Nicaragua

Proyecto China-Taiwán-INTA busca reducir pérdidas en cosechas de frijol

El trabajo apoya a productores organizados en 210 bancos de semilla para que puedan lograr mayores resultados

Proyecto China-Taiwán-INTA busca reducir pérdidas en cosechas de frijol
Proyecto China-Taiwán-INTA busca reducir pérdidas en cosechas de frijol |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El Proyecto Investigación y Desarrollo para el Fomento de la Productividad de Frijol en Nicaragua tiene en los bancos de semillas un mecanismo esencial para distribuir y dar a conocer las nuevas variedades a los productores.

Ejecutado por el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la hermana República de China-Taiwán, la idea se desarrolla en el periodo 2016-2020, con el fin apoyar a los pequeños productores, a través de Bancos de Semilla de Frijol.

Una de las metas es lograr suplir y obtener semillas de calidad. Hasta el momento, el INTA tiene 16 variedades disponibles de frijol con categoría genética, básica y registrada, que son adaptadas al cambio climático, la sequía, la humedad y tiene demanda comercial con alto contenido en hierro y zinc.

Neo Gungchau Sung, Gerente del proyecto frijol, señaló que trabajan para desarrollar un sistema y distribuir la técnica que trabaja el INTA y Taiwán, a través de los Bancos Comunitarios. “Esta semilla tiene mejor tecnología, con el fin de reducir el riesgo de pérdida en cosechas, resistencia al calor, y se puede cosechar más rápido”, agregó.

Durante un recorrido por el área de la estación experimental de frijol La Compañía, ubicada en San Marcos, Carazo, se conoció más sobre el trabajo de investigación, tecnología, proceso de aporreo, cosecha y traslado.

En este centro hay 20 manzanas de producción de semilla registrada. Desde el 2016 a la fecha, se ha logrado una producción de 800 quintales de semilla registrada, que vienen a suplir los Bancos de Semilla.

Por su parte, el investigador del INTA, Donaldo Calderón Matey, explicó que en este centro experimental le dan mantenimiento a las variedades INTA Rojo, INTA Fuerte Sequía, INTA Rojo Jinotega, INTA Norte, Frijol Nutritivo y Rendidor y Roja Extrema Sequía, entre otras variedades.

“Una vez que se realizan evaluaciones, se depuran las mejores líneas que se puedan adaptar en diferentes zonas, incrementan la semilla experimental y la distribuyen en las regiones con los investigadores del INTA y luego se trabaja con los Bancos de Semilla”, refirió Calderón.

El proyecto apoya a productores organizados en 210 bancos de semilla en la región 1,4 y 6, para que puedan producir semillas y garantizar a su comunidad. “Esto consiste en que los productores mantengan su semilla y una vez que finalice el proyecto, sean autosostenibles y puedan mantener su semilla y variedad por muchos ciclos”, afirmó el investigador.

Asimismo, valoró que este proyecto es de mucho interés y que esperan una segunda fase. “Lo importante es que los productores están adoptando estas tecnologías que vienen a suplir sus necesidades económicas y de seguridad alimentaria del país”, señaló.

niv/jos

también te puede interesar