que presenta como objetivos recaudar los recursos básicos para sostener los programas de salud para que no cierren los hospitales, sostener los proyectos educativos y no cierren las escuelas. Garantizar los servicios básicos de la población. Uniendo fuerzas, todos nicaragüenses podemos retomar el camino. Esa es la batalla de hoy, una lucha en la que todos estamos comprometidos, puntualizó.

Asimismo, ensalzó el valor de los nicaragüenses. Los hermanos que quedaron desempleados no se quedaron en la orilla de la acera, porque ahí nació un emprendedor. Todos tenemos el potenciar de emprender las más diversas tareas, actividades. Ellos se han multiplicado, las iniciativas se han multiplicado desde abajo y están fortaleciendo las actividades productivas.

Por tales motivos, convocó a mantener en alto los ideales de que una Patria mejor es posible. Esta lucha nos inspira. Seguimos el ejemplo del General Sandino, porque es una lucha por la soberanía, la autodeterminación, el bienestar. Bien sabemos que el pensamiento y programa de lucha de Sandino no solamente planteaban la defensa del territorio frente a la invasión extranjera hasta expulsarlo, sino que también reclamaba potenciar los programas de orden social.

Hacía un énfasis muy grande en los programas en beneficio de los campesinos, artesanos, de la población económicamente activa de esa época y como buen hijo de (Simón) Bolívar reivindicaba también el supremo sueño de Bolívar, el cual bien lo expresó en el documento escrito en Segovia, donde dejaba claro su objetivo de lograr la unidad de los pueblos latinoamericanos y caribeños.

El Presidente de la República reconoció, además, que vivimos en un mundo en el que el más poderoso solo quiere ser más poderoso. Sabemos que estamos inmersos en una lucha donde se mueven siempre los intereses expansionistas. A pesar de que el mundo ha avanzado en los que es la pluralidad en el orden económico, comercial y militar, están los que se resisten a entender que el mundo desde hace un buen rato dejó de ser unipolar. El planeta tierra no puede ser dominado ni sometido por imperio alguno. Esos tiempos quedaron atrás. Ya se configuraron otras fuerzas económicas, políticas y culturales y surgieron las bases para consolidar un mundo multipolar.

Asimismo, resaltó las potencialidades de los países de nuestra región. Tenemos la posibilidad de desarrollar y fortalecer una potencia, sin armas atómicas, por principios y compromisos; los latinoamericanos tenemos ese compromiso. Nuestras armas tienen que ver con las enormes riquezas existentes en nuestras naciones. La primera riqueza, los pueblos; pueblos con identidad, trabajadores, creativos, emprendedores, luchadores; luego, los recursos naturales.

Afirmó que la idea nunca será disputar territorios en otras zonas. La meta será erradicar la pobreza y desarrollar el bienestar, la salud, la educación, la cultura, la tecnología. Todo lo que hoy está en mano del mundo desarrollado, y desplegarlo en nuestra región latinoamericana y caribeña.

Una potencia para la paz, para hermanarnos con otras naciones y poner en práctica el principio de la solidaridad, que está en la naturaleza de la raza humana. Por eso nos estamos preparando para defender la paz y alejar las amenazas que siempre existen en el mundo. No aceptamos que el más poderoso se sienta con el derecho de atropellar al más débil en términos económicos y militares. Eso no es justo, no es democrático, ni cristiano. Va en contra de todo en el planeta. Tenemos iguales deberes e iguales derechos, por tanto tenemos que respetarnos, afirmó el mandatario.

Nicaragua está con Venezuela, reafirmó Daniel

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, reafirmó su compromiso con el pueblo y gobierno de Venezuela. Nuestro amor y cariño del pueblo de Darío, de Sandino, para Venezuela, que hoy está librando una vez más una lucha por la paz, la soberanía, la independencia. Eso lo ha expresado con toda claridad su presidente Nicolás Maduro.

En tal sentido, indicó que la lucha por la paz es un compromiso que tiene sus bases en el espíritu y la convicción de los pueblos latinoamericanos y caribeños. Así lo dejamos plasmado en la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Ahí están esos fundamentos, una región de paz, libre de guerras. Nos comprometimos, lo juramos y lo ratificamos hoy, en el 85 aniversario de nuestro General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino.

Recordó que los gobiernos de la región pactaron alejar toda intervención militar. Los gobernantes latinoamericanos y caribeños no avalan una intervención militar contra Venezuela, como también países de la comunidad europea, más allá de las diferencias y posiciones políticas. Las diferencias no significan que estén a favor de la guerra.

El mandatario nicaragüense hizo un llamado a buscar estrategias para solucionar conflictos. Tienen que desarrollarse iniciativas dentro del marco constitucional, iniciativas pacíficas para buscar encontrar una solución pacífica. Así quedó consignado y todos esperamos que se pueda solucionar todo y florezca la paz.

Narcotráfico y crimen organizado, otra peste que cruza nuestra región

El Comandante Daniel Ortega expuso que además de los propósitos injerencistas de Estados Unidos, el narcotráfico y el crimen organizado resultan otras “pestes” que cruzan nuestra región y afectan el buen vivir de nuestros pueblos.

Los grandes consumidores están en el norte, aunque no deberían estar ni en el norte ni en el sur, porque la droga es un veneno en todas sus formas. Los consumidores están en el norte y la producción en el sur.

Rememoró que la hoja de coca surgió como algo energizante entre los campesinos. Luego con la tecnología, con la maldad, con la ciencia, surgió el veneno. Después empezó el mercado y los que producían y procesaban la droga en el sur, y el camino estaba hecho, Centroamérica y México para llegar al gran mercado, Estados Unidos. Eso ha significado una lucha que amenaza la soberanía de nuestros pueblos, porque el narcotráfico y el crimen organizado aspiran a apoderarse de los gobiernos e instituciones.

Afirmó, además, que este conflicto maximiza el miedo entre los ciudadanos. Crea violencia y terror en las familias. Provoca éxodos y muchas personas van hacia EE.UU. con la ilusión de buscar trabajo y nosotros dando batalla con el presupuesto más bajo de toda la región centroamericana. Nicaragua tiene el Producto Interno Bruto más pequeño de toda la región, nuestros soldados y policías tienen el salario más bajo de la región, así como las instituciones el Ejército y la Policía. Y con eso recursos se ha librado la batalla. Por eso hay que seguir para dar seguridad, estabilidad y paz al país.

Destacó la entrega de los uniformados nicaragüenses. A esos solados los inspira el pensamiento de nuestro General Sandino, la lucha heroica, vibrante y valiente de nuestros antepasados.

Subrayó la importancia de los acuerdos y las alianzas para eliminar la pobreza y responderle al pueblo en sus demandas básicas. No obstante, expuso que siempre existieron aquellos que no querían el desarrollo y pretendían destruir todo las conquistas alcanzadas. Estaban grupos extremistas que condenaban y cuestionaban ese entendimiento y esa alianza, acusando a los empresarios de ser sandinistas.

Un país que venía avanzando y derrotando la pobreza, y en abril ese entendimiento se destruyó con las pérdidas de vidas que provocaron los que intentaron el golpe de Estado. Gran daño hicieron y para reunirnos con ellos se hacía importante la presencia del Cardenal (Leopoldo) Brenes y del nuncio del Vaticano en Nicaragua, Stanislaw Waldemar Sommertag. Debíamos asegurar la paz, la estabilidad y abrir una nueva ruta. No podemos hablar de retornar a la situación anterior, toca ahora abrir una nueva ruta, reafirmó el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega.

ale/jos

también te puede interesar