Nicaragua

Nicaragua se enrumba hacia el desarrollo y la transformación del país

Lo avanzado en 11 años de Gobierno Sandinista supera con creces a las administraciones neoliberales

Nicaragua-se-enrumba-hacia-el-desarrollo-y-la-transformación-del-país
Iván Acosta |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, señaló que la ruta es hacia el desarrollo, el progreso y la transformación del país a partir de las políticas y proyectos de desarrollo que emprende el Gobierno Sandinista para potenciar las inversiones en Nicaragua en el período 2019-2021.

En declaraciones al programa en Vivo del Canal 4 de televisión, Acosta ahondó sobre las perspectivas de este plan y recordó que “el último trimestre de 2018 marcó una ruta de restauración, reparación de ámbitos importantes económicos, sociales y políticos porque el país tiene que continuar hacia delante.

“La ruta es hacia el desarrollo, el progreso y la transformación, y para eso siempre tiene que haber una visión. Nuestro pueblo confía en que la visión no pudo haber sido destruida por los incidentes recientes”, apuntó Acosta.

“Hay una visión de desarrollo, una visión de transformación. Se puede constatar fácilmente que definitivamente los 11 años de Gobierno del Comandante Daniel Ortega superan con creces en términos de indicadores monetarios, indicadores fiscales, sociales, los de producción, los de empleo, los de formalidad, que los 16 años anteriores”, explicó.

Señaló el salto dado en los últimos años en indicadores importantes como el consumo de energía, electrificación, agua potable, producción avícola y producción bovina. Además también se avanzó considerablemente en la reserva interna bruta, la base monetaria y la cobertura de meses de reserva.

Son números que no mienten y están muy distantes de lo que hicieran los anteriores gobiernos neoliberales.

Antes de abril de 2018 el Gobierno Sandinista había logrado un punto de inflexión en la economía y en lo social. “Definitivamente, el pueblo, los ciudadanos, tienen que confiar en que no hay razón de cambiar de rumbo. Debemos continuar por esa ruta y concentrar los esfuerzos y recursos para seguir transformando el país, mejorando competitividad, contribuyendo a la productividad, apoyados en los productores, trabajadores, empresarios y al final de cuentas, son los que hacen un país grande, no son los gobiernos los que hacen un país grande, es la suma nacional lo que hace un país grande”, advirtió Acosta.

“Eso ha sido un planteamiento histórico desde los 80 y se reafirma en el 2007 y ha dado grandes resultados, resultados importantes, aunque estamos claros de que hay mucho que hacer, que hay un sector —por suerte muy pequeño— que debe estar claro de que el juego se acabó”, resaltó en alusión a los que cuestionan el impulso económico de Nicaragua.

Adelantó que en todas las proyecciones estaba claro que Nicaragua, con lo logrado hasta abril de 2018, podría crecer en promedio cinco por ciento hasta el 2022. Pero lo que cambió ese indicador no tiene nada que ver con la gestión pública del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, no tiene nada que ver con los agentes económicos, no tiene que ver con nuestro pueblo; son otros lo que afectaron esa curva hacia lo negaivo. Y es responsabilidad de todos, el Gobierno, los agentes sociales, los trabajadores, los productores, los campesinos dejar eso atrás y volver a la senda, instó Acosta.

La caída más fuerte fue en junio y a partir de ahí hubo una recuperación permanente en la renta bruta que son las ventas generales y en diciembre se alcanzó la meta del 100 por ciento, enfatizó.
mem/ybb

también te puede interesar