Nicaragua

Daniel: Estados Unidos quiere gobiernos sumisos

El Presidente de la República denunció en una entrevista con Deutsche Welle las maniobras de EE.UU. contra Nicaragua

216433
Presidente de la República Daniel Ortega, en entrevista con Deutsche Welle |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Presidente Comandante Daniel Ortega denunció el plan ejecutado por Estados Unidos para a través de la violencia y la muerte, provocar un golpe de estado  y sacar del poder al Gobierno Sandinista.

Durante una entrevista a la periodista Carolina Chimoy, de la televisora alemana Deutsche Welle, el mandatario aseguró estar contento con lo que se logró construir en el país desde el año 2007 hasta el pasado 18 de abril del 2018, fecha en la que se puso en marcha el plan de los Estados Unidos de destruir el proyecto Cristiano, Socialista y Solidario que impulsa.

“Lo empezaron a tratar de destruir desde que nosotros llegamos nuevamente al gobierno en 2007, empezaron los Estados Unidos a trabajar para destruir y ahí se empezaron a armar grupos en la zona del campo presentados por la oposición”, dijo Daniel.

Quieren dominar a Nicaragua e imponer otro gobierno sumiso. Es por ello que en el período de la década del 90 hasta el 2007, en época de elecciones venían aquí altos funcionarios de los Estados Unidos, incluso el General Colin Powell,  para decirle al pueblo nicaragüense que no había que votar por el Frente Sandinista.  Pero nuestra llegada Gobierno “los irritó”, afirmó.

Recordó Daniel que en este mes de septiembre se conmemora la independencia de Centroamérica pero también la derrota del expansionismo yanqui en el país.

Llegaron atraídos por los políticos tradicionales que intentaban propiciar una ruta de tránsito por Nicaragua, lo cual nos trae a la historia del Canal interoceánico. “Desde que llegaron los españoles aquí, y los británicos también invadiendo Nicaragua, disputándose la ruta del Canal por Nicaragua, eso era lo que buscaban en Nicaragua”, dijo.

El mandatario consideró que el Presidente Donald Trump no tiene el tema de Nicaragua en su agenda, sino que éste está en la de los políticos de la Florida.

“Entonces desde ahí hacen cuerpo con otros congresistas y luego toman iniciativas que van al congreso, y es ahí donde se aprueban estas iniciativas”, denunció.

Del mismo modo, reflexionó que si el gobierno de los Estados Unidos quiere contribuir a la paz de Nicaragua y la región, debe ser respetuoso de las decisiones tomadas acá “y no estar conspirando continuamente en contra de gobiernos que no son enemigos de los Estados Unidos; somos enemigos de someternos a las políticas de la Casa Blanca”, apuntó.

Esas intenciones fueron las que llevó a Washington a levantar una campaña de muerte en Nicaragua y recordó que entre 2007 y abril de 2018, antes de esta nueva ofensiva, se contabilizó en el país un total de 150 muertos, asesinados por estos grupos que presentaban como patriotas, grupos armados.

El mandatario denunció que los grupos que se manifiestan, al margen de los grupos armados, son la continuidad del plan que se ha venido ejecutando.

El presidente dijo, además, que estos grupos que se hacen llamar pacíficos tienen armas: ¿De dónde salen por ejemplo los 22 policías muertos y los 350 policías heridos de bala?,  se preguntó.

Recordó que en el país en 11 años hubo manifestaciones, pero en ninguna murió una sola persona.

En cambio recordó la actividad del Frente Sandinista de hace unos años un 19 de julio, ya por la noche, cuando regresaban en buses las familias a sus comunidades, fueron atacados por estos grupos y ahí tuvimos muertos, incluyendo niños y ahí no hubo comunidad internacional que se conmoviera, señaló.

El mandatario afirmó también de que no existe en Nicaragua la persecución política.

Valoró que el adelanto de elecciones en 1990, de noviembre a febrero de ese mismo año, fue motivado por circunstancias muy distintas a las que se viven actualmente el país.

Un golpe de Estado

“Aquí lo que ha sucedido en estos momentos es un intento de Golpe de Estado. Los golpistas son las fuerzas alimentadas y financiadas por los Estados Unidos y que han estado haciendo presión. Son conocidos, son bien conocidos, los golpistas son los que se lanzaron a atacar con armas a la Policía, a las alcaldías, a incendiar, a destruir el país, a buscar como destruir la economía, esos son los golpistas, es un segmento donde se confinan partidos políticos de derechas con ONGs”, señaló.

Entre ellos, apuntó que existen algunos estudiantes e incluso altos jerarcas de la Iglesia católica que muestran una clara posición golpista. Recordó que incluso, en sus tiempos de niñez hubo obispos que servían a la dictadura de Somoza.

“Yo diría que ahí tenemos obispos que están realmente interesados en que se busque la paz en Nicaragua, obispos que están comprometidos. Hay otros obispos que están comprometidos con el golpismo, totalmente, abiertamente comprometidos con el golpismo, lo dicen. Cuando tienes una Conferencia Episcopal, donde tienen un grupo de obispos que abiertamente lo dicen, que están a favor del golpe, entonces eso contamina a la Conferencia Episcopal como institución”, refirió.

Al respecto, dijo que el dialogo más importante es el que ya se está realizando entre la población en sus barrios y sus comunidades.

“Seguir trabajando por la paz, eso estamos haciendo, que no tengamos más muertos, es lo más importante. Estamos en el dialogo, afirmó.

El presidente negó que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas haya sido expulsado y se refirió a la nota de la cancillería donde se explicó que el trabajo para el que se les había llamado ya había concluido y que por tanto cesaba su visita.

“Porque él estaba aquí a invitación del Gobierno de Nicaragua”, aclaró.

No se lancen contra Nicaragua

El mandatario ante el ofrecimiento de Alemania dijo que el mayor apoyo de naciones como esa y la comunidad internacional en general, debe ser el decirle a los Estados Unidos que no se lancen nuevamente contra Nicaragua.

“Porque ellos son los que están al frente, el que lleva la vocería en la OEA, es el representante de los Estados Unidos, hablando de los derechos humanos y ellos sencillamente no están (en la CIDH)… el que marca la agenda es el que pone la plata ahí, porque Estados Unidos pone el 50 por ciento de los fondos para la OEA, entonces él marca la agenda”, comentó.

El Comandante valoró que el trabajo de esas organizaciones en Nicaragua es el de dar acompañamiento y no el de suplantar a las autoridades nacionales como el Poder Judicial, ni a la Fiscalía.

“Si no estaría ya intervenido el país, estaríamos en una situación ya en la que estaríamos desintegrando los Poderes del Estado”, dijo.

Recordó que la iniciativa de adelanto de elecciones fue en primera instancia del representante de los Estados Unidos en la OEA. “O sea, es una decisión norteamericana, salir ya del Gobierno Sandinista, aprovechar, entonces ellos (la Unión Europea) al sumarse a esa posición no están abonando a que se encuentre la paz y la estabilidad en Nicaragua, porque sencillamente están alimentando la política intervencionista de los Estados Unidos en Nicaragua. Aquí tuvimos elecciones ya en 2016 y tendremos elecciones en 2021”, explicó.

“Tendremos la oportunidad en 2021 de ir de nuevo y ahora en marzo del próximo año tenemos elecciones en la Costa Caribe, tenemos un régimen de autonomía y ahí hay que ir a votar para elegir a los Consejos Regionales”, expuso.

En otra parte de la entrevista Daniel afirmó que el gobierno está asumiendo la situación económica y no pueden estar dependiendo eternamente de la cooperación de la comunidad internacional o de países como Venezuela.

“Tenemos relaciones con todos los países del mundo, con unos tenemos intercambios de más, con otros intercambio menor, tenemos fondos de parte de los organismos internacionales que es lo que nos ha permitido avanzar, es decir, la cooperación venezolana se han mantenido aún en estas condiciones difíciles, Venezuela lo que ha podido y nosotros también colocando algunos productos allá en Venezuela”, refirió.

Señaló que el pueblo está claro de quiénes fueron los que atentaron contra la economía: “no ha sido el Gobierno, los que atentaron contra la economía son los Golpistas que tuvieron de rehén al pueblo totalmente encerrado, encarcelado durante casi noventa días”, señaló.

El Comandante se refirió al compromiso que tiene el sandinismo con el bienestar y el progreso del pueblo y aun perdiendo las elecciones en la década del 90, se trató de recuperar el poder por la vía democrática. “Nunca se nos ocurrió dar un Golpe de Estado, nunca se nos ocurrió como oposición ir a provocar un Golpe de Estado”.

Afirmó además que estamos en una guerra caliente en la que hay países en vías de desarrollo víctimas de las políticas hegemonistas.

El presidente de Nicaragua dijo que ha decidido dar entrevistas ahora que el tema ha sido retomado a nivel internacional. “Sabíamos cómo Estados Unidos iba a buscar cómo hegemonizar contra Nicaragua esta situación para buscar cómo salir del Gobierno nicaragüense y lo estamos viendo. Estados Unidos al frente de la batalla en la OEA, dictándole la agenda a la OEA y Estados Unidos al frente del consejo de seguridad (de la ONU) dictando la agenda también”, expresó.

Concluyó diciendo que los ataques de los Estados Unidos a Nicaragua, surgen porque es un pueblo pequeño que se le reveló históricamente a un gigante. “Y ese ejemplo para ellos es inadmisible”.

ale/ybb

también te puede interesar