Nicaragua

¿Regresó la culebra misteriosa a la Laguna de Masaya?

Una fotografía revive una leyenda que habita en las profundidades de la laguna

culebra-misteriosa
Laguna de Masaya |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Una inusual fotografía revivió la popular leyenda de la mítica culebra, que según nuestros ancestros, habita en las profundidades de la Laguna de Masaya.

En la foto tomada por la responsable de Medio Ambiente de la Alcaldía de Masaya se observa parte de la laguna y una extensa, larga y gruesa sombra bajo el agua que ha hecho suponer a muchos que esa es la culebra que habita en dicho lugar.

“Andábamos haciendo jornada de limpieza y supervisión en la parte del malecón cuando observamos algo extraño en la laguna, así que decidimos bajar”, contó con asombro Milagros García.

Según contaron los testigos el largo bulto que se movió rápidamente bajo el agua.

“Unos dicen que es la serpiente misteriosa, otros que era una corriente de agua, basura o que la laguna se estaba limpiando”, detalló Milagros quien recordó parte de los misterios que envuelven la historia de la Laguna de Masaya.

De acuerdo con la leyenda recopilada por el fallecido doctor Enrique Peña Hernández, la historia se remonta al tiempo de nuestros aborígenes que plasmaron la leyenda en los petroglifos del Cailagua, que cuentan la captura de una enorme serpiente que puso un huevo que reventó a los tres días en agua pura y cristalina, dando origen a la laguna de Masaya.

De acuerdo con la historia recopilada, en una zona que comprendía Monimbó, Nandasmo y Nindirí existía un extenso bosque de todo tipo de árboles donde un día de tantos apareció una enorme serpiente con cuernos, por lo que decidieron consultar al brujo e la zona.

Este les expresó que la serpiente podría ser provechosa y lo mejor era amarrarla a un tronco de guácimo para que no huyera, pero el enorme reptil reventó todos los mecates y bejucos que la ataban.

Una vez más los lugareños consultaron al brujo y les ordenó que cortaran mechones de cabellos a todas las señoritas indias de 12 a 14 años de edad y elaboraran un cordel y la amarraran al árbol de guácimo que de esa forma ya no podría soltarse.

Tras la ruptura del huevo de agua el mágico bosque quedó bajo la laguna donde se presume que habita la serpiente que presuntamente reclama sus primicias año con año, y por eso la creencia que en dicho balneario siempre habrá ahogados.

mem/ybb

también te puede interesar