Nicaragua

Daniel: Debemos valorar más que nunca la fuerza de la paz

La paz ha significado para Nicaragua la oportunidad de tener seguridad, estabilidad y con ello, combatir la pobreza y la extrema pobreza, manifestó el Presidente de la República en acto de graduación de cadetes

EP30
El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, y la Vice Presidenta, Compañera Rosario Murillo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, destacó este martes la importancia de la paz para el pueblo nicaragüense después de tanta guerra, terror y crimen en el pasado, durante el acto de graduación de 56 cadetes del Ejército de Nicaragua, encabezado también por la Vice Presidenta, Compañera Rosario Murillo.

Los nicaragüenses debemos valorar hoy más que nunca, la fuerza de la paz. Tras décadas de terror y lucha, del año 1990 hasta abril de 2018, hemos tenido tiempos de paz. Por eso hoy estamos más convencidos que nunca de la importancia de la paz para poder retomar el camino que tenía Nicaragua, de bienestar social, refirió.

Por eso es tan fundamental defender la paz. Cuando hay inestabilidad y violencia en cualquier país del mundo, por muy poderoso que sea, se afecta la seguridad de las personas. La paz ha significado para Nicaragua la oportunidad por primera vez, de tener seguridad, estabilidad y con ello, combatir la pobreza y la extrema pobreza. Ir logrando crecimiento en la economía nacional, desarrollar programas sociales hasta el milagro que dentro de poco inauguramos la carretera para unir la zona del Caribe Sur con el Pacífico, manifestó.

Ustedes queridos oficiales que se han graduado esta noche del 11 de diciembre de 2018, son soldados de la paz. De un ejército que es la paz, pero que tiene la fortaleza, la firmeza, la preparación, que combate el narcotráfico y el crimen organizado, que es un combate por la paz.

Asimismo, resaltó que la promoción haya sido honrada con el nombre del compañero eterno Julio Ramos. Queridos hermanos jóvenes que se han incorporado a nuestro Ejército como oficiales, hoy honran a Julio Ramos al darle este nombre a la promoción. Honor a quien honor merece.

Recordó los sucesos acaecidos en Francia, cuando un hombre abrió fuego en las inmediaciones de un mercado navideño. Hace pocas horas, en Francia, entrada la noche, un tipo empezó a disparar, mató a dos personas, hirió a seis, y el gobierno tuvo que llamar a la población de Estrasburgo para que no se movieran de los lugares donde estaban. Se paraliza la sociedad cuando hay terror, terrorismo, violencia, guerra.

Cuánto se ha logrado avanzar en Nicaragua en tiempos de paz, y con un Ejército trabajando para la paz y, a la vez, garantizando la defensa del territorio, de la soberanía y de la autodeterminación. Una batalla contra el narcotráfico, contra el crimen organizado, un flagelo que tanto daño hace a pueblo hermanos, expuso el Comandante Daniel.

Cuánto dolor y muerte todos los días provocados por este flagelo. Ahí está el valor de la paz. Se ha defendido la integridad del país, con inteligencia y firmeza. Siempre hemos tomado el camino del derecho para defensor nuestro territorio, en la Corte Internacional de Justicia y luego respetando lo que manda la Corte. Esto le ha dado a Nicaragua una gran seguridad y una gran fortaleza, más allá de la mala voluntad que puedan tenernos algunos que quisieran que no se respetaran los fallos de la Corte Internacional de Justicia, expuso.

De igual manera, recordó momentos tristes de época de la dominación yanqui. Una patria sin soberanía, sin autodeterminación, sin independencia, sometida a la dominación del imperio yanqui. Y a los presidentes yanquis les hablaban de las barbaridades que cometían los efectivos de Somoza, esos oficiales que eran entrenados en Panamá, para torturar y matar.

Rememoró que en una ocasión, un mandatario de Estados Unidos expresó sobre el propio Somoza y sus incontables crímenes. Es un hijo de perra, pero es nuestro hijo de perra.

Los yanquis que compitieron por la abomba atómica y luego las lanzaron en Hiroshima y Nagasaki. Un acto brutal de terrorismo, que sigue teniendo la condena de los pueblos ciudadanos dignos del planeta. Ese es el imperio que se instaló aquí finalmente en Nicaragua, después de múltiples intervenciones que todos conocemos. Se instaló y logró sostenerse durante 45 años.

Cuánto dolor, torturas, desapariciones. Incontables muertes y daños. Finalmente se dio la liberación el 19 de julio de 1979, con las columnas victoriosas del pueblo.

El Presidente Comandante Daniel Ortega, además, rememoró las atrocidades cometidas durante las guerras mundiales. En este año 2018, se conmemoró el centenario de la primera Guerra Mundial. ¿Qué se logró con esa guerra? Destrucción y muerte, solo por intereses egoístas. ¿Qué dejó la Segunda Guerra Mundial? Tragedia, dolor, muerte, después del engendro que significó Hitler, que llegó al gobierno en Alemania, con el apoyo de grandes empresas y luego vino el terror, el expansionismo, la persecución, el racismo, el asesinato masivo de millones de judíos y en medio de esa violencia que sacudía en particular a los pueblos europeos, Estados Unidos participó para enfrentar a Hitler, pero se aprovechó de esa guerra para lanzar las bombas en Hiroshima y Nagasaki.

Las guerras dejan dolor en los pueblos, que sufren la violencia, y afectan la economía y los programas sociales, por la destrucción que se va multiplicando. Dicen en la sabiduría asiática, que la mejor batalla que se puede ganar es aquella en la que no se dispara un tiro. De qué sirven poderosos ejércitos, como el que existía aquí hasta el año 1979, bien armado para la época y bien entrenado, si lo que lo imponían al pueblo era dolor y sufrimiento, relató.

El Presidente Daniel Ortega, junto al Jefe del Ejército de Nicaragua, General de Ejército Julio César Avilés, entregó reconocimientos a los tres primeros expedientes y al graduando distinguido proveniente del Ejército de la República de Guatemala.

También participaron en el acto el Jefe del Estado Mayor del Ejército de Nicaragua, Mayor General Bayardo Ramón Rodríguez Ruiz; el Inspector General, Mayor General Marvin Elías Corrales Rodríguez; la Ministra de Defensa Martha, Elena Ruiz Sevilla; el Director General de la Policía Nacional, Primer Comisionado Francisco Díaz; entre otros invitados.

Daniel: Debemos valorar más que nunca la fuerza de la paz

Daniel: Debemos valorar más que nunca la fuerza de la paz

Daniel: Debemos valorar más que nunca la fuerza de la paz

Daniel: Debemos valorar más que nunca la fuerza de la paz

Daniel: Debemos valorar más que nunca la fuerza de la paz

ale/jos

también te puede interesar