Nicaragua

Insisten Sinapred e Ineter en mantener la alerta aunque disminuyan las lluvias

El pueblo siente el acompañamiento y preocupación de las autoridades

Insisten-Sinapred-e-Ineter-en-mantener-la-alerta-aunque-disminuyan-las-lluvias
Caminos anegados y afectados |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Nuestro modelo funciona y se hace evidente cada vez que una emergencia se declara en el país. Los nicaragüenses sabemos qué hacer y sentimos el acompañamiento de nuestras autoridades que están antes, durante y después que pase cualquier fenómeno meteorológico.

En ese sentido, las familias afectadas han visto la atención gubernamental que después de 48 horas de que los dos eventos meteorológicos impactaran en el país y cayeran cuantiosas lluvias provocando crecidas de ríos, lagos y las consecuentes anegaciones, el Presidente Daniel consideró oportuno declarar la Alerta Roja en buena parte del territorio nacional y mantener la amarilla en el resto de la nación.

Según informó el doctor Guillermo González durante una intervención en el programa Revista en Vivo,  en Matagalpa, hace tres días, cayeron alrededor de 100 milímetros de lluvia, lo cual originó una situación bien complicada por el desborde de los ríos con una rapidez poco vista en los últimos años.

En las mediciones que se han  hecho en esa localidad en menos de 40 minutos cayeron más de 120 milímetros que tomando en cuenta la topografía del lugar es un volumen de agua complicado.

Todo ello apenas ocho días después de haber sufrido otro temporal por el cual todavía teníamos suelos muy húmedos y ese volumen de agua originó unas inundaciones tan grandes.

Muchas familias quedaron afectadas, pero —insistió—el acompañamiento a la familia fue muy oportuno e inmediatamente comenzaron las labores de recuperación, entre ellas el adoquinado de las calles y la entrega de ayuda humanitaria con colchonetas, frazadas, alimentos y a pesar de las tragedias que dejó la naturaleza la gente ha logrado salir adelante.

Pero lo más importante se logró resguardar, la vida, recalcó González.

En Nueva Segovia el municipio más afectado ha sido Jalapa con viviendas anegadas y caminos afectados.

En tanto en el Triángulo Minero la mayor parte de los ríos crecieron rápidamente y las familias tuvieron que ser evacuadas.

Igualmente Tipitapa no tuvo los niveles de inundación de días antes aunque si creció el río Malacatoya y están alertas las comunidades de la orilla del lago.

En el transcurso del día vimos otros escenarios importantes como el de la represa de las Canoas que se llenaba a medida que llovía en Boaco.

Explicó el codirector del Sinapred que la Alerta Roja también tomó el Caribe Sur porque los ríos de la zona nacen en las montañas del país y corren hacia el Caribe y por ejemplo, en la Cruz de Río Sangre, está creciendo a pesar que en la noche bajó el nivel de las lluvias.

Suelos altamente saturados

La gran preocupación es que se siguen incrementando los niveles de saturación de los suelos y las lluvias de este martes fueron muy intensas en la zona norte.

Hay que tener en cuenta que el fenómeno también afectaba a Honduras y nuestros ríos tienen afluentes que vienen de esa zona y que ponen a nuestra gente  en peligro.

A pesar de que las lluvias disminuyan el agua de las lluvias de días anteriores sigue corriendo, por eso estos fenómenos no hay que verlos por el agua que cae, sino por la que corre.

Por ello, se insiste en que tenemos que tener prudencia, es muy difícil valorar a simple vista la velocidad, la fuerza y presión del agua mientras corre. Es superior a la capacidad del ser humano y casi siempre no es solo la masa de agua, sino que arrastra árboles, desechos, piedras que si nos golpean, pues es mucho peor.

No hay que ser imprudente y pensar que lo más valioso es la vida.

Pronósticos alentadores, pero sin levantar la alerta

Por su parte, el ingenio del Ineter, Marcio Baca, afirmó después de las seis de la tarde de este martes las lluvias comenzaron a descender, aunque sigue lloviznando en algunas zonas.

Pero afortunadamente el fenómeno meteorológico se está alejando poco a poco e irán descendiendo las precipitaciones a lo largo del día de hoy o en la noche.

Acá lo importante es que la primera emergencia que tuvimos nos dejó caer importantes lluvias.

Recordó que hace ocho días tuvimos lluvias de hasta 600 milímetros y en otros alrededor de 300 y en el más reciente cayeron alrededor de 200. Todo ello representa mucha lluvia por tanto en caso de que disminuyan todavía tenemos un suelo saturado y húmedo y no debemos descartar el hecho de que cualquier agua que vuelva a caer nos vuelva a afectar.

Los ríos no van a bajar rápidamente, sino que será muy lento.

Estamos atentos ahora a una onda tropical que se forma por la parte central del Caribe y de acercarse en los próximos días podría traernos nuevas lluvias, pero serían normales correspondientes al período de precipitaciones que estamos transitando.

En tanto González recalcó que debemos sacar lecciones de todo lo que hemos visto. Primero estar atentos a la saturación de los suelos y el hecho de que baje la intensidad de las lluvias no nos debe hacer pensar que estamos fuera de peligro.

Recordó que hasta el 30 de noviembre estaremos bajo la influencia de posibles afectaciones de este tipo

Por tanto, las medidas preventivas que adoptamos en la casa y la comunidad debemos mantenerlas, entre ellas podar árboles, fijarnos en nuestras casas si las lluvias o la humedad afectaron algo y darles tratamiento, revisar si se mojó nuestro sistema de electricidad.

Debemos asumir una actitud de prevención para tomar medidas y que no nos vuelva a ocurrir algún lamentable hecho, remarcó.

mem/ybb

también te puede interesar